Naranjada Cultural / Opinión

Naranjada Cultural / Opinión

'Es preocupante que el presidente de un país considere 'cultura' lo que publican ciertos youtubers'.

06 de julio 2018 , 10:27 p.m.

En varias alocuciones el presidente electo ha dicho que el Ministerio de Cultura va a ser protagonista en su gobierno, como nunca antes lo ha sido. 

En su paso por el BID como jefe de cultura, creatividad y solidaridad, Iván Duque aprendió sobre las economías creativas y llevó estos conocimientos al Congreso colombiano, donde logró la aprobación de una ley para el fomento de las industrias creativas en el 2017, la ley naranja.

Duque declara que sus “heroínas naranja”, refiriéndose a la economía creativa, son la chef Leo Espinosa y la diseñadora Silvia Tcherassi, afirmación que, sin restarles importancia a estas empresarias, sirve para entender el concepto de cultura que tiene y los propósitos que persigue el nuevo mandatario.

Con un optimismo evidente, habla de pasar del 3 por ciento del PIB que actualmente genera el sector cultural, a un fabuloso 6 por ciento durante su gobierno. Hay que señalar que esta medición del PIB incluye alegremente sectores ajenos al cultural como la moda, la televisión y los restaurantes. Para ese inmenso salto porcentual se requeriría una legión de profesionales altamente calificados que sepan crear y administrar proyectos culturales rentables, pero el personal artístico actual en nuestro país es claramente insuficiente para esa magna empresa.

En una entrevista con la revista Arcadia sobre el tema, Duque manifiesta que “… Las fotos en Instagram, los youtubers y los videos virales son casos de generación de valor y de fama cultural…”, quizás con el forzado propósito de incluir también a las plataformas digitales y a personajes de las redes sociales como 'Epa Colombia' en la contabilidad artística.

Es preocupante que el presidente de un país considere “cultura” lo que publican ciertos youtubers o instagramers sin ningún criterio, sin formación profesional y sin curaduría alguna, pero esa es la dura realidad para un gremio frágil que no debe ser “monetizado” con el simple propósito de inflar las cifras.

La cultura no se puede medir por la plata que produce, de lo contrario nunca existirían figuras como la cantaora Petrona Martínez o el director de orquesta Andrés Orozco-Estrada. Es muy posible que en esta administración resulten beneficiadas las estrellas del pop, gente como J Balvin y que los youtubers terminen convertidos en “artistas profesionales”.


Óscar Acevedo
Músico y crítico musica
acevemus@yahoo.com

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.