Meluk le cuenta... (A media máquina)

Meluk le cuenta... (A media máquina)

Colombia, con evidente superioridad, hizo la tarea, ganó los puntos vitales contra Venezuela.

02 de septiembre 2016 , 08:58 a.m.

Jugando con la palanca en segunda velocidad, Colombia le ganó, como debía, a la última de la eliminatoria, a la más liviana y pobre Venezuela de los últimos tiempos: apenas le ganó 2-0. Y digo apenas, porque bien pudo golear.

Basta con decir que Colombia erró dos penaltis (¡sí, dos penaltis!), que en los primeros 6 minutos de juego tuvo tres ocasiones espeluznantes de gol (¡increíble cómo no entraron!), que en mis apuntes quedaron registradas 13 opciones de anotación inminente...

Las estadísticas suelen ser una herramienta para evitar subjetividades: según las de Futbolred, Colombia hizo 24 remates en busca del gol. ¡Muchos! Según las del canal Win Sports, Colombia disparó 19 veces al arco. ¡Un montón!

A los 7 minutos, tras la amarilla a Daniel Torres (que lo saca del partido contra Brasil del martes) y el comienzo del recital de opciones de gol perdidas por Bacca, Muriel, Macnelly, James, Cuadrado y Róger Martínez, Colombia bajó la velocidad, permitió que Venezuela se animara e hizo que Ospina sacara un balón con destino de red y un tiro libre peligroso.

Colombia, lenta, se dejó estar en el primer tiempo, que finalizó por fortuna con el gol de James, que iluminó el juego entre sombras, que Colombia recargó en su ofensiva por la izquierda con Díaz y Muriel.

Pero el segundo tiempo fue monólogo de Colombia. Un equipo que, a media máquina, fue absoluto sobre una Venezuela talla small. Superioridad indiscutible. Y debió golear. Y pudo golear. Pero Bacca vivió su pesadilla, la del goleador que pierde dos mano a mano enormes que nunca falla, que de frente al gol remata con la derecha y le rebota en la izquierda, que patea un penalti y lo falla... Muriel, que fue salida, fue ineficacia anotadora; Róger tuvo una cara a cara que le ganó el portero... Y cuando entró Cudrado falló dos... Y James con pinceladas a pesar de fallar otro penalti fue de nuevo el mejor.

A media máquina, Colombia, con evidente superioridad (ahí está la estadística), hizo la tarea, ganó los puntos vitales en esta serie de dos juegos y se apiadó de Venezuela. Ahora irá al menos por un empate contra Brasil, en Manaos, sin angustias.

Meluk le cuenta…

GABRIEL MELUK
Editor de Deportes
@MelukLeCuenta

MÁS COLUMNAS

Columnistas

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA