¡Colombia, con fútbol y garra frente a Uruguay!

¡Colombia, con fútbol y garra frente a Uruguay!

La Selección enfrenta al líder de la tabla. Ya sabe cómo derrotarlo y quiere repetirlo en casa.

fg

Los jugadores de la Selección Colombia celebran el triunfo contra Paraguay.

Foto:

Reuters

11 de octubre 2016 , 02:03 p.m.

El sueño nacional de la carrera de 24 meses de duración va por la mitad del camino. Y si deseamos tener el final feliz, con el esperado brindis de vodka, la Selección Colombia de fútbol debe superar este martes (3:30 p. m., en el estadio Metropolitano Roberto Meléndez) el obstáculo de Uruguay.

¿Recuerdan que hace un año y tres días –el 8 de octubre del 2015– hablamos del comienzo de ese sueño y de la clasificación al Campeonato Mundial de Fútbol 2018?

¿Recuerdan que era en el inicio de las eliminatorias a Rusia 2018, en ese arranque en Barranquilla contra Perú?

¿Y que el deseo final era escuchar el grito ¡Dobro pozhalovat! (¡bienvenidos!, en lengua rusa)?

El balance es positivo en mitad de camino. El equipo dirigido por José Pékerman es cuarto en la tabla de posiciones, con 16 puntos.

De esa manera, sugiero que aprendan lo básico de esa lengua rusa, con palabras como piviet (hola) o spaciba (gracias)...

Kolumbiyskiye sootiechestvienniki: mi imieyem polovinu biliet, no mi ni mozhem doveriyat. ¿Entendieron? Por supuesto que no. Eso, escrito en ruso, significa: “Compatriotas colombianos: tenemos medio tiquete, pero no nos podemos confiar”.

No se puede fallar

En otras palabras, el equipo no puede fallar. Ahora, en el inicio de ese segundo tramo, en ese comienzo de la ronda de vuelta de las eliminatorias, hay que pisar más firmes, más seguros. Y sumar tres puntos.

El rival de este martes, Uruguay, llega como líder, con 19 puntos. Y una delantera temible, formada por Luis Suárez y Édinson Cavani.

Pero también como líder llegó en marzo pasado a nuestro escenario Ecuador, y no solo perdió, sino que inició una racha de tres derrotas que apenas frenó el jueves pasado venciendo como local a Chile.

Un triunfo permite dar caza a Uruguay y, de paso, pegar otro salto en el objetivo ruso 2018.

Uruguay es primero y tiene una delantera peligrosa, pero Colombia, en Barranquilla, lo asusta.

Los charrúas de aquí se han ido goleados en las tres últimas oportunidades en que han disputado las eliminatorias mundialistas: 3-1, 5-0 y 4-0.

Ayer tenían previsto entrenar a la hora del partido para acostumbrarse al ‘infierno’ del Metropolitano Roberto Meléndez (al final, por lluvia, se fueron a la cancha del Country Club). Pero eso no sirve. Indagaban si era cierto que si llovía antes del pitazo inicial, la cancha del Metro era más caliente.

La respuesta es sencilla: ¿más caliente? Claro: ¡sale fuego!

Un uruguayo, el delantero Álvaro Recoba, confesó que en un partido en el estadio situado en la Ciudadela 20 de Julio, cuando era joven y el choque apenas comenzaba, fue a apoyar en defensa un tiro de esquina a favor de Colombia. Y corría, y corría, pero se ahogaba y no avanzaba, mientras veía cómo pasaban, casi flotando, los defensores locales Iván Ramiro Córdoba y Amaranto Perea.

“No creía todo lo que me habían dicho, pero ese día me di cuenta de que es un calvario jugar en Barranquilla”, manifestó el popular ‘Chino’.

A capitalizar ventaja

Pero esa situación natural de Barranquilla, que favorece a la Selección tricolor, hay que capitalizarla en el terreno de juego.

¿Y cómo?

Con fútbol, con acciones deportivas en conjunto, defendiendo, que forma parte del fútbol, y poniendo mucha garra, dando un extra en cada pelota disputada, sin dar nada por perdido y luchar hasta el final, porque el juego se acaba cuando se acaba.

Pero, en especial, atacando, intentando buscar la victoria, porque el triunfo es el mejor resultado y respalda la campaña que el jueves tuvo un punto alto con el éxito de visitante ante Paraguay, gracias al gol sobre el final del volante Edwin Cardona.

Luis Fernando Muriel, que nació en Santo Tomás, población cercana a esta ciudad, y sabe a la perfección lo que significa jugar en Barranquilla en condición de local, dice que se debe aprovechar el desgaste físico de Uruguay y transformar las oportunidades en goles.

Muriel espera, incluso, anotar él, tras confiarse y no hacerlo en los tres últimos partidos en que ha actuado como titular por la confianza depositada por el director técnico Pékerman y su respuesta de ida y vuelta, con apoyo en mitad de la cancha, sin abandonar su condición de atacante.

“Espero que esta sea la vez buena. Estoy haciendo las cosas bien, estoy trabajando bien. El gol será una consecuencia del buen trabajo que vengo realizando”, manifestó el delantero, quien milita en el Sampdoria italiano.

Muriel seguramente irá por el costado izquierdo, acompañando en el frente de ataque a Carlos Bacca, que también espera salir de la racha de tres encuentros con la selección nacional sin anotar.

Recuerdo de hace 3 años

No fallar en el público es aumentar ese aliento, acostumbrado por el barranquillero y el visitante en el estadio, y en la energía positiva que transmiten, a la distancia, los millones de colombianos en cualquier lugar del mundo para apoyar a su selección.

Hoy no puede ser la excepción y, como valor agregado a la alegría en las tribunas, un pretexto es recordar que hace tres años, en el mismo Metropolitano, Colombia empató a tres goles con Chile, tras terminar el primer tiempo abajo 0-3, y clasificó a Brasil 2016, luego de 16 años de ayuno mundial.

Este martes, frente al líder Uruguay no podemos fallar y debemos poner toda la garra, esa misma que caracteriza al rival de turno, de un rico historial con dos campeonatos mundiales entre sus logros.

Una victoria nos acerca, como escribimos hace un año en el arranque de este sueño de largo camino, a la rica y amplia y compleja cultura rusa, con las famosas muñecas matrioska, la Plaza Roja, la tradicional sopa borsch y el circo ruso.

Un triunfo, ojalá con la ventaja amplia de los últimos tres partidos contra este mismo Uruguay y la alegría de siempre dentro y fuera del estadio, nos dejará más cerca del brindis que el país espera hacer a más tardar en octubre del otro año. Y, por supuesto, con vodka.

ESTÉWIL QUESADA
Redactor de EL TIEMPO
@EstewilQ

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA