¡Qué sea miércoles ya! (Opinión)

¡Qué sea miércoles ya! (Opinión)

Pero la vida no tiene esos felices atajos. Así que preparémonos para tener un martes de terror.

09 de octubre 2017 , 08:11 a.m.

Este martes será un día largo y tormentoso. Nos levantaremos con zozobra, con una incómoda ansiedad, como la que nos ha invadido desde el jueves en la noche. Seguro rogaremos para que las horas se pasen volando, y nos mentiremos, porque en realidad no queremos que llegue el momento. Si pudiéramos elegir, elegiríamos que ya fuera miércoles, que nos despertáramos con la noticia, sin el tormento de los 90 minutos contra Perú. Queremos evitar ese dramático martes. Intentémoslo.

Es miércoles en la mañana. Nos despertamos y los ojos están pesados. Hemos dormido las últimas 24 horas. Nos lanzamos de la cama, presurosos, sin recuperar el equilibrio. Trastabillamos por los pasillos, buscamos el periódico que llegó temprano. No queremos matar el momento con la inmediatez del Twitter. No queremos prender la radio porque la primera frase matará la expectativa. Queremos que el momento que alargamos sea, ojalá, épico.

Sabemos, antes de enterarnos, que la noticia del partido que no vimos definirá nuestro estado de ánimo en los próximos cuatro años. Si no vamos a Rusia, será una frustración irreparable; si lo logramos, sonreiremos y nos uniremos al festejo de los valientes masoquistas que sí vieron ese partido de terror.

Porque aunque confiamos en la selección, sabíamos desde el jueves pasado que no sería fácil, que un gol peruano sería una daga; que un gol argentino o chileno nos sacaría el corazón del pecho. El caso es que ya no podemos alargar más la expectativa. Ese mismo corazón ha comenzado a trabajar por lo que no vivió anoche. Y se sale... 

Así que es hora. Ahí está el periódico, y en la foto de primera página está James, ¿o tal vez es Falcao? El caso es que aquel personaje de sonrisa enorme, y que coge con su mano derecha el escudo de la selección, debió ser el héroe de la noche que no existió. Entonces nos enteraremos, al fin, y sonreiremos, aliviados...

Pero la vida no tiene esos felices atajos. Así que preparémonos para tener un martes de terror. La Selección que no derrotó a Paraguay, así lo quiso. Y ya no hay más por decir. La clasificación está en sus manos. Nosotros apenas rogaremos que lo logren y que sea miércoles ya.


PABLO ROMERO
Redactor de EL TIEMPO
90 MINUTOS
Twitter: @PabloRomeroET

MÁS COLUMNAS

Columnistas

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA