Apuestas y barrabravas, las sombras de la Liga colombiana

Apuestas y barrabravas, las sombras de la Liga colombiana

Las investigaciones por los casos de intento de soborno a jugadores avanzan.

Hinchas

Hinchas de Nacional.

Foto:

Jáiver Nieto/EL TIEMPO

08 de julio 2017 , 10:16 p.m.

La hora de un nuevo campeonato del fútbol profesional colombiano llegó. Banderas, camisetas y cánticos ya adornan las calles de todas las ciudades del país para iniciar el camino hacia la estrella del fin de año. Goles, jugadas espectaculares, grandes atajadas y demás se avecinan a la espera de un nuevo campeón.

Sin embargo, esas cosas bonitas del fútbol están siendo manchadas por actores nefastos en busca de beneficios externos y dañar el espectáculo. Las apuestas y las barrabravas son esos protagonistas que a lo largo de la historia han permeado la tranquilidad del balompié local y que últimamente se han hecho notar en distintos contextos.

Como es bien sabido y se ha informado en las páginas de este diario, en los últimos meses, la Dimayor, en cabeza del presidente Jorge Perdomo, y la Fiscalía lideran una investigación sobre supuestos casos en que se intentó amañar resultados de partidos y acciones de juego dentro de este.

Los dos hechos conocidos, que se habrían presentado en la segunda división, indican que personas externas intentaron sobornar a dos jugadores, uno para que cometiera una acción de penalti a falta de cinco minutos para finalizar el encuentro, y otro debía influir para que el marcador final fuera de 3-1. Según Perdomo, ninguno de los dos casos se dio.

Eso habla muy bien de los jugadores, quienes propenden por el juego limpio.

En estas investigaciones ha sido vital la colaboración de los jugadores para denunciar los casos a tiempo y no aceptar las dádivas propuestas. “Afortunadamente, tenemos información de que cuando se ha intentado sobornar a los futbolistas, ellos mismos han sido los encargados de anunciarles a los presidentes. Eso habla muy bien de los jugadores, quienes propenden por el juego limpio”, le dijo a EL TIEMPO Carlos González Puche, presidente de Acolfutpro, sindicato de los jugadores profesionales colombianos.

Por parte de la Fiscalía aún no hay pronunciamientos oficiales y no se ha conocido más información sobre otros casos más allá de los dos señalados.

González Puche confirmó que en la Dimayor se está estudiando un sistema de control similar al que hay en la liga española, donde entre los organismos de control, Policía y organizaciones del fútbol unieron en un documento una hoja de ruta para combatir las apuestas ilegales, además de que se trabajará con Coljuegos, empresa industrial y comercial del Estado administradora del monopolio rentístico de los juegos de suerte y azar, para destinar un porcentaje de lo que se invierte en salud en capacitación para que las apuestas ilegales no se tomen en fútbol.

En el asunto de control de las barrabravas sí hay avances significativos y evidencia de un trabajo mancomunado entre la Dimayor y el Estado. Así lo confirmó a este medio el viceministro del Interior, Luis Ernesto Gómez, quien afirmó: “Ahora que arranca el torneo estamos obligados todos los participantes en la fiesta del fútbol, Ministerio del Interior, las alcaldías que son los dueños de los estadios, los clubes, jugadores, barras, a construir escenarios de convivencia y seguridad dentro y fuera de los estadios para que no se repitan hechos como los que sucedieron el semestre pasado”.

Entre las medidas que se tomaron está no programar partidos en la misma ciudad y fecha para evitar enfrentamientos entre las barras y poder contar con un esquema de seguridad apropiado, aumentar la Fuerza Pública en puntos críticos donde se concentran los hinchas, fortalecer las unidades móviles de Policía cerca de los estadios y exigir la presentación obligatoria del carné de Dimayor.

El representante del ministerio señaló que “hay que diferenciar claramente entre un delincuente que comete actos criminales con la camiseta de algún equipo y los hinchas que forman parte de barras de fútbol a los que hay que respetar y no estigmatizar”.

El viceministro Gómez agregó: “Si los entes territoriales no tienen actualizado el protocolo y los planes de emergencia, las comisiones locales no podrán habilitar los escenarios para partidos con asistencia de público”.

Los planes piloto para ejercer el control biométrico y enlazar los datos entre los entes de control y la Dimayor en caso de que se presente cualquier caso de violencia o desórdenes dentro de los estadios empezarán en Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla, y serán los alcaldes junto con Coldeportes, Mininterior y los clubes quienes financiarán las adecuaciones pertinentes para que en los estadios operen los controles biométricos.

hay que diferenciar claramente entre un delincuente que comete actos criminales con la camiseta de algún equipo.

Por ahora hay un parte de tranquilidad tanto en las apuestas ilegales como en cuanto a barrasbravas; se ha avanzado, pero sin duda hace falta mucho más trabajo para eliminar esas sombras que dañan el fútbol.

DEPORTES

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA