Las Bóvedas, un nuevo espacio para el arte digital

Las Bóvedas, un nuevo espacio para el arte digital

Este centro experiencial busca convertirse en un referente artístico de la cultura electrónica.

Las Bóvedas

Las Bóvedas está ubicado en Bogotá, en el sótano del edificio que fue el archivo general de la Procuraduría.

Foto:

Camilo Martínez

09 de junio 2017 , 05:05 p.m.

En un sótano de 1.330 metros cuadrados que adquirió el Banco de la República en 1972 y que luego se convirtió en el archivo general de la Procuraduría, ahora funciona un centro experiencial llamado Las Bóvedas. 

Esta plataforma multiespacio, que funciona en torno a las artes digitales y electrónicas, abarca todo tipo de muestras artísticas que hayan sido intervenidas por la tecnología para su producción o visualización.

El gestor de este nuevo espacio ubicado en el centro de Bogotá –en la carrera 5.ª con calle 15– es Camilo Martínez, quien ha sido promotor de fiestas en clubes de música electrónica como Baum, El Coq y el extinto Billares Londres.

“Quiero que en Las Bóvedas la gente tenga un lienzo en blanco para intervenir. La idea principal es crear proyectos artísticos propios que salgan de aquí para ser expuestos en el exterior”, dice Martínez.

El segundo piso del lugar es donde se realizan las instalaciones. Allí también hay un café, una tienda de jugos y conexión gratuita a Wifi.

En el primer piso de Las Bóvedas –que viene a ser el sótano del sótano– se encuentra un bar con pista de baile con capacidad para unos 300 asistentes.

Esta área pretende recibir a un público reducido que esté interesado en aprender sobre la historia, el desarrollo y las diferencias entre los distintos subgéneros de la música electrónica, a través de conversatorios y sesiones de escucha que se realizan cada jueves.

Según Martínez, “en los últimos tres años, muchos jóvenes en Colombia se han interesado por sonidos como el techno y el house, pero buena parte de ese público que se creó aquí no tiene un conocimiento serio sobre la cultura de la música electrónica”.

Agrega que “son muchos los jóvenes que llegaron a esto porque estaba de moda, porque lo que escuchan les gusta para mezclarlo con drogas o porque la fiesta es hasta las seis de la mañana y nadie les dice nada, pero no hay una base de educación real sobre el tema”, comenta Martínez.

“Por eso, quiero hablarle a un público más pequeño y específico. La idea es empezar a hacer una labor más concientizada y crear espacios de diálogo para que la gente entienda qué es lo que va a escuchar”, añade.

Estas sesiones suelen estar guiadas por músicos invitados, y en ellas se escuchan vinilos, se observan videos y se responden preguntas sobre cada tema.

“Los fines de semana haremos fiestas y todos pueden venir, pero nuestra intención de fondo es que los visitantes conozcan bien eso que les gusta y sientan que pasar por Las Bóvedas les está enseñando algo sobre los distintos usos de la tecnología y los nuevos medios”, concluye Martínez.

Además, mediante instalaciones, proyecciones y talleres dirigido a sectores vulnerables de la población, Las Bóvedas pretende que este público viva una experiencia inmersiva y sensitiva de alto impacto en cada visita.

CULTURA Y ENTRETENIMIENTO

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA