Verdolaga / El lenguaje en el tiempo

Verdolaga / El lenguaje en el tiempo

Se usa también para indicar que algo es ‘de color verde’, y el Nacional lo es por antonomasia.

Atlético Nacional

Atlético Nacional, favorito al título.

Foto:

AFP

08 de agosto 2017 , 04:36 p.m.

El lector Pedro Jaramillo protesta porque el Diccionario de la lengua española, DLE, 2014, registra la palabra “azulgrana” como adjetivo que significa ‘relativo al Fútbol Club Barcelona’ y ‘jugador o seguidor del Fútbol Club Barcelona’, mientras que la palabra “verdolaga” se refiere a una verdura, pero no menciona por ningún lado al Atlético Nacional.

La prensa identifica al equipo antioqueño como el equipo verdolaga, como se ve en estas citas recientes: “El conjunto ‘verdolaga’ protagonizó la primera jugada con riesgo de gol” (Futbolred), “El delantero barranquillero se llevó las manos a la cara, pese a que el ‘verdolaga’ jamás lo tocó” (Ecos del Combeima), “Esta campaña asemeja a lo hecho por el plantel verdolaga en los torneos Apertura-2015 y Finalización-2016” (El Colombiano).

Ningún diccionario normativo registra este uso, y sería justo que lo hicieran, pues es práctica tradicional bastante extendida. Ya el Diccionario de americanismos, 2010, advierte que “verdolaga” se usa también para indicar que algo es ‘de color verde’, y el Nacional lo es por antonomasia.

Sugiero que se haga una solicitud formal a la Real Academia Española, para que se agreguen a la palabra verdolaga los significados ‘relativo al Atlético Nacional’ y ‘jugador o seguidor del Atlético Nacional’.

Es suficiente una carta con anexos gráficos que demuestren que es uso tradicional, y que así se ha llamado al equipo y a sus jugadores y seguidores en medios de al menos tres países.

Se benefició
En el titular “En 18 fallos se beneficiaron a 580 personas” se confunden el uso personal y el impersonal. El personal supone un sujeto (ellos), el verbo va en plural y no lleva el pronombre “se”, “En 18 fallos beneficiaron a 580 personas”. El impersonal no tiene sujeto, el verbo va en singular y debe llevar el pronombre “se”, “En 18 fallos se benefició a 580 personas”.

El pronombre “se” tiene dos usos principales, el reflexivo, que indica ‘a sí mismo’, “Juan se miró al espejo”, y el impersonal, que indica que no hay sujeto, “Se recuerda que la asamblea comienza a las 9 a. m.”. Este último uso exige que el verbo vaya en singular, “Se cita a los asambleístas” (no “Se citan a…”), “Se examina a los alumnos” (no “Se examinan a…”).

Otra opción es eliminar la preposición “a”, caso en el cual el verbo va en plural, “Se citan asambleístas”, “Se examinan alumnos”, “Se beneficiaron 580 personas”. Esta última forma es la refleja pasiva, donde el complemento del verbo hace el papel de sujeto: ‘Se venden lotes’ (no ‘Se vende lotes’), ‘Se arriendan bodegas’ (no ‘Se arrienda bodegas’).

FERNANDO ÁVILA
​Experto en redacción y creación literaria

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA