El botín es normal... (Opinión)

El botín es normal... (Opinión)

El balance de Colombia a esta altura de los Juegos Olímpicos es bueno, pero pudo ser mejor.

11 de agosto 2016 , 09:34 p.m.

El balance de Colombia a esta altura de los Juegos Olímpicos cuando se cumplen ocho días de la inauguración es bueno, pero pudo ser mejor. No hay duda de que el oro del pesista colombiano Óscar Figueroa llegó en el momento indicado, porque la delegación colombiana estaba golpeada debido a que el sábado, en el primer día de pruebas, se había perdido la medalla en el ciclismo de ruta con Sergio Luis Henao, quien estuvo a 10 kilómetros de colgarse el metal en su cuello, pero esa caída que lo envió al hospital impidió que los Juegos comenzaran de la mejor forma para el país.

Esa medalla de Henao no estaba en las cuentas, era una de las posibilidades, pero segura no era, por lo que no se perdió, más bien se dejó de ganar.

Vinieron las pesas y el oro de Figueroa ha sido lo máximo, porque se respiró. Esta medalla sí estaba en las cuentas, no el oro, sí la plata, pero el retiro del chino Lijun Chen abrió las puertas y así como el destino estuvo en contra de Henao en el ciclismo, pues esta vez había que aprovechar para ganar el metal dorado en pesas. Claro que en los 62 kilos se había comenzado perdiendo antes de las justas, tras la lesión de Francisco Mosquera, que era el primero en la lista para luchar por ese metal.

Luego, se cayó la opción con Luis Javier Mosquera en 69 kilos, por un solo kilo y esta medalla sumaba, porque no estaba fija. Generalmente en estas competencias se caen unas medallas y se ganan otras que no estaban en el listado y eso ha pasado. La que llegó con altas posibilidades fue Leidy Solís en 69 kilos de las damas, esa medalla estaba contemplada, pero se fue por dos kilos, pero el botín se recuperó con el boxeador Yuberjén Mosquera, en los 49 kilos, quien hoy gana su pelea y luchará por el oro, si pierde, se quedará con el bronce y el botín de Colombia quedará al día.

La plata de Yuri estaba, era lo previsible. Lo que viene debe ser bueno, porque normalmente Catherine Ibargüen debe ser oro. Pero la bolsa puede aumentar, porque el ciclista Fernando Gaviria es una gran opción en el ómnium, Jackeline Rentería lo es en la lucha y qué decir de Mariana Pajón, que en el BMX debe responder en la pista. Lo claro es que con el oro de Figueroa y el de Ibargüen, pensando que lo logrará este domingo, pues la de Río de Janeiro sería la mejor participación de una delegación colombiana en la historia de los Juegos Olímpicos, así no se gane nada más.

LISANDRO RENGIFO
Enviado especial de EL TIEMPO
En Twitter: @LisandroAbel

MÁS COLUMNAS

Columnistas

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA