Los siete pecados que hicieron que Colombia perdiera el año

Los siete pecados que hicieron que Colombia perdiera el año

Cierra el 2016 por fuera de la clasificación a Rusia 2018. ¿Cómo califica a Pekerman?, sondeo.

fg

Los jugadores de la Selección Colombia se lamentan por la derrota.

Foto:

AFP

16 de noviembre 2016 , 10:08 a.m.

Modelo de juego:e l modelo más habitual del equipo es el 4-2-3-1. Pékerman se casó con esa idea y ha intentado consolidarla, pero no le está dando resultado. Este sistema, muy propio de los equipos modernos, está fallando en la selección porque las sociedades no funcionan y porque individualmente andan en bajo nivel. El único hombre de área está quedando aislado y el balón le llega muy poco. Cuando ha cambiado, ha sido para asegurarse defensivamente y no le ha resultado. (Lea también: Saldo en rojo: Colombia debe hacer 11 puntos en 6 juegos)

Inoperancia ofensiva: Colombia hace rato perdió capacidad ofensiva. Su motor de ataque está fundido y no ha encontrado quién lo encienda. Al delantero (al único de turno) no le llega el balón con claridad y está siendo el gran sacrificado (ni Borja ni Falcao ni Bacca). El equipo no encuentra la ruta de gol ni por las bandas ni por el centro. No hay juego colectivo y por lo tanto no hay sociedades.

Alineaciones del DT: Pékerman no solía cambiar mucho sus alineaciones de un partido a otro. Pero en este remate del año comenzó a variar en exceso, tanto que contra Argentina hizo siete modificaciones con respecto al equipo que empató con Chile, entre otras cosas por suspensiones y lesiones. Sorprenden algunos cambios contra Argentina, como la salida de Abel Aguilar o la presencia de Balanta que sufrió mucho como lateral izquierdo (aunque conoce la posición), en el reciente partido; o la alineación de Orlando Berrío frente a Chile.

La renovación estalló: la renovación de la selección tras el mundial de Brasil 2014 tuvo su punto alto a comienzo de este año, cuando derrotó a Bolivia y Ecuador. En esos juegos aparecieron o se consolidaron jugadores como Óscar Murillo, Daniel Torres, Sebastián Pérez, Guillermo Celis, Edwin Cardona… Fue la mejor versión de la Selección posmundial. Sin embargo, en vez de afirmarse, esta selección, con este recambio, va en contravía en el remate del año. Hoy Pékerman apela a los de la experiencia (James, Cuadrado, Sánchez, Falcao, Bacca, Ospina, Macnelly) para intentar encontrar una luz. (Lea también: 'A Colombia le faltó experiencia; cometimos errores': Pékerman)

Barranquilla ya no mete miedo: si bien el Metropolitano fue un fortín en épocas anteriores de otras eliminatorias, en esta ocasión se han dejado escapar puntos contra rivales directos. El calor infernal y la humedad hacen mella también en los jugadores de la selección y se siente el desgaste en los jugadores, cuya mayoría juegan en ligas de Europa. En esta eliminatoria suramericana al Mundial de Rusia 2018, Colombia perdió 0-1 el año pasado con Argentina por la fecha 4, y recientemente, en las fechas 10 y 11, Uruguay y Chile lograron empates (2-2 y 0-0), respectivamente. De esos nueve puntos de local, apenas se sumaron 2. Ahí, gran parte del déficit, claro, con equipos grandes del área y que están peleando el cupo a la Copa Mundo. Ya no puede perder más puntos en casa.

Fallan los laterales: ha sido reiterativo. El técnico Pékerman lo ha intentado llamando a jugadores para esas posiciones, luego de la salida de Juan Camilo Zúñiga y Pablo Armero, quienes bajaron su nivel y perdieron sus puestos. Lo ha intentado con Santiago Arias, el de mayor regularidad en la última época con la selección. También ha convocado a Daniel Bocanegra, lesionado en estos momentos y con buena proyección, y Frank Fabra y Farid Díaz aún no convencen al estratega. Helibelton Palacios, Darwin Andrade, Éder Álvarez Balanta, de muy opaco debut frente a Argentina, no han respondido a la expectativa con la cual llegan a la selección. De manera que el esperado recambio en los laterales aún no se ve. (Le puede interesar: Meluk le cuenta... (Lo mejor es que se acabó este año))

Los ‘cracks’ no aparecen: James Rodríguez está lejos del buen nivel que mostró a su llegada a Real Madrid o de sus buenos partidos con el Mónaco francés o el Porto de Portugal. Se nota cansado, desesperado e incómodo en la selección, sin jerarquía. En ocasiones sin un acompañante que respalde su trabajo. Carlos Bacca, hombre gol y de muy buena campaña en la pasada temporada con el Milán italiano, anda con la pólvora mojada en su club y en la selección tampoco responde. Pasa por un momento en el que quiere salir de su equipo y buscar un nuevo aire. Falcao García apenas está saliendo de una rebelde lesión. Tiene carisma y poder mental frente a la afición, pero aún está sin ritmo de competencia. Su poder goleador no está en duda, pues en su nueva etapa con el Mónaco está muy motivado, pero hay que darle más tiempo para que llegue óptimo a la recta final de la eliminatoria.

DEPORTES

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA