Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Publicidad

Paute aquí

Recibe toda la información de Colombia y el mundo.

Suscríbete

El valor real de Juan Pablo Montoya

Por: |

Juan Pablo Montoya

Juan Pablo Montoya, en siete temporadas, llegó solo una al 'Chase' de la Nascar.

El colombiano correrá en la IndyCar en el 2014 con el equipo Penske.

La condición que se puso Juan Pablo Montoya para correr en el 2014 era conseguir un automóvil ganador, por encima del campeonato que fuera. Claramente, en la F-1, salvo el puesto que dejó vacante Raikkonnen en Lotus, no había un asiento de punta ni se conocieron contactos formales. En Nascar, tuvo una oferta de un equipo intermedio que no le interesó, pues era cambiar de colores, pero no de situación hacia un auto de punta.

Michael Andretti –con quien Montoya tuvo un violento y polémico choque en su segunda carrera de la serie CART en 1999 y que desató una agria rivalidad– lo contactó para que volviera a la serie, llamada ahora IndyCar.

Pero Michael tenía apenas un proyecto en mente sin la plata para rodarlo, cosa que le sobra a Roger Penske, cotizado en el puesto 80 de los más ricos de Estados Unidos, quien primero compró a Montoya y ahora pondrá un tercer carro con todo su tinglado para el año entrante, sin depender de patrocinios. Ese es el valor real de Juan Pablo, un piloto de tantos quilates que se compran por quienes tienen un ojo agudo para conocer su velocidad y potencial ganador.

Eso se ilustra con el contraste que se puede hacer con la llegada de Rubens Barrichello a esta misma serie de Estados Unidos al salir de la F-1. Ni resultados ni plata hubo para que el brasileño permaneciera en esta categoría de autos monoplazas en la cual tuvo un paso gris.

¿Podrá Montoya rehacer esa historia fantástica que escribió en la CART, donde ganó siete carreras en su primer año, a la tercera salida ya fue vencedor, en la cuarta carrera ganó en un óvalo y al final del año fue campeón, con el agregado de una victoria en las 500 de Indianápolis?

Claramente, sí. Sus seis años en Nascar pueden haberle entumido transitoriamente algunas habilidades, como mirar hacia la derecha al volver a los circuitos ruteros y urbanos y algunos pasos en la tecnología, que en la Indy no es tan sofocante como en la F-1. Pero, como se ha visto en las carreras de duración en Daytona, con pocas vueltas está de nuevo y solo será un asunto de aclimatación en la pretemporada lo que sucederá para estar en forma.

El agobiante calendario de Nascar le ha dado a Juan Pablo muchos miles de kilómetros de competencia más que los que tienen sus próximos rivales, y un olfato táctico para moverse en los óvalos, muy aplicable a la nueva serie, donde la renovación no es tan evidente.

13 años después, vuelve a medirse contra Oriol Serviá, Dario Franchittti, Helio Castro Neves, Alex Tagliani, Tony Kanaan y Takuma Sato, que se quedaron prácticamente en lo mismo mientras Montoya corrió seis mundiales, ganó siete carreras en la F1 y estuvo cerca de un título.

Se encontrará entre los pilotos de la Indy a Sebastián Saavedra, quien tiene contrato con el mismo equipo para el 2014 y probablemente con Carlos Muñoz, quien talla su ascenso desde los Indy Lights, junto con Gabriel Chaves.

Mejor paso no pudieron dar Montoya ni Roger Penske. Y en otro paso, la serie IndyCar gana una estrella cuya resonancia le hace mucha falta para su sintonía.

JOSÉ CLOPATOFSKY
DIRECTOR DE MOTOR

Herramientas

Publicidad

Paute aquí

Patrocinado por:

ZONA COMERCIAL

Paute aquí

Reportar Error

¿Encontró un error?

Para eltiempo.com las observaciones sobre su contenido son importantes, permítanos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de la Casa Editorial El Tiempo (CEET). Por favor, incluya su nombre y correo electrónico para informarle del seguimiento que le hemos dado a su observación.

Los campos marcados con * son obligatorios.

*
*
*

Respuesta

Recordar clave

Recordar clave

Por favor, escriba la dirección de correo electrónico con la cual se registró.