Cerrar el mediocampo, uno de los objetivos de Colombia en Quito

Cerrar el mediocampo, uno de los objetivos de Colombia en Quito

La Selección necesita cortar el juego de los ecuatorianos y que no piensen con facilidad.

Carlos Sánchez

Carlos Sánchez recibe indicaciones de José Pékerman.

Foto:

AFP

28 de marzo 2017 , 10:42 a.m.

En altura se tiene que hacer un partido inteligente”, pedía el infalible Carlos Sánchez, quien será, nuevamente –obviamente-, la voz cantante de Colombia en el medio campo, un sector donde bien puede definirse el partido contra Ecuador, clave para los dos en el rumbo de la Eliminatoria a Rusia 2018.

Y esa inteligencia tiene que pasar porque Colombia asegure la zona. ¿Cómo? Con tres volantes dotados para la labor, dura, ardua, a veces sucia, de cortar el juego. Sin la confirmación oficial de la nómina, hay varias opciones que, mezcladas o individualmente, deben aportar seguridad y sorpresa.

Primero, la seguridad. Y para eso está Sánchez, a quien no se le pide más porque siempre se pasa. Junto a él, hay alternativas. La primera es apelar a la experiencia, a la buena estatura y al ‘primer pase’ que ofrece Abel Aguilar, un hombre de la confianza de Pékerman y quien conoce las funciones desde Brasil 2014.

Abel Aguilar

Abel Aguilar celebra su anotación.

Foto:

EFE

Junto a ellos bien puede aparecer Edwin Cardona en una línea de tres, otro de potencia y fiereza en la marca, pero con un detalle que puede desequilibrarlo todo: media distancia. Hablamos de Edwin Cardona, quien además tiene a su favor que suele jugar en altura, con Monterrey de México. Él ha logrado triunfos con sus violentos remates y eso avala su posible llegada a la titular.

Sin embargo, si el DT quisiera mantener la base del triunfo contra Bolivia (1-0), apretado y todo pero al fin triunfo, puede haber una doble línea de 4, con Macnelly más obligado a hacer tareas de marca y con Mateus Uribe aprovechando las opciones que de Ecuador para protagonizar veloces descolgadas. Con ellos y, por ejemplo, Miguel Borja en punta, se apostaría a la ‘pequeña sociedad’ de Nacional.

Mateus Uribe

Mateus Uribe, jugador colombiano.

Foto:

AFP

El problema en el medio campo ecuatoriano está, por fortuna para Colombia, sancionado: Noboa y Bolaños. Sin ellos manejando los hilos hacia los costados, lo más probable es que aparezcan Pedro Quiñónez, Jefferson Orejuela, Antonio Valencia y Ángel Mena o Jefferson Montero. En resumen, potencia pura en media distancia y ventaja en duelos directos. Por eso, la clave es aislarlos, presionarlos incluso en campo y taparles hasta la más mínima opción de pase.

Colombia ha logrado triunfos importantes apostando a asegurar el medio campo en defensa y desde ahí abrir espacios para Cuadrado, James y el delantero de turno. Esta vez, ante la imperiosa necesidad de sumar, no sería descabellado intentar la misma estrategia.

Redacción Futbolred

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA