Pueblos patrimonio para colorear / Jericó y Santa Fe de Antioquia

Pueblos patrimonio para colorear / Jericó y Santa Fe de Antioquia

Esta iniciativa hace parte de una alianza con el Ministerio de Comercio, Fontur y Hay Festival.

jericó

Cultura, aventura, sabor y patrimonio son algunos de los tesoros que tiene para ofrecer este municipio del Suroeste antioqueño.

Foto:

Jaiver Nieto / EL TIEMPO

22 de diciembre 2017 , 06:51 p.m.

Santa Fe de Antioquia

Este pueblo, fundado en 1541 por el mariscal Jorge Robledo, es conocido como la Ciudad Madre del departamento de Antioquia, y fue su primera capital hasta el año 1826.

Santa Fe de Antioquia cuenta con una arquitectura en la que se destacan largos y corridos balcones de estilo colonial, zócalos de piedra, tapias de tierra pisada, ventanales de rojo colonial con barrotes torneados, las portadas rematadas en ladrillo, así como viviendas y templos con fachadas barrocas. Algunos atractivos de este destino son la Catedral Basílica Metropolitana de la Inmaculada Concepción, el Museo Juan del Corral y la iglesia de Santa Bárbara.

Mención especial se merece el puente de Occidente, pues con 291 metros de longitud, suspendido sobre el imponente río Cauca, llegó a ser considerado el más largo de Latinoamérica y a estar entre los siete más largos del mundo, diseñado por el ingeniero José María Villa –quien participó en la construcción del puente de Brooklyn, en Nueva York–.

En este pueblo patrimonio se puede experimentar la devoción religiosa mediante la celebración de la Semana Santa. Algunos rituales y personajes que la hacen diferente son las sahumadoras, mujeres encargadas de encender los aromas en los pasos ‘mi padre Jesús’ y ‘el Señor Caído’.

Allí también se puede disfrutar de ferias y fiestas, como el Festival Internacional de Cine, o la Fiesta de los Diablitos, que se lleva a cabo entre el 22 y 31 de diciembre, en la que sus habitantes celebran con máscaras la alegría de ser niños. Las vestimentas incluyen trajes rojos, capas amarillas llenas de cascabeles multicolores, alpargatas y máscaras negras adornadas con los infaltables cachos rojos.

En cuanto a la gastronomía se destacan los dulces de tamarindo, insignia de Santa Fe de Antioquia, los dulces artesanales, la comida típica antioqueña, entre otros. Este destino es el lugar perfecto para perderse del atafago cotidiano, entre las montañas que la envuelven, el morado y amarillo de sus trinitarias, el anaranjado de sus tejados y el ocre de los ríos Cauca y Tonusco.

Pueblos

Ilustración realizada por Kevin Simón Mancera para el proyecto ‘Trazos viajeros’.

Foto:
Jericó

Es un pueblo del suroeste antioqueño de nombre bíblico, fundado en 1850 por don Santiago Santamaría Bermúdez de Castro; es un destino rodeado de montañas, bañado por las aguas del río Piedras y custodiado por el morro El Salvador.

La arquitectura republicana y la influencia de la colonización antioqueña se resaltan en los aleros, balcones, portones, contraportones, calados, ventanas, zaguanes y patios de sus viviendas, generalmente de uno y dos niveles, la mayoría hechas en bahareque, en los techos de tejas de barro, en el delicado trabajo de la madera, el diseño de los templos, las calles adoquinadas y empedradas.

La catedral de Nuestra Señora de las Mercedes, iglesia principal, ubicada en el parque Reyes, de estilo romántico moderno, sostenida por 12 columnas tiene un área total de 2.772 metros cuadrados y su color sobrio contrasta con las construcciones aledañas, los árboles frondosos y el santuario del Inmaculado Corazón de María.

Este municipio tiene un espíritu religioso que se manifiesta en sus 17 templos y recintos sagrados, así como la devoción de cada habitante hacia María Laura de Jesús Montoya Upegui, la madre Laura, la primera santa colombiana, canonizada por el papa Francisco en Roma en el año 2013. Allí se encuentra su casa natal, lugar de peregrinación permanente. Otro atractivo religioso es el Cristo Rey, monumento que adorna al morro El Salvador, inaugurado en octubre de 1828.

Este pueblo patrimonio es considerado como el fabricante estrella del tradicional guarniel antioqueño, como lo llaman allí, o el carriel jericoano, los cuales se pueden encontrar de diversos diseños, colores, tamaños y procesos de elaboración. En su gastronomía, se destaca el postre jericoano, un manjar artesanal que consta de cinco capas de frutas y dos de bizcochuelo empapados en vino y ron; las tortas Luisas de galleta asada, compuesta por harina, miel de panela, azúcar, mermelada de guayaba y mogolla encantan a visitantes de todas partes por su combinación de sabores.

Pueblos

Ilustración realizada por Kevin Simón Mancera para el proyecto ‘Trazos viajeros’.

Foto:

CULTURA
EL TIEMPO
@CulturaET

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.