¿Abel Aguilar le sacó el puesto a Daniel Torres?

¿Abel Aguilar le sacó el puesto a Daniel Torres?

Uno de los responsables del 'Mundialazo', en Brasil, volvió a la Selección y fue importante.

fg

Abel Aguilar, volante colombiano.

Foto:

AFP

09 de octubre 2016 , 10:38 a.m.

“Hoy, después de tantos esfuerzos, estoy legitimado en la Selección; mi posición en el grupo está consolidada”. Se lo dijo Abel Aguilar a la Fifa semanas antes de Brasil 2014. Hoy, como entonces, su posición no admite discusión. Por encima del guerrero Daniel Torres, del prometedor Wílmar Barrios, el juicioso Gustavo Celis, el sagaz Sebastián Pérez, por encima incluso de la juventud y la proyección de estos tres últimos, Aguilar es un hombre de la Selección, para la Selección.

José Pékerman explica el llamado de su hombre de confianza en una palabra: experiencia. Lo explicaba porque en este país, entre amnésico y temperamental, que se levanta hoy abrazando un ideal y mañana despreciándolo, solo se recuerda la actual dificultad del Cali, club del volante bogotano, y medio araña que viene de Europa sin suceso. De hecho, a sus 31 años, no ha sido campeón.

Aguilar, debutante en la selección juvenil tercera del Mundial juvenil de EAU 2003 (la mejor figuración histórica de Colombia), se había vuelto indiscutible para las Copas América de 2004 y 2011 y las tres eliminatorias que ha disputado: a Sudáfrica 2010 (con Lara), Brasil 2014 y Rusia 2018 (con Pékerman). Algo habrá aprendido después de 55 partidos oficiales (solo 13 desde la suplencia), 7 goles, 11 tarjetas amarillas y 2 rojas –pocas para una obligación que no es nada sutil–. Eran él y Carlos Sánchez quienes fabricaban el equilibrio en el ‘Mundialazo’ de Brasil, ese en el que jugó tres partidos, dos en la primera ronda –contra Japón fue uno de los 8 cambios– y el inolvidable triunfo ante Uruguay (2-0), mágica noche en la que solo cometió dos faltas y llegó a correr a 27 kilómetros por hora, tal vez para bloquear a Forlán, tal vez para entregarle a James el pase del mejor gol que se marcó en el mundo aquel año.

Aguilar fue y aún es un tipo claro para anticipar al rival, fuerte en el juego aéreo defensivo, veloz para retroceder a su posición e inteligente para recuperar la pelota y entregarla sin hacer ruido. Lo hizo ante Paraguay. Otra vez en una fórmula precisa junto a la ‘Roca’, lució vivo para encontrar a Cuadrado y solidario con Bacca. Un balance de 87 por ciento de efectividad en la entrega cancela las dudas (véase gráfico).

¡Pero recibió amarilla en su única falta! dirán algunos. ¡Pero Torres es el titular! Alegarán otros. Al hombre del Alavés le abrió la puerta la ausencia de Aguilar. En 5 partidos de esta eliminatoria, 5 de Copa América Centenario y 1 amistoso, mostró sacrificio, garra y personalidad. Es más, tres títulos de Liga, dos de Supercopa y 1 de Liga impulsan su imagen. Es curioso: a sus 26 años, ni es tan joven para estar en la línea de promesas de Pékerman, ni tan veterano para jubilarse. Es una alternativa espectacular, una parecida a Edwin Valencia sin el fantasma de las lesiones. Sin embargo, el dueño del puesto, que no aparecía desde el 30 de marzo de 2015, ahora es indispensable.

JENNY GAMEZ
Editora de ADN

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA