Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Publicidad

Paute aquí

Julián Quiñones anotó en Pasto su gol soñado con Santa Fe

Por: |

Julián Quiñones

Julián Quiñones, defensa de Santa Fe, fue la figura del partido contra Pasto.

El primer tanto en la carrera del tumaqueño llegó en el momento más necesario para el equipo rojo.

El potente remate de cabeza de Julián Alveiro Quiñones García, que derivó en un grito al unísono del pueblo 'cardenal', llenó todos los rincones del estadio. Fue un grito por ese gol que nació en el estadio Libertad de Pasto y se extendió como un rugido de 'León' por todo el país y sus fronteras.

Este tanto, el primero de su carrera futbolística, le quedará para siempre en la memoria al jugador nariñense. "Fue un tiro de esquina que ejecutó Omar Pérez y yo cabeceé fuerte. Se me dio la posibilidad de marcar mi primer gol cuando más quería, fue bonito e importante en la final", dijo el espigado defensor en el camerino norte del inexpugnable campo pastuso.

Allí, Quiñones dejó ver su alegría a flor de piel, su sonrisa que ilumina este camino hacia la anhelada séptima estrella de Santa Fe. Sin embargo, la anotación no solo sirvió para que el equipo 'cardenal' pusiera las cosas en su lugar en Pasto, también fue la respuesta del defensa al reto permanente de su compañero Gerardo Bedoya, quien cada vez que puede le recuerda: "Con esa estatura (1.95 metros) siempre le digo que tiene que hacer un gol por partido".

"Era una deuda pendiente y llegó cuando más lo necesitábamos", agrega Quiñones, el hijo de Margarita, de 22 años, que hace parte además de esa tierra colombiana que es futbolera por excelencia: Tumaco. "Allí se aprende a jugar fútbol o a nadar", recuerda Julián Alveiro, el menor de tres hermanos (Ramiro, de 27 años, y Esneda, de 25).

Este joven valor, quien ha sido la grata revelación de Santa Fe en el actual campeonato, tuvo un partido casi perfecto en Pasto. Superó a los atacantes rivales, transmitió seguridad y, por si fuera poco, marcó un gol que vale oro. "Gracias a Dios sacamos el partido adelante, ahora vamos a rematar en casa. Los hinchas pueden ilusionarse", asegura Julián.

Santa Fe dejó su huella en el estadio Libertad. Con autoridad, oficio y experiencia empezó a coser la séptima estrella. Y Julián Quiñones, la revelación de este ordenado equipo 'cardenal', dio su puntada. Con un golazo de cabeza guió a su equipo en un camino que cada vez se despeja más, que cada vez está con más luz. Que cada vez está más cerca de un histórico final.

Leonardo Duque
Periodista de Futbolred.com
Enviado especial a Pasto
leoduq@eltiempo.com
En Twitter: @leoduq

Herramientas

Publicidad

Paute aquí

Patrocinado por:

ZONA COMERCIAL

Paute aquí

Reportar Error

¿Encontró un error?

Para eltiempo.com las observaciones sobre su contenido son importantes, permítanos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de la Casa Editorial El Tiempo (CEET). Por favor, incluya su nombre y correo electrónico para informarle del seguimiento que le hemos dado a su observación.

Los campos marcados con * son obligatorios.

*
*
*

Respuesta

Recordar clave

Recordar clave

Por favor, escriba la dirección de correo electrónico con la cual se registró.