Argentina anda sin constancia en la eliminatoria

Argentina anda sin constancia en la eliminatoria

El equipo dirigido por Edgardo Bauza viene de empatar en la fecha 9 contra Perú.

fg

Gonzalo Higuaín, delantero argentino.

Foto:

AFP

09 de octubre 2016 , 08:28 p.m.

Con Paraguay en el horizonte cercano, el panorama de Argentina es tan inquietante como cuando lo enfrentó en la primera rueda, en Asunción, hace un año. Ya no están Martino ni Ramón Díaz en ambos seleccionados, pero algunas incógnitas e insatisfacción en cuanto al juego y los resultados perduran en el equipo que ahora responde a Edgardo Bauza.

Finalizada la primera mitad de la ruta a Rusia 2018, las eliminatorias se transformaron en un subibaja para Argentina.

Hubo que remar de entrada para levantar el ancla de un comienzo con dos puntos sobre nueve (derrota con Ecuador y empates contra Paraguay y Brasil). Por entonces, la manera de encontrar más rápido al seleccionado en la tabla era empezando desde abajo: penúltimo, solo por encima de Venezuela, furgón de cola durante toda la clasificación.

Después llegó un periodo de bonanza, con cuatro triunfos consecutivos, serie que se inauguró en Barranquilla, tierra mayormente promisoria cada vez que Argentina está con el agua al cuello. Ocurrió con Passarella rumbo al Mundial 1998, con Sabella hacia el de 2014 y ahora con Martino, antes de que el descalabro de la AFA lo empujara a la renuncia. Luego vinieron las victorias en Santiago frente a Chile; contra Bolivia y en Mendoza frente a Uruguay, cuando el equipo, con 11 o con 10 tras la expulsión de Dybala, siempre se entregó a la inteligente tutela de Messi.

Con el 1-0 sobre la formación de Óscar Tabárez, Argentina escalaba a la primera posición. Dos encuentros después, con los empates frente a Venezuela y Perú que desnudaron un funcionamiento irregular y desconcertante, el seleccionado está quinto, en puesto de repechaje, la ubicación más baja al cabo de una primera rueda desde que las eliminatorias se disputan en una única zona continental.

La situación no es angustiante, pero sí requiere atención y una rápida mejoría. Sobre todo porque Uruguay apunta a llegar al Mundial sin pasar por el peaje del repechaje que tanto conoce; Brasil se despertó de la mano de Tite, que le encontró a Neymar un gran socio en el juvenil Gabriel Jesús; la Colombia de Pékerman es fiable cuando hace falta, y Ecuador salió del bache en el que había caído al vapulear 3-0 a Chile.

Y aunque todavía falta un año, el calendario le marca a Argentina una última fecha a la que no convendrá llegar con urgencias: el 10 de octubre del 2017 visitará a Ecuador.

Bauza no está para distraerse con preocupaciones futuras porque bastante tiene con las presentes. Las suspensiones de Nicolás Otamendi y Ramiro Funes Mori le obligan a reformular uno de los pocos sectores del equipo en el que no pensaba meter mano para hacer correcciones.

Es el momento de tomar los mejores correctivos y recomponer el camino para comenzar a mantener una continuidad ganadora en la eliminatoria.

GDA/ La Nación Argentina

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA