Real Madrid impuso jerarquía y derrotó al PSG en la Liga de Campeones

Real Madrid impuso jerarquía y derrotó al PSG en la Liga de Campeones

El equipo español perdía 0-1, pero le dio vuelta y ganó 3-1. Cristiano Ronaldo, la figura.

Cristiano Ronaldo

Cristiano Ronaldo, delantero portugués.

Foto:

Reuters

15 de febrero 2018 , 03:23 p.m.

La jerarquía saltó a la cancha vestida de blanco, impecable y elegante como siempre. Apareció cuando el Real Madrid más necesitaba de ella, de su ímpetu, de su valentía, y le imprimió el coraje y la experiencia que a veces se le refunden en la cancha. Con esas armas reencontradas el Madrid le dio un golpe de autoridad al PSG en el Santiago Bernabéu: ¡3-1!

La dama de blanco, esa arma secreta que no abandona al Madrid, apareció cuando el PSG lo tenía arrinconado; cuando Neymar, Mbappé y Cavani combinaban esfuerzos y talento para llevarse la victoria en el partido de ida de octavos de final de la Liga de Campeones; cuando iban 1-1, y cuando el equipo local lucía temeroso e indefenso. Fue cuando Cristiano Ronaldo y su corte recuperaron la categoría y fueron por la victoria.

El partido fue fiel a las expectativas: se esperaba un PSG vehemente y osado, y así fue. Se esperaba un Madrid confundido –tal como ha estado en toda la temporada–, y así fue. Solo que su reacción fue letal. Comenzó ganando el PSG con una jugada por la derecha, un centro al área, taquito de Neymar, la defensa blanca aturdida, y el remate preciso de Rabiot: 0-1, y parecía que el visitante terminaba de hundir el prestigio madridista, machacado con sus eliminaciones en la Copa del Rey y, prácticamente, en la Liga. Pero no.

Aunque ese gol es hoy un diamante que ilumina al PSG, porque fue de visitante y lo mantiene vivo, puede ser insuficiente. Sobre todo por todo lo que falló. Un penalti, que el equipo francés no parará de discutir, por un contacto sutil contra Kroos, fue el que cambió la historia. Cristiano, que no anda en su mejor momento, no iba a fallar semejante ocasión de gol. Tomó impulso, respiró hondo, soltó el aire con fuerza, la cámara lo enfocó y pareció nervioso, pero era un vil engaño: Cristiano amaga hasta en los gestos. Pateó con seguridad, a un palo, con fuerza. Y gol.

En el segundo tiempo, el partido se inclinó otra vez. El PSG asumió el control. Pero el arco se le cerró. Real Madrid lo esperó primero como una mascota dócil, que en realidad fue una bestia dormida. Cuando despertó, reaccionó con furia, con un par de ataques demoledores, rápidos y letales.

Rabiot

Rabiot celebra su gol.

Foto:

Reuters

Estuvo al borde del abismo. Tan solo cinco minutos después Cavani tuvo el 0-2, pero su disparo lo despejó Casemiro cuando la ruidosa hinchada parisina cantaba el tanto. Esta acción defensiva pareció despertar el gen europeo del Real Madrid, que se resistió a entregar su corona con tanta prontitud.

Sin brillo, pero con corazón volvió al pulso. Areola volvió a protagonizar una magnífica parada a tiro de un desaparecido Karim Benzema, pero en el saque de córner el árbitro señaló penalti en una acción de Lo Celso sobre Toni Kroos. Cristiano Ronaldo cumplió con su cita con el gol. El luso había marcado en todos los partidos de la presente Champions y no falló para devolver al Real Madrid al partido y a la eliminatoria en un momento clave, justo antes del descanso.

Cristiano Ronaldo

Cristiano Ronaldo celebra su primer gol.

Foto:

Reuters

Apareció otra vez Cristiano, quien estaba parado, como siempre, en el lugar más oportuno, para demostrar que hace goles hasta de carambola. La pelota le llegó de rebote y solo tuvo que empujarla de rodillazo: 2-1. Después, Marcelo tuvo un espacio regalado y no desperdició semejante ganga. Anotó el segundo con un remate que tomó por sorpresa al portero: 3-1. Ahora sí, la casa estaba en orden.

Es cierto que falta el partido de vuelta, el 6 de marzo, y que será en el Parque de los Príncipes, la inexpugnable casa del PSG, pero nadie puede negar hoy que el Madrid dio un golpe de autoridad, porque aunque cojea y está lejos del nivel que lo llevó a ganar dos veces seguidas la Champions, impuso el peso de su experiencia.

Cuando la diosa jerarquía invadió la cancha vestida de blanco, le devolvió el orgullo y el honor que el Real Madrid traía refundidos. Y cuando el equipo de Zidane reencuentra esas armas, no encuentra quien lo pare.

Síntesis:

Real Madrid: Keylor Navas; Nacho, Varane, Sergio Ramos, Marcelo; Casemiro (Lucas Vázquez, m.79), Kroos, Modric, Isco (Asensio, m.79); Cristiano Ronaldo y Benzema (Bale, m.68).

PSG: Areola; Dani Alves, Marquinhos, Kimpembe, Yuri Berchiche; Verratti, Lo Celso (Draxler, m.84), Rabiot; Mbappé, Cavani (Meunier, m.65) y Neymar.

Goles: 0-1, M.33: Rabiot. 1-1, M.45: Cristiano Ronaldo, de penalti. 2-1, M.83: Cristiano Ronaldo. 3-1, M.86: Marcelo.

Árbitro: Gianluca Rocchi (ITA). Amonestó a Neymar (m.14), Lo Celso (m.25), Isco (m.32), Rabiot (m.64), Nacho (m.78) y Meunier (m.90).

Incidencias: Partido de ida de los octavos de final de la Liga de Campeones disputado en el estadio Santiago Bernabéu ante unos 82.000 espectadores.

PABLO ROMERO
Redactor de EL TIEMPO
Twitter: @PabloRomeroET

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.