Medicamentos, el alto costo de la vida en Colombia

Medicamentos, el alto costo de la vida en Colombia

En América Latina mueren al año 700 mil  personas  por no acceder a medicamentos, asegura la OMS.

Protesta por medicamentos

Manifestantes en Venezuela protestan por la falta de medicamentos en ese país

Foto:

Carlos García Rawlins/ Reuters

17 de mayo 2017 , 08:10 a.m.

Hace 28 años el ex presidente colombiano Ernesto Samper Pizano fue víctima de un atentado, recibió una transfusión sanguínea y se contagió con hepatitis C. Tiempo después se curó porque su EPS pagó 84 mil dólares por la cura: sofosbuvir, un medicamento que tomó durante 12 semanas.

Muchos años después, ya en la secretaría técnica de Unasur, Samper Pizano recibió la visita de los representantes de la farmacéutica, quienes llegaron a proponerle que podían rebajar el costo del medicamento a 6.400 dólares, teniendo en cuenta que la enfermedad se estaba extendiendo en Suramérica. En Colombia se estima que sean 425.000 personas, según la Organización Mundial de la Salud, cifra sobre la que no hay un acuerdo.

Cuando a Samper lo buscaron en Unasur y le propusieron una negociación para bajar el costo del tratamiento, había diversas compañías interesadas en producir el genérico de sofosbuvir. “Entonces yo les dije, perfecto, pero me van devolviendo los 78 mil que me robaron”.

Ernesto Samper y su mirada al costo de los medicameEl expresidente cuenta cómo le afectó su vida la hepatitis.
Ernesto Samper

Ernesto Samper. Foto: Milton Díaz

El caso de Ernesto Samper y la hepatitis C, enfermedad de infección del hígado que se transmite a través de la sangre y de convertirse en crónica puede terminar en cirrosis o cáncer de hígado, supone que quien tenga la enfermedad puede curarse adquiriendo el medicamento costoso, o someterse a un trasplante de hígado que está por el orden de los 100 mil dólares. 16 mil dólares más que tomar sofosbuvir

Colombia enfrenta 140 mil fallos judiciales al año...la mayoría tienen que ver con acceso a medicamentos

El caso ejemplifica muy bien las barreras para el acceso a medicamentos. Las medicinas fueron el sexto producto más comercializado en el mundo en el año 2015 al igual que en Colombia, según las cifras de comercio de la división estadística de las Naciones Unidas.

Este problema genera dos consecuencias graves. La primera de carácter sanitario. En el mundo hay 2.000 millones de personas que no disponen de los medicamentos necesarios para tratarse. En América Latina mueren al año 700 mil por no acceder a medicamentos, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Una segunda consecuencia es la crisis de los sistemas de salud, como el colombiano, que económicamente no soporta cubrir medicamentos de alto costo, pero lo hace. En Colombia el costo de los medicamentos está cubierto por el Sistema de Salud. Los colombianos pagan de su bolsillo el 15% del costo de gastos en salud, que es una de las porciones más bajas en los países en América Latina que en promedio gastan el 40%, incluso es más baja que el 20 % en promedio que pagan en los países de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos).

¿Qué hacer? Las críticas a la industria farmacéutica que según expertos pone por encima del derecho a la vida los intereses comerciales en cuanto al costo de producción de medicamentos, es un problema de muchas caras. En Colombia, el Ministerio de Salud ha decidido hacerle frente regulando los precios de algunos medicamentos, enfrentando con ello todo tipo de presiones internacionales e incluso internas.

Y para blindar aún más la política farmacéutica en Colombia, el Plan de Desarrollo 2017 incorpora un artículo que controla la entrada de los nuevos medicamentos, lo cual es una innovación a la tendencia global. Así lo explica Claudia Patricia Vaca, directora del Centro de Pensamiento Medicamentos, Información y Poder de la Universidad Nacional.

Esta barrera en la puerta de entrada definiendo precios, puede ayudar no solo a bajar los gastos en salud sino también a generar un incentivo para que la industria se enfoque en medicamentos que realmente sirvan para la población. Sin embargo, la Asociación de Laboratorios Farmacéuticos de Investigación y Desarrollo (Afidro) ya hizo sus reparos jurídicos al tema.

Pero mientras el sistema cambia y se ven mejores resultados, el hueco en las finanzas de la salud colombiana como consecuencia de los altos costos de los medicamentos es ya irreversible.

GINNA MORELO, RAFAEL QUINTERO Y CLAUDIA BÁEZ
​Unidad de Datos de EL TIEMPO

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA