América: puede ser el día D para salir de la B

América: puede ser el día D para salir de la B

El equipo rojo visita a Popayán. Un triunfo lo dejaría muy cerca de volver a primera categoría.

fg

América de Cali.

Foto:

Juan Pablo Rueda / CEET

20 de noviembre 2016 , 10:17 a.m.

El 17 de diciembre del 2011 es un día que los hinchas del América recuerdan con muchísima amargura. Esa noche, en un desempate por cobros desde el punto de penalti, frente a Patriotas, el equipo rojo, que en ese momento era el más veces campeón del fútbol colombiano junto con Millonarios, se fue de la primera división.

Esa ausencia, que parecía que iba a ser corta, ya es de cinco años. Y ese martirio podría terminar esta tarde: depende de una victoria frente a Universitario, en Popayán, y de que Quindío no le gane a Real Cartagena en Armenia. Los dos partidos comenzarán a la 1:30 de la tarde. Y un par de horas después podría estallar una fiesta que lleva mucho tiempo represada.

Ha sufrido mucho América para volver a la A. Era, junto con Millonarios, Santa Fe y Nacional, uno de los equipos que había participado en todos los torneos de primera división desde que se creó en 1948. Pero luego esos mismos bandazos que lo hicieron caer a la B parecían hundirlo en esa categoría. Oportunidades no le faltaron: perdió dos en 2012 (la final con Alianza Petrolera y la promoción con Cúcuta); luego, Jaguares le quitó el título del primer semestre del 2014, e incluso desaprovechó una oportunidad que les dio la Dimayor a sus socios tradicionales que estaban en segunda división, al aumentar a 20 el número de equipos en la A y armarles dos cuadrangulares para entregar esos cupos. Cúcuta y Cortuluá aprovecharon esa lotería.

Aún no hay nada fijo. Incluso ganando este domingo, tendría que esperar hasta la última fecha, esa sí en su estadio, frente a Quindío, si es que el equipo del ‘Cheché’ Hernández gana hoy. Por eso, lo primero que piden en el lado rojo es mesura.

“Esto es fútbol. Debemos ir juego a juego. Dimos un paso importante, pero vamos con mesura. Venimos creciendo bastante y estamos cerca, debemos seguir trabajando con humildad, porque no hemos conseguido nada todavía”, dijo Hernán Torres, el técnico que América contrató a mediados de año para reemplazar a Alberto Suárez, que comenzó este torneo del 2016 y que venía dando tumbos, aunque el peso específico de la camiseta lo sostuvo arriba: en ningún momento del año, el equipo estuvo afuera de los ocho primeros.

La llegada de Torres llenó de confianza al equipo. Desde que asumió la dirección técnica, solo ha perdido un partido, justamente, frente a Quindío, en la primera fecha del cuadrangular, lo que volvió a poner sombras en el panorama rojo. Sin embargo, el trabajo del entrenador y el buen momento de los jugadores hizo que América retomara el rumbo.

“No podría destacar solo a un jugador, todos son muy unidos trabajando siempre como una familia, son muy humildes para sacar adelante las adversidades. Un grupo comprometido en todo sentido, han sacrificado muchas cosas y no hay éxito sin sacrificio”, señaló Torres.

En el plantel, lleno de jugadores con experiencia en la A, incluso en el fútbol internacional, miran con cautela lo que viene. El camino aún no ha terminado.

“Nos faltan los dos partidos más importantes del semestre y esperamos llegar en las mejores condiciones para ganarlos”, aseguró el volante Camilo Ayala, en entrevista con Futbolred. “Lo que hemos conseguido se debe a la cohesión de un grupo, desde lo mental, lo físico y lo futbolístico, lo que ha llevado a que el equipo cada vez esté mejor. Vamos por buen camino, pero todavía falta”, agregó.

Ayala, además, destacó la capacidad del plantel para superar los momentos de mal juego. “La autocrítica ha sido la clave para nuestra mejora en el funcionamiento; el apoyo de Dios y de nuestro entorno cuando algún sector dejó de creer que esto era posible, fue fundamental”, añadió el mediocampista.

América tiene cerca, muy cerca, el objetivo que lleva aplazado cinco años. Supo manejar la calentura que generó el mal arranque en el cuadrangular B. Pero aún hay que mantener la calma. Y más en la tribuna que en la cancha: este miércoles, la Comisión Disciplinaria del campeonato sancionó al equipo con el cierre de la tribuna sur del estadio Pascual Guerrero por el mal comportamiento de los hinchas, que desplegaron, en el partido frente al Real Cartagena, una pancarta amenazante: “Dimayor, el negocio se acaba cuando matemos un árbitro”, decía el trapo.

Tulio Gómez, el presidente del América, tuvo que salir a calmar los ánimos y a advertir a los fanáticos que otro error similar puede costar muy caro. “Es importantísimo que nuestros hinchas no vayan a invadir el campo de juego, eso sería mortal, porque perderíamos el ascenso”, dijo Gómez en su cuenta de Twitter. La ilusión está ahí. Y el calvario de cinco años podría terminar esta tarde.  

DEPORTES

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA