Klose, goleador de los mundiales, es polaco, no alemán

Klose, goleador de los mundiales, es polaco, no alemán

El delantero es otro de los casos de nacionalizados que han brillado representando a otro país. 

Miroslav Klose

Miroslav Klose, ya retirado del fútbol, decidió jugar para la selección de Alemania, con la cual se convirtió en el máximo goleador de la historia de los mundiales, con 16 tantos.

Foto:

EFE

26 de octubre 2017 , 11:21 p.m.

Que haya futbolistas jugando para una selección diferente a la de su país de nacimiento no es una novedad ni mucho menos un caso aislado. Es un hecho constante y añejo en el fútbol mundial, en el que los seleccionadores no se cohíben para elegir a jugadores que por su doble nacionalidad, y cumpliendo los reglamentos Fifa (no actuar en dos selecciones diferentes de mayores), pueden aportarle para suplir sus determinadas necesidades e incluso para ser determinantes.

Lo hizo en el pasado Alfredo Di Stéfano, el legendario jugador argentino que jugó para la selección española. Después de él, uno de los mejores de la historia, ha habido muchos que han decido jugar para otra nación, en la cual eventualmente echaron raíces.

Un caso moderno y resonante es el del atacante polaco Miroslav Klose, quien decidió jugar para la selección de Alemania, con la cual se convirtió en el máximo goleador de la historia de los mundiales, con 16 tantos. Klose ya se retiró, pero dejó el legado de lo que significa triunfar en tierra ajena y hacerlo con total entereza, como si fuera la suya.

Entre los jugadores activos que brillan en selecciones diferentes de las de su país de origen hay casos reconocidos, como los del defensor brasileño Pepe, que defiende actualmente la camiseta de Portugal, o de Thiago Motta, que también nació en Brasil pero juega para la selección italiana.

Diego Costa

Diego Costa (der.) es de origen brasileño, pero juega con la selección de España.

Foto:

AFP

Otro ejemplo es el del atacante Diego Costa, otro de origen brasileño que se inclinó por jugar con la selección española, habilitado porque nunca jugó un partido oficial con la pentacampeona del mundo.

Las principales potencias europeas siempre han recurrido a futbolistas foráneos, nacionalizados, para mejorar sus planteles. Alemania, la actual campeona mundial, se ha nutrido, por ejemplo, de otros polacos como Lukas Podolski. También está el caso de los hermanos Boateng: Jérôme, nacido en Ghana y que juega para Alemania, y Kevin-Prince, oriundo de Alemania y que juega para Ghana.

Por su parte, los franceses siempre se han nutrido de los jugadores africanos, de los países que fueron sus antiguas colonias, como Patrice Evra (Senegal), Paul Pogba (Guinea) o Bacary Sagna (Senegal) y muchos otros. Lo mismo pasa con muchos jugadores portugueses de origen africano.

En Suramérica hay más casos, como Gonzalo Higuaín, atacante que nació en Francia y viste la camiseta de Argentina; Jorge Valdivia, nacido en Venezuela y que defiende a Chile, o el arquero Fernando Muslera, que nació en Argentina y juega para Uruguay.

DEPORTES

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA