El argentino clave en el festín de sobornos en la Conmebol

El argentino clave en el festín de sobornos en la Conmebol

Alejandro Burzaco dio detalles sobre coimas al capo del fútbol Julio Grondona y a Luis Bedoya.

Alejandro Burzaco, empresario argentino

El argentino Alejandro Burzaco es ahora testigo del FBI, al igual que el colombiano Luis Bedoya.

Foto:

Andrew Gombert / EFE

17 de diciembre 2017 , 11:01 a.m.

El argentino Alejandro Burzaco era el ‘rey’ de las transmisiones de los torneos de la Conmebol. Movía millones de dólares en cuentas en paraísos fiscales y durante al menos ocho años alimentó los bolsilloS de los dirigentes latinoamericanos a punta de jugosos sobornos.

Pero hoy, el multimillonario vive solo en Nueva York, cumple tareas comunitarias en una iglesia y es testigo en los casos que el FBI le ordene, para condenar a los presidentes de federaciones que aún se niegan a admitir que participaron en el festín de ‘coimas’ del Fifagate.

Hace un mes, un carro del FBI pasó por él y lo llevó al juicio contra el paraguayo Juan Napout, el brasileño José Marín y el peruano Manuel Burga, para que explicara cómo funcionaba el andamiaje de sobornos sobre el que reposó por años el fútbol suramericano.

Burzaco, de 53 años, aseguró que el gran capo fue su compatriota Julio Grondona, presidente de la Federación argentina desde 1978 hasta que murió, en julio de 2014.

Lo definió como el hombre que “lo sabía todo”, los pagos a los presidentes y hasta establecía y regulaba las tarifas de los sobornos: “Cuando un pago le parecía exagerado, sacaba una parte para él”. Grondona cobraba hasta por partidos amistosos y tenía una tarifa básica: 600.000 dólares por año. Pero luego, dijo Burzaco, subió a un millón y en 2012 a 1,2 millones de dólares.

“La mayoría de los pagos se le enviaban a su casa. En otras ocasiones se lo dábamos a su secretario privado, o lo depositábamos en el banco de su elección”, explicó el empresario. Y añadió que todos los socios de Torneos –TNT, Fox American Sports y, en particular, Fox Sports– sabían de los pagos que debían hacerse.

El capítulo ecuatoriano

Según Burzaco, Luis Bedoya, expresidente de la Federación Colombiana de Fútbol y testigo también en este caso, empezó a jugar en las grandes ligas de la corrupción en 2009.

La ambición era tan grande que Bedoya conformó, con Paraguay, Bolivia, Perú, Ecuador y Venezuela, un ‘club’ para presionar mayores pagos por los contratos de Copa Libertadores y Copa Suramericana. Desde entonces, Bedoya y su grupo empezaron a recibir entre $ 400.000 y $ 500.000 al año.

Sin embargo, Bedoya y el ecuatoriano Luis Chiriboga terminaron recibiendo más que el resto. En 2012, empezaron a recibir 600.000 dólares al año, porque se ofrecieron como garantes para que uno de los más fieros competidores de Burzaco no entrara al negocio: el uruguayo Francisco Paco Casal.

Desde entonces, el ecuatoriano Chiriboga se convirtió en el gran cómplice de Bedoya y en una especie de árbitro en el pulso por los derechos televisivos que enfrentó a Burzaco con ‘Paco’ Casal. Este último es un empresario uruguayo, considerado como el “dueño” del fútbol de su país, por representar a jugadores y tener un imperio de transmisión de partidos, a través del canal GolTV.

Según Burzaco, desde finales de la década del 2000, Casal buscaba los derechos de la Copa Suramericana y pensaba que él iba a traicionar a su socio Fox para favorecerlo. Burzaco dice que, cuando Casal se dio cuenta de que ese no era el camino, le ofreció un soborno.

“Casal tenía experiencia en dar coimas a todos los oficiales de la Conmebol para ganar los derechos de la Libertadores y la Sudamericana”, le explicó Burzaco a la Corte.

Casal está hoy en medio de la polémica porque, en junio, la Federación Ecuatoriana de Fútbol reveló que GolTV sería la nueva dueña de los derechos de transmisión del campeonato por los próximos 10 años.

Leoz y Cristina Fernández

Burzaco también habló de Nicolás Leoz, el todopoderoso presidente de la Conmebol de 1986 a 2013, que ahora está a la espera de que lo extraditen a Estados Unidos. Dijo que Leoz (de nacionalidad también colombiana) recibía 600.000l dólares al año por los derechos de la copa Libertadores, que le pagaba en bancos suizos. Y añadió que subió 1 millón de dólares la tarifa, a finales de 2000”.

Finalmente, Burzaco explicó que, en 2009, hubo un remezón en el fútbol argentino, cuando el gobierno de Cristina Fernández decidió comprar los derechos de la liga local para pasarlos gratis por señal abierta.

Para intentar retener los contratos de la segunda división, Burzaco dijo que les entregó US$ 4’000.000 a ejecutivos del programa gubernamental: Pablo Pallodino, jefe de Fútbol Para Todos, y abogado Jorge Delhon, que se suicidó hace un mes, cuando se empezaron a conocer las denuncias.

Fernández, en medio de un juicio de corrupción, negó las declaraciones de Burzaco.

UNIDAD INVESTIGATIVA
u.investigativa@eltiempo.com
En Twitter: @uinvestigativa

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA