El fútbol quiere tener a raya a apostadores ilegales

El fútbol quiere tener a raya a apostadores ilegales

Hay preocupación en Dimayor por el nivel de los árbitros y contrataron a un veedor.

fg

Red de apuestas ilegales.

Foto:

Archivo EL TIEMPO

31 de octubre 2016 , 03:36 p.m.

Las sombras de tiempos muy difíciles en el fútbol colombiano, que mancharon el desarrollo de los torneos en los años 80 y 90, parecen asomarse de nuevo, luego de que este fin de semana se conociera que grupos de apostadores ilegales intentaron contactar a un árbitro que dirige en la Liga profesional para que formara parte de esa red ilícita.

El presidente de la Dimayor (rama profesional), Jorge Fernando Perdomo, dijo que no conocía el hecho, denunciado a EL TIEMPO por el presidente de la Comisión Arbitral, Jorge Armando Otálora, pero que sí existe una preocupación sobre el nivel de los jueces. Perdomo aclaró, una vez más, que el tema arbitral no lo maneja la entidad que él dirige, sino un ente distinto, dependiente de la Federación Colombiana de Fútbol.

“Ante las dificultades presentadas recientemente, contratamos a un veedor arbitral, que hace un control del trabajo de los jueces en cada jornada. Ese informe luego se lo entrego personalmente al presidente de la Federación, Ramón Jesurún, y a la Comisión Arbitral”, explicó Perdomo. EL TIEMPO intentó comunicarse ayer con Jesurún, pero no contestó las llamadas ni los mensajes.

“Debemos reconocer que el tema arbitral nos tiene preocupados, más cuando vienen dos fechas clave en la Liga y luego las finales de los torneos”, agregó el dirigente. El veedor contratado por la Dimayor es Carlos Chávez, quien fue árbitro profesional, perteneciente en su momento al colegio de Cundinamarca y que trabajó, sobre todo, en el torneo de ascenso, entre el 2006 y el 2008.

“Mucha gente culpa a la Dimayor del manejo arbitral, y nosotros no tenemos nada que ver. Permanentemente estamos recibiendo reclamos de los clubes. Estamos tratando de construir estadísticas respecto al comportamiento de los árbitros con los equipos y sobre eso construir algún proyecto”, agregó Perdomo.

La preocupación por el tema de las apuestas es mundial y, de hecho, la Fifa ha advertido a sus asociaciones afiliadas para evitar que el tema prospere.

Jorge Armando Otálora, presidente de la Comisión Arbitral, le confirmó a EL TIEMPO que el acercamiento existió. “Hace unos cuatro o seis meses, algunas personas se acercaron a un árbitro y le dijeron que si quería participar en esa red de apuestas. El juez le informó del tema a la comisión”, declaró Otálora.

Dentro del escándalo del Fifagate, que terminó con la detención de varios dirigentes del fútbol mundial, entre ellos el entonces presidente de la Federación Colombiana de Fútbol, Luis Bedoya, EL TIEMPO conoció en su momento que el nombre de Otálora y su amistad con Bedoya salieron a relucir en las averiguaciones de la justicia estadounidense.

Otálora aseguró entonces no tener ninguna información de que Bedoya lo hubiera mencionado en sus declaraciones a las autoridades de Nueva York y que si había alguna referencia, tendría que ver con su trabajo como abogado.

“Juan Carlos Cárdenas es mi amigo y me comentó que estaba defendiendo a Luis Bedoya, pero no tengo nada que ver con ese caso. Conocí a Bedoya hace años porque también soy aficionado al fútbol, y por eso acepté ser parte de la Comisión Arbitral, un cargo ad honorem”, dijo Otálora en ese momento.

Lío mundial

Perdomo aseguró que el tema de las apuestas ilegales es un problema que se presenta en todo el mundo. “Las grandes apuestas vienen principalmente de China y no tienen que ver solamente con nuestra Liga: miran todas, la de Inglaterra, la de España... Y las apuestas no tienen que ver solamente con el resultado: miran, por ejemplo, si el primer gol es de cabeza, si no sacan una amarilla antes de los 15 minutos, temas de ese estilo. Y en eso tratan de ver la forma de acomodar los resultados”, explicó.

En el 2002, una investigación llevada a cabo por el presidente de la Difútbol, Álvaro González Alzate, mostró que ya en esa época existían grupos de apostadores, quienes ponían su dinero para tratar de acertar aspectos tan inverosímiles como qué equipo ganaba el sorteo o hacía el saque inicial, cuánta gente asistía o qué equipo marcaba el primer gol de la fecha (cabe recordar que en esa época los partidos eran simultáneos).

El tema vuelve a aparecer ahora. El árbitro que denunció el contacto, cuyo nombre no se conoce, sigue en actividad. La Policía fue alertada sobre el tema.

DEPORTES

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA