'Pobby y Dingan', un relato sobre el valor de la vida

'Pobby y Dingan', un relato sobre el valor de la vida

La novela de Ben Rice tiene esa capacidad para recrear el suspenso que es estar vivo.

fg

Portada de 'Pobby y Dingan', del escritor Ben Rice.

Foto:

Archivo particular

20 de noviembre 2016 , 03:02 a.m.

Querría encontrar en las librerías, porque desde hace quince años no he vuelto a verla en ninguna parte, una conmovedora e irrepetible novela de Ben Rice que se llama ‘Pobby y Dingan’: querría regalarla siempre que tenga que dar un regalo porque pocas veces un libro me ha transmitido como contagiándome este amor por las personas que nos han tocado en suerte y ese amor por lo invisible que es un don tan humano como el don de la ficción. Seguro se consigue en San Librario, la infinita librería de viejo de Bogotá: por la portada de la edición en español, que es una portada azul pero azul clarito y pálido, camina una niña –la fantasmal Kellyanne Williams– como una equilibrista que busca a sus dos amigos imaginarios por las guaridas y los rincones y las minas de ópalos del pueblo australiano de Lightning Ridge, pero el verdadero protagonista, que es también el narrador de la aventura, es el hermano mayor exasperado –Ashmol, con su voz hastiada y sarcástica y tierna de adolescente engañado por el mundo– que sin embargo a la hora de la verdad estará dispuesto a lo que sea con tal de devolverle la paz a su familia.

Seguro que podría uno acudir a ‘el detective de libros’, ese misterioso amigo y superhéroe del mejor submundo del mundo que a mí me ha resuelto tantas búsquedas y me ha traído tantos volúmenes que podrían darse por perdidos, pero lo ideal sería que ‘Pobby y Dingan’ volviera a ser editada como todas las clásicas novelas de iniciación que son capaces de articular la extrañeza y la emoción inesperadas que produce esto de seguir con vida.

Resulta raro que un libro consiga valer la pena y de paso dar ganas de vivir tal como lo consigue un disco favorito: la benigna ‘Pobby y Dingan’ tiene en común con ‘La isla del tesoro’ o ‘El guardián entre el centeno’ o ‘Reencuentro’ esa capacidad para recrear el suspenso que es estar vivo y para recordar que la generosidad es sobre todo un hallazgo, y cuando uno la cierra es una caja con una vida adentro.

RICARDO SILVA*
Especial para EL TIEMPO
*Escritor, autor de ‘Historia oficial del amor’

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA