Millonarios empató 1-1 con Independiente en la Copa Libertadores

Millonarios empató 1-1 con Independiente en la Copa Libertadores

De penalti, el capitán Cadavid anotó para los embajadores, pero Gigliotto anotó la igualdad final.

Millonarios

Millonarios

Foto:

EFE

17 de mayo 2018 , 09:35 p.m.

La aritmética dice que Millonarios llega vivo a la última fecha del grupo G de la Copa Libertadores. Las cuentas: ganarle a Corinthians en Sao Paulo y esperar a que haya un empate entre Independiente y Deportivo Lara. La realidad, el fútbol mostrado y la nómina que tiene son para aterrizar a la gente: Millonarios prácticamente sentenció su continuidad e incluso está en riesgo que pueda ir a la Copa Suramericana.

El partido de este jueves fue un resumen de la campaña de Millonarios en el semestre, que ya le costó la eliminación de la Liga: posesión de pelota improductiva, escasas opciones de gol, y ni hablar de remates al arco. En el primer tiempo, solamente tuvo una aproximación, un remate de Matías de los Santos, con la canilla, ni siquiera pleno, que pasó por encima del arco, nada más. En cambio, las pocas veces que Independiente quiso mostrar algo, puso a trabajar a Wuilker Faríñez.

Eso sí, a Millonarios hay que abonarle la entrega y la voluntad, que cuando la usa bien le da frutos, como en la jugada que termina en el penalti que sancionó el árbitro chileno Roberto Tobar por una mano de Fernando Amorebieta. Andrés Felipe Cadavid marcó el 1-0 a los 14 de la segunda etapa.

Esa entrega y esa voluntad, mal administrada, suele costarle cara a Millonarios. Después del 1-0, el partido subió de tono. Se puso al rojo vivo, candente, y no por la camiseta del rival, sino porque se calentaron de lado y lado. El duelo de guapos quedó sin decisión.

Millos pareció estar un poco más cerca del 2-0, pero la falta de experiencia, con una nómina con muchos nuevos y con muchas grietas en la defensa, le pesó: Juan Camilo Salazar tuvo el segundo en un mano a mano con el portero Martín Campaña y lo tiró afuera. Y luego, Ayron del Valle tuvo otra opción y la estrelló en un rival. De ese rebote salió el gol de Independiente, que en un contragolpe dejó en evidencia todas las fallas de la zaga azul. Faríñez no puede salvar siempre. Emmanuel Gigliotti recibió un pase de Silvio Romero y anotó el 1-1.

El remate del partido fue igual al de casi toda la temporada, en especial en los encuentros clave como local: desespero, en la cancha y en la tribuna, donde 18.634 espectadores sufrieron cada vez que Independiente los atacaba. Faríñez terminó siendo la figura del partido, atajando dos pelotas de gol al final, y el asistente de occidental, Claudio Ríos, terminó dándole una mano a Millos al levantar la bandera erróneamente en una jugada que era gol legal de Independiente.

Las cuentas para seguir en la Libertadores están ahí. Las de la Suramericana: ganar en Brasil, o un empate con Corinthians y una victoria de Independiente. La realidad: como en su momento pasó con Junior y Santa Fe, necesita un milagro. Y a los otros no se les dio.

DEPORTES

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.