James comenzó de suplente la nueva era de Heynckes en Bayern Múnich

James comenzó de suplente la nueva era de Heynckes en Bayern Múnich

El colombiano jugó solo 16 minutos en el triunfo sobre Celtic. Dura lucha por ser titular.

James Rodríguez

James Rodríguez, volante colombiano.

Foto:

AFP

18 de octubre 2017 , 09:49 p.m.

El panorama no es el más esperado para James Rodríguez con el nuevo entrenador del Bayern Múnich, Jupp Heynckes. Este miércoles el jugador arrancó de suplente en el partido que el Bayern Múnich le ganó de local 3-0 al Celtic de Escocia, en la tercera fecha de la Liga de Campeones. Jugó los últimos 16 minutos.

El pasado fin de semana, luego de su retorno tras jugar con la Selección Colombia en la eliminatoria y clasificar al Mundial de Rusia, James no estuvo en el partido de la Bundesliga alemana contra el Freiburgo. Por eso se esperaba su posible presencia este miércoles. Pero tuvo pocos minutos de juego para sobresalir.

Aunque el cambio de DT –con la salida de Carlo Ancelotti, quien expresamente había pedido a James– es aún reciente, lo que ha quedado claro hasta el momento es que James no va a tener nada fácil la titularidad en el equipo alemán, en el que los jugadores de más preponderancia en el plantel, los mismos que habrían provocado la salida de Ancelotti, son fijos: Müller, Robben, Boateng, Hummels, y el por ahora lesionado Ribery...

Este miércoles, el Bayern empezó con un planteamiento táctico 4-2-3-1, el mismo que tenía el anterior entrenador como base. El puesto que en teoría podría ocupar James, el de volante por la banda izquierda, fue para Kingsley Coman. Justamente cuando entró el jugador colombiano fue por él, pero cuando ya iban 77 minutos de juego. Es decir que, con el descuento, jugó tan solo 16 minutos.

En este tiempo que estuvo James Rodríguez en la cancha, en el partido de Liga de Campeones, actuó principalmente por la zona izquierda, retrocediendo unos metros para armar por momentos una línea de cuatro volantes, con Arturo Vidal, Rudi y Rafinha. Sin embargo, tuvo libertad para crear, para moverse por otras zonas.

Por ejemplo, su mejor intervención en los pocos minutos que estuvo en la cancha fue cuando pasó a la zona derecha y desde allí le hizo un pase magnífico al chileno Vidal –con el que comparte el idioma y con el que más se le ve dialogar en la cancha–, que terminó con un buen remate del jugador austral que fue atajado por el portero.

Como en el Madrid

La suplencia de James en este partido, que el Bayern liquidó con relativa facilidad, con goles de Müller (17 PT), Kimmich (29 PT) y Hummels (6 ST), recordó la mala época que tuvo el jugador en el Real Madrid, cuando su técnico de entonces, Zinedine Zidane, lo elogiaba en las conferencias de prensa previas a los partidos, pero no lo ponía a jugar.

Y es que en los últimos días el que ha hablado de James es el propio Heynckes, quien antes del partido dijo: “Conozco a James de su tiempo del Mónaco y de su época en el Real Madrid; jugó además muy bien en el Mundial. En Colombia es un jugador famoso, tiene muy buen olfato de gol y buen trato de pelota, creo que va a aportar mucho”. Pero este miércoles lo llevó al banco y le dio pocos minutos.

James Rodríguez

James Rodríguez, volante colombiano.

Foto:

EFE

Sin embargo, no hay que olvidar que en su presentación oficial en el club, el DT también recordó que James habla otro idioma y deberá superar esa dificultad: “James no habla alemán; el fútbol alemán es distinto al de Suramérica”.

No será una situación fácil, pues el DT se la está jugando, al menos por ahora, con los jugadores que más y mejor conoce, los que tuvo en su última etapa en el club. Sin contar a Ribery, quien está lesionado pero también es una de sus cartas, y que cuando reaparezca dificultará más las posibilidades de James.

El régimen del DT

Este miércoles, antes del partido contra el Celtic, el diario Bild de Alemania publicó un artículo en el que destaca seis conceptos disciplinarios del régimen del entrenador Heynckes: el primero es la prohibición del celular en ciertos escenarios, algo que no le incomodaba a Ancelotti; lo otro es la puntualidad, como muestra de respeto de cada jugador hacia los demás; tercero, la limpieza en el propio vestuario, que debe correr por cuenta de los propios jugadores, para que mantengan la humildad, según el diario; el quinto punto es que al parecer, el DT les ha pedido a los jugadores que no armen clanes que dificulten el manejo del grupo. Y, por último, un riguroso control de la dieta de los jugadores, por lo que la comida después de entrenar será obligatoria.

DEPORTES

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA