Meluk le cuenta... (Siempre vale más la seguridad que la Policía)

Meluk le cuenta... (Siempre vale más la seguridad que la Policía)

Para encadenar otro buen resultado en Brasil hay que poner primero el eslabón, de la solidez.

06 de septiembre 2016 , 07:56 a.m.

Las dos últimas veces que Colombia jugó contra Brasil de visitante en la eliminatoria empató, y por el mismo marcador: 0-0.

La primera vez fue en la eliminatoria de Alemania 2006, con el equipo de Reinaldo Rueda. Y era el Brasil de Dida, Cafú, Roque Junior, Roberto Carlos, Ronaldinho, Ronaldo... Colombia fue a Maceió siendo la última de la eliminatoria y Rueda conectaba la manguera al hidrante para apagar el incendio.

La segunda vez fue en la eliminatoria del Mundial de Sudáfrica, en el Maracaná, con el equipo de Eduardo Lara. Y era el Brasil de Julio César, Maicon, Lucio, Thiago Silva, Kaká, Robinho, Pato... Colombia acababa de perder contra Paraguay en Bogotá en el primer partido de Lara también como ‘rescatista’ de la Selección.

Esos dos resultados se lograron bajo el mismo principio fundamental: el de la firmeza defensiva, el del orden y la concentración de marca en el medio campo. Brasil, sea el nuevo Brasil de Renato Augusto, Casemiro, Paulinho; Willian, Neymar y Gabriel Jesús, siempre será Brasil, y más de local.

Quizás sea muy ‘precavido’ para el gusto de muchos –sí, si quieren díganme cobarde, no me importa, puede que así lo sea–, pero entiendo que para encadenar otro buen resultado este martes en Brasil hay que poner primero el eslabón de la solidez, de evitar ante todo que nos anoten, de tener la mejor defensa posible, como ocurrió en la pasada eliminatoria con Pékerman, que clasificó a Brasil con el menor número de goles recibidos en el área. Esa es la primera piedra.

Y Pékerman lo sabe y así lo ha mostrado. Jugó con tres volantes de marca en Chile y empató 1-1. Jugó con tres volantes de marca en Bolivia y gano 2-3. ¡Y jugó con tres volantes de marca contra Brasil en la Copa América de Chile y ganó 1-0! ¿Y si esas veces logró los resultados, por qué no repetir la fórmula? Anoche, Pékerman de manera sorpresiva abrió la opción de que esa línea de tres fuera con Stefan Medina, Carlos Sánchez y Guillermo Celis. Así fue. Habló específicamente de Medina.

De ahí para delante se sospecha a Cuadrado y James para que sean los volantes externos y rematen en sus bandas una línea de 4 o hasta 5, si es del caso y necesidad. Y, claro, generen juego para un punta que debe ser Bacca.

Pero más allá de los nombres y de los dibujitos tácticos, el equipo requiere hoy de orden, consistencia, concentración, solidaridad y lucha atrás y en el medio; ser cortico (junto), tener respaldos y valentía. Así ya podemos ver qué se inventan James o Cuadrado o Bacca para pegarle a la piñata y romperla.

Primero lo primero: más vale la seguridad que la Policía.

Meluk le cuenta…

GABRIEL MELUK
Editor de Deportes
@MelukLeCuenta

MÁS COLUMNAS

Columnistas

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA