Meluk le cuenta... (Del América y otros demonios)

Meluk le cuenta... (Del América y otros demonios)

El trípode del éxito futbolístico funcionó: plata, técnico y jugadores. Ahora toca fortalecerlo.

28 de noviembre 2016 , 08:31 a.m.

El médico Gilberto Mesa Jr., un tipo que es más americano que el mismo ‘diablo’, me dijo el sentimiento que trataba de describir para comenzar esta columna, con el regreso del América de Cali a la primera A. “Es volver a ser, es volver a existir”, me escribió.

No encontré mejores palabras que las suyas. Él las dijo desde el fondo de su alma escarlata, de ese corazón endemoniado que este domingo palpitó al borde del infarto. América y sus hinchas bajaron hace cinco años al infierno y regresaron al mundo de los vivos.

Es de esa magnitud. No es una hipérbole en caliente. América, uno de los tres más grandes del fútbol colombiano –con Nacional y Millonarios–, está otra vez en la A. Se acaba así esa palabrería urbana facilista de decir que al América le convenía quedarse en la B, que a la Dimayor le interesaba mantenerlos allá para darle interés a ese torneo. ¡Tonterías de hinchas! América entiende que el gran negocio es jugar en la A, y la Dimayor hasta le armó un cuadrangular a su medida para subirlo, porque le interesa ampliar su base de clientes: tiene muchos más hinchas que Alianzas, Equidades, Envigados...

¿Por qué no lo habían logrado? Llegaron nuevos directivos, sin desgaste. Armaron un nuevo equipo. Tulio Gómez, el dueño y presidente, trajo a un técnico competente: Hernán Torres. Eso fue recontraclave, pues él con su temperamento fuerte y su fútbol de coraje y orden hizo la del buen DT: armó un plantel experimentado y serio para subir. Por eso llevó a otro central (Cortés), a un lateral (Martínez), a un armador (Angulo) y a Álvarez, a Vásquez... y mantuvo a Herner y Farías.

¿Sufrieron? ¡Claro! Este domingo cometieron un autogol para el 1-1 del Quindío y ganaron con un penalti riguroso que seguramente no le pitan al rival. Y todo el segundo tiempo fue lucha, aguante y oficio...

El trípode del éxito futbolístico funcionó: plata, técnico y jugadores. Ahora toca fortalecerlo para quedarse en la A para siempre. “Es volver a ser, es volver a existir”, como dice el doctor Mesa. Por eso el diablo hoy baila salsa y toma aguardiente en Juanchito.

* * *

Millos le ganó al segundo equipo de Nacional (el de la Liga) al estilo Cocca: apuesta al ataque y pasando sustos atrás. Mal arbitraje de Luis Sánchez que anuló equivocadamente un gol a Nacional por fuera de juego que no había, no dio penalti a Millos por pisotón de Blanco a Barreto y validó gol de Del Valle adelantado para Millos.

Ojo: ¿fallar así y en esta instancia del torneo? Mala cosa, muy mala.

Meluk le cuenta...

GABRIEL MELUK
Editor de DEPORTES
En Twitter: @MelukLeCuenta

MÁS COLUMNAS

Columnistas

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA