Nueva York rindió tributo a Stan Lee, 'el dios de los cómics'

Nueva York rindió tributo a Stan Lee, 'el dios de los cómics'

El artífice de Marvel participó en el panel más emotivo de la reciente edición del Comic Con.

fg

Durante todo el año, Stan Lee fue homenajeado por toda la industria, por su carrera y aportes a la cultura popular.

Foto:

AFP - Archivo particular

17 de octubre 2016 , 04:18 p.m.

El auditorio del Madison Square Garden de Nueva York estaba casi a reventar esperando al más querido de sus superhéroes. No se trataba de Spider-Man o el Capitán América, sino de Stan Lee, el más poderoso de todos y el artífice del universo de esos personajes que adquirieron con el tiempo un estatus de devoción religiosa.

Los gritos de histeria alcanzaron un volumen irracional cuando Lee apareció en el escenario. Sin necesidad de traje especial a prueba de todo, como el de sus creaciones, apostó por un pulóver verde sencillo, un pantalón claro y unas zapatillas deportivas blancas.

Pero su presencia tenía un brillo especial en la noche del 7 de octubre, cuando participó en el panel más emotivo de la reciente edición del Comic Con de Nueva York, punto de encuentro de miles de fanáticos de los cómics, los videojuegos, el cine y las series de TV.

“Eres una leyenda, el más grande”, gritó entre el público un hombre corpulento de unos 40 años que traía puesta una vieja camisa en la que se revelaba una imagen borrosa de Spider-Man.

Stan Lee sonrió mientras se acercaba al director de cine Kevin Smith, quien se encargó de dirigir una charla llena de recuerdos de este hombre que a sus 93 años mantiene esa energía intacta con la que fue capaz de crear la compañía Marvel y apostar por el cómic y su relevancia cultural.

Lo que comenzó en 1939 como una editora independiente de cómics, en el corazón de la ciudad de Nueva York, con la publicación del primer número de una revista de acción, misterio y aventura –protagonizada por La Antorcha Humana–, se convirtió con el tiempo y mucho esfuerzo en una de las empresas de entretenimiento más grandes del planeta.

“Lee es el arquitecto de sus sueños. Este es el hombre que inspiró a Steven Spielberg, George Lucas, J. J. Abrams... Es sin duda una de los narradores de historias más grandes que el mundo haya conocido, ¡Aplaudamos al inmortal Stan Lee!”, fue la emocionada introducción de Smith, quien en 1995 le demostró su amor al editor al darle una pequeña aparición en su comedia ‘Mallrats’, mucho antes de sus famosos cameos en los filmes más recientes de los personajes de Marvel.

A su vez, el invitado especial de la edición 18 del Comic Con de Nueva York recibió otro reconocimiento: la capital del mundo declaró el 7 de octubre como el Día de Stan Lee.

“¿Qué clase de festivo es este en el que no cierran las escuelas o los bancos?”, bromeó, mientras sostenía un diploma que, de alguna manera, parecía emular esos reconocimientos que muchas veces recibieron sus superhéroes cada vez que salvaban el mundo.

Entre el público se notaban rostros de emoción y una que otra lágrima de los fanáticos que se sentían afortunados de ser parte de ese momento, ya que el creador de Marvel había anunciado recientemente que este Comic Con era su última aparición en eventos públicos.

Pero el protagonista de ese día no quiso referirse al inminente retiro. En cambio, prefirió darle la palabra a Walt Simonson y a Chris Claremont, compañeros de viaje en esa travesía creativa en el mundo de los cómics y a la vez testigos de las buenas y las malas épocas por las que tuvo que pasar la editorial de cómics en toda su historia antes de convertirse en una maquinaria de fantasía que ahora funciona muy bien.

“Era el lugar más intenso y loco para trabajar, pero todo los días se aprendía a contar historias maravillosas”, recordó Claremont, a quien se le conoce como el creador de los ‘X-Men’ contemporáneos.

Por su parte, Simonson, quien hizo su carrera como dibujante de Thor y otros personajes, reconoció que fue bendecido al compartir con un maestro como Lee.

“Él siempre nos hablaba de la calidad en el trabajo, de contar la mejor historia y de alcanzar el trazo perfecto para las viñetas (…) Recuerdo que me dio una nota relacionada con eso, yo la hice enmarcar y aún la tengo en mi casa”, comentó.

Stan Lee no dejaba de mirar a ese par de amigos con un brillo en sus ojos cercano al que expresa un abuelo a sus nietos. Por momentos, se sonrojaba con los halagos que a su vez se mezclaban con aplausos intermitentes de un público que seguía fiel esos recuerdos cargados de nostalgia y emoción.

“Siempre me he considerado el hombre más afortunado del mundo porque hemos tenido a la gente con más talento, escritores y artistas”, sostuvo Lee.

Un suspiro multiplicado por miles inundó la sala hasta que Kevin Smith decidió entrar en ese tira y dame emotivo diciendo que “Stan Lee es el creador que siempre ha inspirado a otros creadores”; pero una mujer del público le replicó: “Realmente él es Dios”, dando así un nuevo título al que todos llaman el padrino de los cómics.

Lee respondió con una sonrisa y se despidió con su famoso grito: “¡Excelsior!”; esa palabra que convirtió en su marca registrada y con la que desprendió sollozos de alegría a los fanáticos de este superhéroe de carne y hueso que se iba feliz tras haber cumplido su misión.

ANDRÉS HOYOS VARGAS
Cultura y Entretenimiento
Nueva York.

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA