Real Madrid no quiere un infierno en Nápoles, en la Liga de Campeones

Real Madrid no quiere un infierno en Nápoles, en la Liga de Campeones

Los italianos, que perdieron 3-1 en la ida, intentarán la remontada. James no sería titular.

Entrenamiento Real Madrid

Los jugadores del Real Madrid entrenan antes del juego antes de Nápoles.

Foto:

AFP / Carlo Hermann

07 de marzo 2017 , 08:23 a.m.

Un ambiente infernal en San Paolo, con el que la afición del Nápoles quiere empujar a su equipo a la remontada tras el 3-1 de la ida de octavos de final de la Liga de Campeones, medirá la fiabilidad de un Real Madrid capaz de lo mejor y lo peor en el 2017, que recupera a su líder, Cristiano Ronaldo, y para el que el colombiano James Rodríguez fue convocado, pero muy seguramente no estará entre los once titulares.

“Los espera un San Paolo calentito”, advirtió el portero del Nápoles, Pepe Reina, nada más salir derrotado del Santiago Bernabéu. El estadio del Nápoles y un rival de fútbol vertical de calidad son el examen al que se somete un Real Madrid al que le llega la hora de la verdad cuando intenta huir de una irregularidad que marca su presente.

Para sorpresa de muchos, encontró el mejor de sus niveles del curso en un día repleto de presión y sin sus grandes referentes ofensivos. La ausencia de Gareth Bale y Cristiano Ronaldo frente al Eibar invitó al esfuerzo colectivo y una actitud de jugadores de la segunda línea que, incluso, provocan un debate sobre el cartel de indiscutible que tiene colgado la BBC. Ese día, James anotó un gol y puso otro, y Marco Asensio también anotó.

Zinedine Zidane no tiene ninguna duda en alinear a Bale, Benzema y Cristiano, en un día señalado en rojo en el calendario y al que llega con gran parte de sus titulares descansados. Dani Carvajal, Marcelo, Toni Kroos, Bale y Cristiano no jugaron ante el Eibar y tendrán que dar su mejor versión física para ayudar al Real Madrid a alcanzar los cuartos de final. Para ello es clave marcar, y el Real Madrid es garantía de ello. Lo ha hecho en sus 46 últimos partidos, en una racha de récord que se inició el 30 de abril del 2016.

Cristiano Ronaldo liderará el ataque recuperado de sus molestias físicas. Formará con Bale, que no jugó en Ipurúa por sanción, y Karim Benzema, que, sin sus fieles compañeros de ataque, desató la mejor de sus versiones en un día que mostró lo que la afición del Real Madrid desea de él.

El once será el de gala de Zidane, con tan solo Pepe ocupando el puesto que ya era fijo del lesionado Raphael Varane. Casemiro, Kroos y Modric sostendrán a un equipo que necesita del esfuerzo solidario de todos para hacer bueno el resultado de la ida.

Nápoles recibirá al Real Madrid con el objetivo de remontar y lograr una hazaña histórica. Se encomendará al apoyo del San Paolo, un estadio que se convierte en un fortín en los grandes partidos europeos, donde los azzurri solo perdieron uno de los últimos veinte encuentros disputados.

Los napolitanos podrán contar en el San Paolo con 60.240 espectadores, que están preparando un gran ambiente para empujar a sus futbolistas. Sin embargo, centenares de hinchas ya empezaron a jugar su propio partido al recibir al Real Madrid en su llegada al hotel de Nápoles con cánticos que comenzaron a meter presión desde que pisaron suelo italiano.

Luego de caer en el partido de ida, el Nápoles pasó por un difícil momento a nivel moral, pero el último triunfo logrado en el campo del Roma en la Serie A italiana le volvió a dar optimismo.

A excepción del defensa Lorenzo Tonelli, el técnico Maurizio Sarri podrá contar con toda su plantilla, y todo apunta a que alineará al mismo once que jugó en el Santiago Bernabéu el pasado 15 de febrero.

En busca de un milagro

Arsenal buscará, frente a un Bayern Múnich que llega a Londres en su mejor momento de la temporada, una remontada que se antoja imposible para evitar así su séptima eliminación consecutiva en octavos de final de la Liga de Campeones. El juego se verá por Fox Sports a partir de las 2:45 p. m., y el colombiano David Ospina, muy seguramente, será titular.

Los hombres de Arsene Wenger, humillados en el Allianz Arena (5-1), confían en dar un susto al conjunto alemán e intentar, al menos, competir y llevarse una victoria balsámica después de los últimos resultados adversos.
El conjunto del norte de Londres llega al partido de vuelta de octavos de final después de caer en tres de los últimos cuatro compromisos ligueros -el sábado sucumbió 3-1 a manos del Liverpool- y fuera de los puestos de Champions League.

EFE

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA