'Estoy encantado con lo que he hecho en la Vuelta': Froome

'Estoy encantado con lo que he hecho en la Vuelta': Froome

El británico también aseguró que va a seguir luchando para ganarla algún día.

fg

Chris Froome, cicilista británico.

Foto:

EFE

11 de septiembre 2016 , 03:39 p.m.

Chris Froome, el gran dominador del ciclismo mundial en el último cuatrienio con sus tres victorias en el Tour de Francia, se va de la Vuelta a España 2016 sin saldar la cuenta que tiene pendiente con una carrera en la que se destapó en 2011 pero que sigue sin ganar después de cinco intentos.

Lo intenta una y otra vez el británico nacido en Kenia, casi intratable en julio y más vulnerable entre el declinar de agosto y el arranque de septiembre. Por una u otra razón, la Vuelta no corresponde a Froome (20-05-1985) todo el cariño que él le profesa.

Y mira que la corteja regresando cada año cuando otros en su lugar, después de dar la cara en el Tour, la gran cita de la temporada, lo que buscarían sería descanso, relax y familia. Pero el líder del Sky, no.

El de Nairobi insiste una y otra vez. Y a cada derrota más lealtad muestra a una prueba en la que suma ya tres segundos puestos y ganas, muchas ganas, de ganarla.

Pero siempre encuentra alguien o algo que se lo impide. En 2011, el mejor Juanjo Cobo de su carrera. Más concretamente un último aliento del 'Bisonte de la Pesa' cerca de su casa, en Peña Cabarga, para aguantar 13 valiosos segundos que ya no fue capaz de remontar el por entonces aprendiz de líder del Sky.

En 2012 ni alcanzó el podio, desgastado por su primer cajón en el Tour -segundo tras su compañero Bradley Wiggins, ante el que pareció superior- y el primero de sus dos bronces olímpicos en la contrarreloj en ruta.

El segundo fue hace unas semanas en Río. Aún así, fue cuarto al final de la carrera que quedó definitivamente ligada a los nombres de Alberto Contador, que regresaba hambriento tras su sanción por dos años por dopaje, y el de Fuente De, donde el español impartió magisterio en audacia y estrategia.

Regresó a la Vuelta en 2014 y de nuevo Contador le precedió en lo más alto el podio después de remontar en La Farrapona y Ancares los ataques a los que le sometió el británico. En 2015 fue una caída la que impidió a Froome hacerse con lo que empieza a ser su gran objeto de deseo.

La sufrió en Andorra, en una etapa épica ganada por Mikel Landa y que consiguió acabar a pesar de llegar muy dañado a la meta. Y de este 2016 no olvidará su despiste y el de su equipo camino de Formigal, cuando se dejó 2 minutos y 37 segundos en un movimiento táctico de Contador que benefició y encumbró a Nairo Quintana.

No pudo nunca el keniano con el colombiano en las etapas de montaña, más allá de ganarle en un esprint de dos en Peña Cabarga, pero la ventaja que le sacó en la contrarreloj Jávea-Calpe, 2:16, debería haberle bastado para imponerse en una carrera a la que, no obstante, volverá.

Y lo hará para ganarla. Para saldar la deuda que reconoció en la salida, hace tres semanas en Galicia, tiene contraída con una ronda que también le adora, le agradece sobremanera su lealtad y, seguro, le espera algún día de rojo tras la última etapa.

EFE

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA