Nairo atacó, ganó y seleccionó el Giro de Italia

Nairo atacó, ganó y seleccionó el Giro de Italia

Ganó en Blockhaus y es líder. Pinot, Dumoulin, Mollema y Nibali, sus más cercanos rivales. Análisis.

Nairo Quintana

Nairo Quintana, ciclista colombiano.

Foto:

EFE

14 de mayo 2017 , 09:41 p.m.

Era cuestión de tiempo. Solo faltaba que se acabaran las etapas llanas y que la montaña apareciera, que llegara la segunda etapa con final en alto para que la carretera pusiera a cada uno en sitio, y eso fue lo que pasó este domingo, en la fracción entre Montenero di Bisaccia y Blockhaus, de 149 kilómetros, en la que el colombiano Nairo Quintana puso su sello, fue el gran animador, ganador y nuevo líder.

Si antes del Giro y durante la primera semana aseguramos que no hay nadie más rápido en esa prueba que el colombiano Fernando Gaviria, ahora nos tenemos que referir que en ese mismo grupo de sobrevivientes no hay un ciclista más fuerte que Nairo.

Eso fue lo que pasó este domingo, en esos últimos 13 kilómetros de la subida, en los que quedó demostrado que no hay uno igual que el boyacense, que fue el único que tuvo las fuerzas para lanzar cinco taponazos, nadie más lo hizo, ni Vincenzo Nibali (Bahrain) ni Bauke Mollema (Trek) ni Tom Dumoulin (Sunweb) lo intentaron, el único que apretó el paso fue el francés Thibaut Pinot (FDJ), pero no hizo daño.

Nairo hizo lo que quiso con sus rivales. Desde el piedemonte puso a sus compañeros a moler el lote, a imponer un ritmo adelante que en pocos kilómetros hizo daño.
La etapa no solo significó el triunfo de Quintana, el tercero en una jornada del Giro, después de sus dos victorias del 2014, y el 24 de un ciclista colombiano, sino que dejó secuelas en el lote de los favoritos.

Nairo Quintana

Nairo Quintana, ciclista colombiano.

Foto:

AFP

Una lástima lo que pasó con el equipo Sky, que en un enredón de un corredor del Sunweb con una moto estacionada, sus líderes, Geraint Thomas (quien era segundo en la general) y Mikel Landa, se fueron al suelo y no recuperaron tiempo.

Tampoco tuvo un buen día Adam Yates (Orica), tercero en la general hasta ese momento, quien cedió terreno muy temprano, no aguantó el fuerte paso que impuso el colombiano Wínner Anacona en el grupo y se despidió de la pelea por el título.
Otro que sucumbió fue el holandés Steven Kruijswijk, quien ya pierde 3 minutos 6 segundos y tendrá que preparar el asalto al Giro del próximo año.

Steven Kruijswijk

Steven Kruijswijk arropado por su equipo.

Foto:

AFP

Thomas, Landa, Kruijswijk y Yates son historia, ya no pelearán por el título, gracias a la demoledora estrategia del Movistar, que hizo ver a las demás escuadras en menor condición.

Nibali sigue vivo

Se vio solo. Nibali tuvo solo a un compañero que le ayudó hasta faltando 6,6 kilómetros para el final, cuando Nairo se paró en los pedales y volvió añicos ese lote de 22 ciclistas.

El italiano tampoco les aguantó a Pinot y a Dumoulin, no se vio bien, pero no hay que descartarlo de una, porque ese minuto 10 segundos para Nairo no es ninguna ventaja.
El año pasado, Nibali llegó a las últimas tres etapas con 4 minutos 43 segundos del líder, Kruijswijk, pero tres días después celebró el título. Por eso no hay que darlo por ‘muerto’.

No hay duda de que sigue siendo peligroso y ahora más, porque sabe que está en desventaja e intentará, en sus salidas suicidas, en sus ataques de largo, descontar tiempo y acercarse al colombiano.

Vincenzo Nibali es uno de los ciclistas más combativos y que más ataca, que más intenta ganar, por lo que no se le puede descartar. No hay que olvidarlo, porque dará la batalla.

Vincenzo Nibali

Vincenzo Nibali, ciclista italiano.

Foto:

AFP

No tiene equipo, eso ya se vio, el año pasado tampoco lo tuvo, pero él solo se sabe defender, eso también se evidenció al final, pero sigue siendo el rival número uno para vencer por parte de Nairo.

Pinot y Dumoulin, por ahora, son la piedra en el zapato para Nairo. De hoy en adelante se hablará mucho de ellos, pues demostraron que se prepararon a conciencia para pelear el Giro, y eso harán.

El otro tema es que tengan con qué batir a Quintana. Para la contrarreloj de este martes, en el papel y por estadísticas, irán mejor que el boyacense, por lo que perder la camiseta rosada no será ninguna noticia nueva para Nairo, porque aunque va bien al reloj, se defiende, sí hay mejores que él.

“Lamento lo que le pasó a Wilco Kelderman, su retiro, pero es bueno traer en estos momentos juegos pirotécnicos, las piernas están bien”, señaló un confiado Dumoulin, que aprendió a defenderse en la montaña y ha perdido algo en la contrarreloj.
“Quintana es muy fuerte. Fue difícil seguirlo. No podía coger un solo paso, tenía las intenciones de ganar y terminé de segundo, no lejos de Nairo y estoy satisfecho. Dumoulin es el gran favorito para vestirse de rosado el martes”, señaló Pinot.

Thibaut Pinot

Thibaut Pinot, ciclista francés.

Foto:

AFP

También hay que hablar de Bauke Mollema, el ciclista del Trek, el que siempre se acomoda bien en las generales y le responde al equipo. Mollema aguantó lo que más pudo, perdió 41 segundos con Nairo y 12 con Pinot y Dumoulin, y por lo que viene, pues seguro que peleará, pero tampoco es el hombre para vencer a Quintana.
Lo que ha pasado en el Giro, por ahora, es normal. Nairo es líder, responde a ese favoritismo, Pinot, Dumoulin, Mollema y Nibali siguen siendo los rivales más serios, y se plantea una pelea seria por el podio.

Domenico Pozzovivo es un gran escalador que hará su espectáculo, al igual que el ruso Ilnur Zakarin. Este domingo, no estuvieron bien, pero están ahí, dentro de los siete primeros y son hombres para vigilar.

La idea del Movistar se cumplió al pie de la letra, seleccionar el lote del Giro era lo principal y eso se hizo. Ya quedó en evidencia quiénes son los más fuertes, los que lucharán por el título y el líder de ese lote se llama Nairo Quintana. Solo una enfermedad o una caída lo privarían de pelear.

Y no solo lo es por su rendimiento en la etapa hacia Blockhaus, lo es porque tiene el respaldo del mejor equipo de la carrera, coequiperos que cumplieron su labor tal y como se planeó antes de la fracción.

Este lunes, día de ‘descanso’, que servirá para salir a rodar, darle la cara a los medios y calentar la contrarreloj de 39 kilómetros.

Para Colombia, el Giro es un éxito, por el triunfo de Quintana y su liderato, y porque Fernando Gaviria siguió de líder de puntos.

La general dice que Pinot, Dumoulin, Mollema, Nibali, Pozzovivo y Zakarin serán sus contrincantes más fuertes de hoy en adelante para Nairo, pero también señala que el colombiano es el más fuerte de todos y tiene algo a favor: queda mucha montaña y es el mejor escalador del mundo.

LISANDRO RENGIFO
Redactor de EL TIEMPO
En Twitter: @LisandroAbel

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA