Los años 80, desde la literatura infantil de Ricardo Silva Romero

Los años 80, desde la literatura infantil de Ricardo Silva Romero

'Todo va a estar bien' es la nueva novela del escritor. La protagoniza un psicólogo para perros.

fg

Silva rinde homenaje a su generación, recordando el betamax, el 'walkman' y la televisión de la época.

Foto:

Diego Santacruz/EL TIEMPO

19 de diciembre 2016 , 09:01 a.m.

“A las 7 a. m. entró el fox terrier tembloroso que ha estado ladrándoles de más a sus dueños porque cada día, según dice, los conoce menos. A las 8 a. m. apareció la dóberman que está cansada de que las niñas pequeñas de la casa le tengan tanto miedo. A las 9 a. m. llegó el schnauzer ansioso que hace meses fuma y fuma y no logra dormir porque cree que alguien va a meterse en su apartamento. A las 10 a. m. se acostó en el sofá el pitbull terrorífico que nunca me dice una sola palabra completa, sino que gruñe y gruñe y babea mirándome a los ojos durante toda la sesión”.

(Lea aquí las columnas de Ricardo Silva Romero)

Así describe el doctor Jeremías Rey un día habitual suyo como psicólogo de perros. Él y Olga Aldana, una niña prodigio de 8 años, son los protagonistas de 'Todo va a estar bien', la nueva novela infantil (y también para adultos) de Ricardo Silva R., que a pocos días de su publicación ya tiene una nueva edición en librerías.

Silva dice que la inspiración del singular doctor Rey se remonta doce años atrás, cuando un médico que lo atendía le comentó que tenía un amigo que era psicólogo de perros. “A mí me pareció que eso tenía que ser muy gracioso, ideal para una novela de humor, o sea de niños, que es lo mismo”.

(Conozca aquí más sobre literatura infantil)

El autor agrega que, por eso, el humor en esta historia tenía que ser “literal”. Es decir, que los perros fueran al consultorio de Rey a contarles sus problemas, que al parecer son muy parecidos a los de los humanos, como lo comprobó el propio autor luego en investigaciones que realizó para tejer la trama.

“Usualmente los problemas que tienen los perros son porque los humanos se los botan encima. Tienen neurosis que heredan porque están recibiendo el drama de sus humanos”, dice.

Precisamente uno de los pacientes que llegan al consultorio del protagonista de la novela es Góngora, el perro ovejero de Olga, que siente que se estaba volviendo humano y loco.

“Deje esa casa ya mismo Góngora –dijo, apurada, mi debilidad–: usted no es un florero sino un perro ovejero, y un perro ovejero tiene que estar guiando a sus ovejas en el campo”.

Esta recomendación del doctor Rey lo obligará a recorrer medio país, junto a Olga, en busca del perro lanudo, cuando este decide huir de su casona en el tradicional barrio La Merced de Bogotá.

Además de las simpáticas aventuras en que se verán envueltos los protagonistas, Silva ubica la trama en 1983, y aprovecha para hacer un ejercicio de recuperación de memoria de una época que dejó huella.

De esta manera, el lector se encontrará con el betamax, el walkman, los Renault 4 y 12, la música de Michael Jackson y los programas de televisión de entonces como La marquesa de Yolombó, Plaza Sésamo o Educadores de hombres nuevos.

“Esta es una historia que solo podía suceder en esa época, porque hoy los encontrarían por el celular en dos minutos, el perro tendría un GPS colgado o los verían por las cámaras de todos los barrios. Los años 80 son una época en la que podría haber una aventura con suspenso. Hoy todo tiene mucho más control y todo el mundo está más vigilado, para bien o para mal”, explica el autor.

Para la investigación sobre los detalles curiosos que colorean el relato, Silva indagó en revistas y periódicos de la época, que le fueron recordando, en últimas, su propia infancia.

“Esa época es tan bonita como los años 70, 60, 50 o 20. Es una época que merece nostalgia”, dice Silva, quien resalta esa característica generacional de ser una especie de sándwich entre pasado y modernidad.

“Todavía tenemos un pie en unas cosas del pasado muy fuertes y un pie en el futuro, de tal manera que vimos crecer el betamax hasta volverse blu-ray y el walkman hasta volverse iPod”, dice el autor.

Sobre el título 'Todo va a estar bien', Silva agrega que lo escogió porque era una frase a la que siempre le “había dado vuelvas”, porque en el fondo resulta algo conmovedor que las madres siempre se la repiten a sus hijos o que los amigos se dicen entre sí.

“Es una especie de conjuro, pero también es una esperanza de que, al decirlo, comprometa al mundo y que se solucionen los problemas. Tiene algo de plegaria, pero no a nadie: no se lo está pidiendo uno a Dios, sino como a uno mismo, al mundo, a los demás. Y en el fondo, parte de la base de que nada está bien en este momento”, concluye.

'Todo va a estar bien'Ricardo SilvaEditorial Alfaguara224 páginas$ 39.000

CARLOS RESTREPO
Cultura y Entretenimiento

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA