Colombia debe enfrentar a Brasil sin temor y con un juego sólido

Colombia debe enfrentar a Brasil sin temor y con un juego sólido

Tras el empate con Venezuela, la Selección necesita corregir y buscar la victoria contra el líder.

Carlos Sánchez

Carlos Sánchez, jugador colombiano.

Foto:

Reuters

03 de septiembre 2017 , 06:29 p.m.

Para enfrentar a Brasil, soy de la idea de que Colombia tiene que proponer. Eso significa que debe buscar el partido, pero hacerlo inteligentemente, sin desordenarse, sin desesperarse. Buscando resolver las situaciones a partir del juego colectivo. Si la inspiración individual aparece, pues bienvenida. Pero lo que hace la identidad de un equipo es el conjunto. Colombia tiene que recuperar eso, pero tiene que ser más constante. Es la mejor manera: contra Brasil hay que proponer ofensivamente, ahogar su salida, presionarlo, recuperar en su campo y tener referenciados a sus posibles receptores.

El tema del funcionamiento como equipo es primordial. Colombia debe plantear un partido más de conjunto que desde la resolución individual. Por lo que vi frente a Venezuela, cuando hubo esa conexión, esos apoyos, esos enlaces entre los jugadores, se generaron las mejores situaciones de gol a favor de Colombia. Creo que ese tiene que ser el camino: volver a encontrar esa cohesión entre sus jugadores y el circuito futbolístico que puedan generar estos con sus movimientos individuales. Eso es fundamental para poder lastimar a cualquier rival y por supuesto contra Brasil.

Pero, ojo, Colombia tiene que tomar la iniciativa, no solo porque estará jugando de local y porque necesita ganar para estar más cerca de Rusia 2018, sino porque es una de las maneras como a Brasil se le puede incomodar, teniendo el balón, no perderlo rápidamente, no dejar que ellos puedan hacer lo mismo con la pelota dominada, y poderles tapar la línea de los pases, porque esa es una de las características del Brasil de Tite, que cuando sale jugando hasta con su arquero siempre tiene líneas de pase abiertas, ya sea con sus laterales, con sus volantes internos o extremos. A partir de ahí comienza la generación del fútbol de Brasil.

¿Se les puede presionar? Claro, pero hay que saber hacerlo, hay que ser muy coordinados en la presión, tener referencia de los posibles receptores, que las líneas de Colombia estén cortas y no estiradas para que esa presión dé un mejor efecto. Cuando Brasil recupera busca a uno de los volantes internos, a Paulinho o a Renato, o en su defecto a Neymar o a Coutinho. Difícilmente buscan al punta directamente. Hay que estar atentos con ellos. Esto demanda mucha concentración y movimientos muy asertivos porque si Brasil rompe esa presión tendrá espacios para atacar.

Por otro lado, creo que Colombia sí puede sacar a sus laterales al ataque, pero hay que saber en qué momento, no hacer por hacer, sino cuando el rival dé esa posibilidad de atacarlo, y cuando Colombia esté equilibrada en esa transición, porque se sabe de la calidad que tienen los jugadores de Brasil en un contragolpe.

Obviamente, Colombia tendrá una enorme preocupación con la presencia de Neymar, que es un jugador desequilibrante desde lo individual y así es como rompe esquemas defensivos. Entonces hay que tratar de estar siempre cerca de él y cuando se pueda, anticiparlo. Pero, además, su marcador debe tener un respaldo cercano. Si se le tapan las líneas de pase, él siempre va a enganchar hacia adentro, pero si el lateral está cerca y el volante también, Neymar va a tener menos espacio. Y si lo tiene, hay que escalonarlo, hacerle doblajes porque tiene un gran regate en velocidad.

Cambios y táctica

En cuanto a los cambios, el técnico José Pékerman es el que tiene esa linda responsabilidad, pero desde mi humilde punto de vista, me llamaría la atención poder ver a Teófilo Gutiérrez, porque para este partido él puede ser un jugador que le dé otro tinte a esa parte ofensiva de Colombia, no solo por su calidad individual, sino por esa búsqueda de encontrar esos circuitos futbolísticos de los que he venido hablando, y que el Metropolitano es su casa.

Con respecto a la posibilidad de que Teo juegue, recordemos que hizo muy buena pareja ofensiva con Falcao en la anterior eliminatoria y en otros partidos en los que jugaron juntos. Creo que hay que buscar esas sociedades, esos enlaces futbolísticos con los volantes, con los laterales y con los delanteros, para sorprender a Brasil.

Radamel Falcao García

Teófilo Gutiérrez se abraza con Radamel Falcao García.

Foto:

Archivo EL TIEMPO

Obviamente, espero que James pueda estar en este partido, porque un jugador de su experiencia, de su calidad, de su capacidad y su ascendencia es importantísimo y pesa mucho contra este tipo de rivales. James da fútbol. Es un jugador que se asocia muy bien y tiene juego en corto y en largo, una gran pegada en movimiento y en pelota quieta, y llega muy bien a posición de gol. Puede ofrecer cosas distintas a lo que vimos contra Venezuela.

A Falcao lo vi bien contra Venezuela, tuvo sus oportunidades de anotar. Cuando Colombia se une a través de una buena elaboración de sus jugadas con varios toques es que se abren espacios y es cuando Falcao tiene las mejores posibilidades para generar peligro y definir.

Selección Colombia

Acción de juego del partido entre Colombia y Venezuela.

Foto:

AFP

Ya en el esquema táctico, debe ser el que más ha utilizado el técnico, que es el 4-2-3-1, pero hablando de Teófilo, en esa línea de tres cuartos ofensivo, puede ser el hombre que se mueva detrás de Falcao o al lado de él en circunstancias del partido. Claro, uno imagina esa línea con Cuadrado por la derecha y con James en la izquierda. ¿Y jugar con dos puntas definidos? No sé si el profe lo haría. Pero por situación de juego seguramente veremos muchas veces esa figura, con el entrar y salir de Teófilo, si es el elegido. Teniendo en cuenta que él es el jugador que puede ayudar a que Colombia vuelva a juntarse a partir de pases cortos y así tener confianza y más precisión a la hora de hacer circular el balón.

Para corregir

Ya en cuanto al juego pasado, vi que Venezuela muchas veces filtró pelotas y aprovechó la distancia que había entre la última línea defensiva y la de volantes. También vi algunos movimientos no muy coordinados. Y a veces les ganaron la espalda a los laterales. Eso frente a otros jugadores puede ser peligrosísimo. Hay que ajustar un poco que no haya tanto espacio entre esas líneas defensivas. Y ser lo más fuertes en el hombre a hombre, reconociendo las virtudes de los jugadores de Brasil.

Otra cosa para corregir: cuando no se encuentran los caminos colectivos, se cae mucho en intentar resolver individualmente y a veces no es lo más aconsejable y debería primar la paciencia. Además, en las oportunidades que se tengan para anotar hay que ser lo más eficaces posibles, porque en este tipo de juegos el ser contundentes es de vital importancia, por cómo son los partidos, muy cerrados.

Finalmente, quiero decir que a Brasil sí se le puede ganar. ¡Claro que sí! No tengo duda. Pero el camino es recuperar ese juego en conjunto, esas pequeñas sociedades para poder llegar con sorpresa y peligro al arco rival y reitero aprovechar al máximo las opciones de gol ¡Vamos, Colombia!

SERGIO A. GALVÁN REY
Para EL TIEMPO
* Máximo goleador de la historia del fútbol colombiano y analista de Win Sports.

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA