Chris Froome vive su hora más oscura

Chris Froome vive su hora más oscura

Un control en la Vuelta a España 2017 le salió adverso. El dopaje ronda su carrera.

Chris Froome

El británico Chris Froome, sólido líder de la Vuelta a España, competirá la contrarreloj del mundial de Ciclismo en Noruega.

Foto:

AFP

16 de diciembre 2017 , 09:18 p.m.

Siempre los ídolos serán vistos como personas fuera de este planeta. Toda gesta que logren será aplaudida e inmortalizada en la memoria colectiva de los que siempre han mostrado su apoyo y de aquellos que sienten admiración. Sin embargo, asimismo como serán héroes, siempre deberán caminar por un hilo bastante delgado porque un error los condenará a los señalamientos y al destierro. Por estos días, el mejor ciclista del mundo, Chris Froome, pasó de ser el gran campeón a ser el nuevo villano del pedalismo mundial por culpa del dopaje. Se cayó un referente.

En mayo del 2014, Froome conquistó el Tour de Romandía. Y lo hizo consumiendo bajo prescripción médica unos corticoides que le ayudan a curar el asma. La AUT fue suministrada bajo amparo de la Unión Ciclista Internacional (UCI). Froome reveló que padecía de asma desde su infancia, y que debe tomar ese tipo de medicamentos.

Después de su victoria en el Tour de Francia 2015, el británico precisó sin embargo que renunció a su consumo durante la carrera para evitar las sospechas. En esa misma carrera, un aficionado le lanzó una bolsa llena de orina al británico gritándole, además, “¡dopado!”.

Froome tuvo que enfrentarse asimismo a acusaciones sobre dopaje tecnológico tras su exhibición en la subida a La Pierre-Saint-Martin en el Tour de Francia. “Intenté ser en la medida de lo posible el portavoz de un ciclismo limpio”, se defendió Froome.

“Hice sugerencias a la UCI, me posicioné a favor de los controles nocturnos (...) ¿qué más tengo que hacer? Siempre los ídolos serán vistos como personas fuera de este planeta. Toda gesta que logren será aplaudida e inmortalizada en la memoria colectiva de los que siempre han mostrado su apoyo y de aquellos que sienten
admiración. Sin embargo, asimismo como serán héroes, siempre deberán caminar por un hilo bastante delgado porque un error los condenará a los señalamientos y al destierro. Por estos días, el mejor ciclista del mundo, Chris Froome, pasó de ser el gran campeón a ser el nuevo villano del pedalismo mundial por culpa del dopaje. Se cayó un referente.

Hice sugerencias a la UCI, me posicioné a favor de los controles nocturnos (...) ¿qué más tengo que hacer?

“Hice sugerencias a la UCI, me posicioné a favor de los controles nocturnos (...) ¿qué más tengo que hacer? Entiendo las preguntas, el pasado de este deporte, pero pido un respeto, trabajé duro para llegar hasta aquí”, explicó delante de los periodistas.

Pero ahora será frente a los responsables antidopaje ante quienes deberá expresarse el cuatro veces ganador del Tour. Y deberá justificar la aparición de una cantidad de salbutamol superior a la permitida, incluso con una AUT, en un control en la Vuelta a España el pasado 7 de septiembre.

Sus efectos

El salbutamol, un broncodilatador que alivia los efectos del asma, ha vuelto a zarandear el mundo. La Unión Ciclista Internacional (UCI) anunció el positivo por una sustancia controvertida, ya que su uso está permitido hasta determinados niveles, según el reglamento de la Agencia Mundial Antidopaje, que en este caso autoriza la cantidad de 1.000 nanogramos por mililitro de orina (véase gráfico). En el caso de Froome el registro fue de 2.000 nanogramos.

Este broncodilatador tiene efectos inmediatos tras su uso, disminuye la obstrucción de las vías respiratorias y, cuando se realiza ejercicio físico, resulta de gran ayuda para evitar procesos asmáticos facilitando la respiración. Se puede administrar por vía oral, intravenosa o mediante un inhalador de dosis medida, como el Ventolin, que ha sido el utilizado por Froome.

El salbutamol remite a casos no muy lejanos que sí tuvieron consecuencias en forma de castigo. Dos ciclistas italianos, Alessandro Petacchi y Diego Ulissi, este último aún en activo, fueron sancionados por superar las dosis permitidas.

También ha salpicado el salbutamol a otros ilustres corredores. Miguel Induráin, Alez Zulle, Jan Ullrich e Igor González de Galdeano aparecen en esta oscura lista.

Este caso golpea fuertemente al ciclismo. Como dijo Eusebio Unzue, director del Movistar Team, “es una noticia muy triste, porque Froome era el estandarte”. El pedalismo internacional ha venido luchando por mostrarse limpio después de la mancha imborrable que dejó el estadounidense Lance Armstrong. Froome, desolado y golpeado, encara la etapa más fuerte de su vida. Demostrar su inocencia o ser un dopado más que deja el ciclismo.


DEPORTES

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.