Santa Fe encontró la fórmula... (Opinión)

Santa Fe encontró la fórmula... (Opinión)

La clave es que jugó a otra velocidad, se defendió bien y contragolpeó. Quedó cerca de la semifinal.

28 de noviembre 2016 , 08:31 a.m.

Santa Fe dio un golpe de autoridad en Medellín. No solo por el triunfo, sino porque hizo el que puede ser su mejor partido de la temporada, y sin necesidad de la estética. Simplemente se defendió bien, con orden, con estrategia, con sacrificio, y a todo eso le sumó un contragolpe letal. La clave es que jugó a otra velocidad, y por eso ganó y quedó cerca de pasar a la semifinal.

Al DT Gustavo Costas le ha costado poner a andar a este plantel, que él no armó. Pero esta vez su planteamiento fue impecable, y el equipo le funcionó como un relojito suizo: con la acertada inclusión de Gordillo para fortalecer la mitad, con el sacrificio de todos y el desdoblamiento de Ánderson Plata, que tiene ese cambio de ritmo que destroza a cualquier rival somnoliento, como lo fue el DIM.

Mientras los jugadores del Medellín dormían con la pelota en los pies, los de Santa Fe los desarmaban con una presión asfixiante. Se llevaban la pelota y, de paso, los pies. Y en el DIM ni se enteraban. Además, el equipo paisa tiene otro problema y es que, con buena nómina, depende demasiado de la inspiración, las ganas y el entusiasmo que le ponga Marrugo. Si Marrugo duerme, el equipo ronca.

Ahí está una gran diferencia de esta llave, porque en este Santa Fe, que no tiene una figura rutilante o un goleador consolidado, a Costas le está tocando armar un equipo solidario y que privilegie la seguridad defensiva –es el que menos goles ha recibido en el campeonato, 16–. Su tarea sigue siendo encontrar el gol, aprovechar las ocasiones que se generen –Osorio falló una insólita que pudo lamentar–.

Su triunfo fue muy importante no solo por ser de visitante, sino porque ahora al Medellín le tocará ir a El Campín con otra actitud, con más necesidad, expuesto a que en su afán de remontar le repitan la dosis.

Santa Fe ya demostró que no le teme a defenderse, que lo puede hacer sin pudor porque no resigna el ataque: sabe contraatacar. Es una fórmula que lo puede llevar a pelear la estrella.

PABLO ROMERO
Redactor de EL TIEMPO
@PabloRomeroET

MÁS COLUMNAS

Columnistas

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA