Nairo tiene piernas, fuerza y ganas para el Giro de Italia

Nairo tiene piernas, fuerza y ganas para el Giro de Italia

El colombiano superó las inclemencias del clima para ganar la segunda etapa en Asturias.

Nairo Quintana

Nairo Quintana, ciclista colombiano.

Foto:

Prensa Movistar Team

30 de abril 2017 , 09:36 p.m.

Ni la fuerte nevada que cayó en gran parte del recorrido, ni los poderosos vientos que amenazaron con cortar el pelotón ni la lluvia crearon estragos en su rendimiento. Nairo Quintana demostró este domingo que está físicamente muy fuerte y tiene dinamita en sus piernas, pensando en el gran objetivo que afrontará desde el próximo viernes. Con el triunfo en la etapa reina de la Vuelta a Asturias, mandó un mensaje claro a todos sus rivales: está en óptimas condiciones para el Giro de Italia.

Una vez ganó la Tirreno Adriático a mediados de marzo, el ciclista boyacense viajó de regreso a Colombia, en donde siguió un ordenado, estricto y controlado plan de entrenamientos en la altura de Boyacá para acondicionar su cuerpo, pensando en estar al ciento por ciento para el centenario del Giro de Italia y el Tour de Francia, los objetivos ambiciosos que se planteó para este 2017.

A la Vuelta a Asturias llegó para ponerle fin a su fuerte preparación y ver qué sensaciones tenía. La victoria de este domingo era algo previsible. Desde que se conoció el corto recorrido y los participantes se pensaba que este triunfo era casi que obligatorio, pero lo realmente importante era ver cómo estaban sus fuerzas en carrera. La calificación fue excelente: está sano y recargado.

“Estoy totalmente satisfecho. Veo que las piernas responden bien. Quedamos en buen camino para este reto que nos hemos marcado (ganar Giro y Tour). La participación de esta carrera es buena, y esperamos que terminemos sin complicaciones y con buena suerte”, fueron las palabras de Nairo, quien esbozaba una gran sonrisa por lo que fue su rendimiento.

La jornada suponía fuertes inclemencias climatológicas. Movistar debía ser inteligente para poner a su líder a pelear en los últimos kilómetros, y todo salió como se había planificado. Hubo una fuga en la que estaban involucrados cinco ciclistas que no pudieron con la lluvia, el frío, el viento y hasta de la nieve en el tramo final de la carrera. Faltando 9 kilómetros, el pequeño grupo de 27 corredores estaba compacto y se esperaban los ataques.

Vuelta a Asturias

El boyacense Nairo Quintana, segundo en la general de la Vuelta a Asturias

Foto:

Movistar Team

En ese momento, Nairo mandó a su equipo a ponerse delante de todos para trabajar y controlar a los rivales. Sin embargo, las pequeñas escaramuzas se comenzaron a ver.
El español Sergio Pardilla fue el primero en moverse y el grupo se comenzó a estirar. La nieve arreciaba, por lo que cada pedalazo era un sufrimiento más fuerte. No se veía bien y el peligro de una caída era latente.

Movistar y Nairo no se desesperaban. Llevaban el peso de la carrera y todos estaban esperando en qué momento iban a mandar un hachazo que dejara sembrados a todos sin forma de respuesta.

Ataque de Dáyer

Cuando faltaban dos kilómetros, Nairo le indicó a su hermano, Dáyer, que era el momento. El menor de los Quintana atacó sin posibilidad de reacción al escaso pelotón, mientras Nairo miraba de reojo quiénes quedaban para ir por la victoria final. Adelante iba Pardilla a unos 12 segundos, pero unos cuantos metros adelante fue cazado.

El momento de Nairo había llegado. En los últimos mil metros se llevó a su rueda a Raúl Alarcón y entre los dos definieron el triunfo. Ni la fuerte nevada frenó al ciclista colombiano, quien terminó imponiéndose ante el corredor español para conseguir su tercer triunfo en 2017 (había ganado una jornada en la Vuelta a la Comunidad Valenciana y otra en la Tirreno Adriático) y su victoria 36 en el WorldTour.

Vuelta a Asturias

Nairo Quintana es segundo en la Clasificación general.

Foto:

Movistar Team

Alarcón, segundo en la etapa, se montó en el liderato, que mira el boyacense a siete segundos de distancia.

“Fue un día con mucho frío y peligroso, sobre todo en las bajadas con el agua. Se ha pasado mal, ha sido una jornada muy difícil, pero ya son varios los días en que nos ha tocado un escenario igual y nos vamos acostumbrando”, comentó Nairo.
Con esto, Nairo demuestra que está en un buen estado de ritmo y con las fuerzas necesarias para ir por su segundo título del Giro de Italia.

“Me siento a punto, estamos bien y esperamos que el nivel alcanzado aquí sea suficiente para llegar bien a la salida del Giro”, concluyó un confiado Nairo Quintana.
Este lunes finalizará la Vuelta a Asturias con una etapa de 119 kilómetros entre Cangas del Narcea y Oviedo, con un puerto de segunda categoría, el de El Violeo, a solo 10 kilómetros de la meta en la capital asturiana.

DEPORTES

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA