Para visualizar correctamente nuestro portal debes activar Javascript en tu equipo.


Revisa en tu configuración que el javascript esté activado

Recarga la página para poder visualizarla

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Atlético Nacional también es el más veces campeón

El conjunto antioqueño venció en los penaltis a Junior luego de que la serie quedara empatada 2-2.

Nacional festeja su estrella 14

Foto: Guillermo Ossa / EL TIEMPO

Nacional festeja su estrella 14

En Barranquilla ya corría el ron y se alistaba la maizena para salir a festejar. Junior aguantó 92 minutos y parecía que se llevaba la estrella a su casa. Pero Jhon Valoy no los dejó celebrar. En el minuto 92, tras el enésimo centro al área visitante metió un cabezazo, que empató la serie (2-1) y llevó la final de la Liga a los penaltis. (Vea aquí: el festejo y la decepción de los hinchas de Nacional y Junior).

Y el uruguayo Sebastián Viera, el mismo que había sido el héroe del Junior a lo largo de esos 92 minutos de aguante, en especial en los últimos 15, no pudo atajar ese cabezazo. Y Viera, el mismo que había aplazado la celebración verde, terminó encendiéndola. Franco Armani le detuvo el cobro, el segundo de su equipo. Y luego atajó el cuarto, el de Jhonny Vásquez. De nada valió que Juan Guillermo Domínguez y Luis Narváez hubieran metido los suyos.

En cambio, los de Nacional no fallaron. Juan David Valencia, Edwin Cardona y Daniel Bocanegra dieron muestra de la efectividad que le faltó a Nacional en el tiempo regular. Y Alejandro Bernal metió el cobro definitivo. Los 40.051 hinchas verdes, que dejaron para la historia una recaudación récord de 2.400 millones de pesos, estallaron en fiesta. (Lea aquí: 'Los partidos son hasta que se cumplan los 90 minutos': Edwin Cardona).

Nacional tiene la estrella 14, y logró un tricampeonato inédito en su historia. Ya es el campeón más veces, junto con Millonarios.

Nacional llegó a 14 títulos de Liga. Javier Agudelo / EL TIEMPO

A Junior, que armó un esquema para tratar de sacar el arco en cero y así llevarse la estrella para Barranquilla, la estructura le aguantó un minuto y medio nada más. Edwin Cardona levantó un centro desde la izquierda, en un cobro de tiro libre; la defensa visitante parecía no notar que el partido ya había comenzado, y Alexis Henríquez, en el área chica, anticipó a todo el mundo para poner a festejar a los hinchas verdes.

Los fanáticos de Junior, en ese momento, comenzaron a pedir que los 88 minutos que faltaban corrieran muy rápido. Nacional puso a Junior contra las cuerdas; el segundo gol parecía inminente, pero no supo darle el golpe de nocaut.

En eso llegó un contragolpe de Junior, en el que Jorge Aguirre vio correr a Juan Guillermo Domínguez y tiró un centro que Édinson Toloza resolvió bien para empatar el partido, conseguir su séptimo gol del semestre y dejar en silencio el estadio Atanasio Girardot.

Después de ese gol, el partido entró en un letargo, en el que ninguno de los dos equipos tuvo mucho para mostrar cerca de las áreas. Toloza se fue lesionado, y con él se fueron de la cancha prácticamente todas las opciones ofensivas del Junior. Y Nacional despertó en los últimos 10 minutos de ese periodo, pero sin puntería.

Las desgracias no parecían tener fin para el Junior. César Fawcett se fue con una fractura de peroné luego de una fuerte falta de Wílder Guisao, que el juez Ímer Machado no consideró como para amonestación. Tal vez, el único error para el juez en un partido correcto.

Nacional es 'tricampeón' del fútbol colombiano. David Sánchez / EL TIEMPO

Y entonces, sin un delantero goleador (Maicol Balanta, que entró a la cancha por Toloza, no marca desde el 25 de marzo del 2012, contra Real Cartagena), Julio Comesaña y David Pinillos decidieron reforzar la defensa y, finalmente, armar un muro que no parecía tener por dónde romperse. Andrés Felipe González, un central, y Jhonny Ramírez, otro volante de marca, ayudaron a cerrar las vías. Fawcett, lesionado, y Jorge Aguirre, exhausto, dejaron la cancha.

Nacional se llenó de impaciencia. Por abajo no parecía tener cómo llegar. Comenzó a levantar la pelota y al muro visitante le empezaron a aparecer algunas grietas. Detrás de ellas estaba el ingeniero que construyó buena parte de esa pared, el portero uruguayo Sebastián Viera. Le atrapó un cabezazo abajo a Duque y luego un remate de Juan David Valencia y otro de Juan Pablo Ángel.

Pero no podía atajarlas todas. Valoy metió otro cabezazo y Nacional devolvía un golpe que tenía 10 años guardado, el del cabezazo de Wálter Ribonetto, en el 2004, que llevó esa final a los penaltis.

Esta vez, el punto blanco le dio la estrella a Nacional. El ron y la maizena quedaron guardados en Barranquilla. El aguardiente comenzó a rodar por Medellín, para celebrar el tricampeonato de Nacional, para festejar que el equipo de Juan Carlos Osorio también es el más veces campeón.

JOSÉ ORLANDO ASCENCIO
Subeditor de Deportes

 

Publicidad

MÁS NOTICIAS

Temas relacionados a esta noticia

Publicidad

Zona Comercial

  • Publicidad

  • Publicidad

  • Publicidad

  • Publicidad

  • Publicidad

  • Publicidad

  • Publicidad

  • Publicidad

Anterior

Galería: las fotos del partido de la final entre Nacional y Junior

Siguiente

Máyer Candelo renovó contrato con Millonarios

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad