Meluk le cuenta... (Barranquilla: un debate legítimo)

Meluk le cuenta... (Barranquilla: un debate legítimo)

Sé que al cuerpo técnico de la Selección le daba jaqueca jugar en esta cancha.

15 de octubre 2017 , 08:54 p.m.

“Leí en su diario que esta ha sido la peor campaña de local de la Selección en la eliminatoria. Pero lo que no leí, porque nadie lo ha dicho tampoco, es que la Selección jugó en la peor cancha de toda la eliminatoria. Le invirtieron no sé cuántos miles de millones de pesos y la cancha es malísima. Y no se lo digo a manera de disculpa: mire el penalti que pateó Teo con el Junior, mire el córner que pateó el jugador de Paraguay, mire el tiro que falló James...”, me dijo una persona muy, pero muy cercana, casi que de la médula de la Selección Colombia. Me lo contó el miércoles pasado, apenas unas horas después de la clasificación al Mundial en Lima.

La cancha del Metropolitano de Barranquilla se cambió este año con una inversión de unos 1.000 millones de pesos por parte de la Alcaldía de la ciudad. Sé que la cancha (no el clima, no la ciudad, no el público, no la afición) le dio jaqueca al cuerpo técnico de la Selección. Ese dolor de cabeza es tan cierto como que la Tierra gira alrededor del Sol.

Para tranquilidad de los barranquilleros, también se sabe que José Pékerman no jugará allí una eliminatoria más. Su contrato termina con el Mundial de Rusia. Como dijo el sabio Carlos Valderrama: “Al profe lo contrataron para clasificar”. Misión cumplida.

A los innegables números de esta peor campaña local en una eliminatoria (rendimiento de 62,5 por ciento, el mismo de Perú por ejemplo), desde Barranquilla se responde en legítima defensa con otra cifra indiscutible: allí Colombia tiene una efectividad de clasificación histórica del 83,33 por ciento. Así lo escribió Estéwil Quesada, editor general del periódico ADN en la ‘Casa de la Selección’ y presidente de la seccional del Atlántico de la Asociación Colombiana de Periodistas Deportivos (Acord).

Quitarle el acento regional a este debate es imposible, pero la discusión es genuina y sobrepasa a la simple “jauría cachaca” de la que hablan en Barranquilla. La polémica también supera la frase dicha este domingo en estas páginas por Ramón Jesurún, presidente de la Federación de Fútbol, tan barranquillero como el arroz de lisa y la sopa de guandú: “Barranquilla es la sede natural de la Selección, pues se ha clasificado a cinco mundiales y ante eso la sede no se discute”.

Pero la discusión sí es válida. Es legítimo el querer de otras plazas por tener a su Selección como es legítimo el querer retenerla. En Barranquilla se construye una sede de la Federación, como ya se construyó en Bogotá y Armenia. Ese no es argumento.

Así como se pide flexibilidad de la Liga local en su programación para favorecer a la Selección y se les exige a los clubes ceder a los jugadores a tiempo y dar toda la colaboración para las convocatorias, hay que cerrar filas sobre el principio de qué le conviene más a la Selección.

Hay que tener en cuenta que en la Conmebol existe desde hace años una sana teoría de equidad deportiva: cada país escoge su sede (o sus sedes) haciendo que todos los rivales tengan igual condición de enfrentamiento en altitud o en llano. Brasil se pasea por su país en estadios en el llano. Venezuela hace lo mismo.
Pensar en repartir un partido en Barranquilla, otro en Bogotá, otro en Medellín, uno más en Cali y otro en Manizales no es posible.

En un hipotético caso de hacer esta ‘Vuelta a Colombia futbolera’ o se juega en ciudades de llano como Barranquilla, Cali, Cúcuta y Pereira, incluso Medellín por ejemplo (que ya fue aceptada una vez por ser considerada “de mediana altura”), o se quedan en la altitud superior de Bogotá, Manizales, Pasto o Tunja.

Confieso que como viejo defensor de jugar siempre en Barranquilla y siempre a las 3:30 p. m., me sorprendieron las opiniones expertas de médicos y preparadores físicos (muchos de ellos con experiencia en la Selección) sobre la mayor conveniencia para el equipo de jugar en el ‘Metro’ al caer la tarde o en la noche. ¡Plop!

¿Quién debe escoger la sede? En principio natural, el cuerpo técnico, aunque siempre se habla de presiones financieras de los directivos de la Federación para aumentar los ingresos, pero los dirigentes deben saber ya (supongo) que la mejor manera de proteger y aumentar las finanzas de la entidad es clasificando a los mundiales.

Aquí lo que hay que tener siempre presente y en claro es que la sede por sí sola no juega, ni gana partidos y que en el fútbol un buen equipo con buenos jugadores clasifica en cualquier parte. Pero también creo que no hay que temerle a un debate que es legítimo sobre la base de que el nombre de la sede no está tallado en piedra y sobre qué le conviene más a la Selección Colombia en la próxima eliminatoria para el Mundial de Qatar 2022.

P. D. Yo, cachaco, sigo creyendo que se debe jugar en Barranquilla y a las 3:30 de la tarde.


Meluk le cuenta…

GABRIEL MELUK
Editor de Deportes
Twitter: @Meluklecuenta

MÁS COLUMNAS

Columnistas

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA