La mirada latinoamericana de Nelson Freire al periodo clásico

La mirada latinoamericana de Nelson Freire al periodo clásico

El pianista se presentó el pasado martes en el XII Festival Internacional de Música de Cartagena.

Nelson Freire

El pianista brasileño Nelson Freire, reconocido por su talento desde la infancia y una de las figuras de esta edición del festival.

Foto:

Cortesía Fundación Salvi

10 de enero 2018 , 09:00 p.m.

Cuando estaba aprendiendo a tocar piano, la profesora del brasileño Nelson Freire le amarraba los dedos. “Yo los torcía, no tenía buena técnica. Era un niño prodigio que hacía lo que se le daba la gana. Era muy difícil, y muchos profesores se negaban a darme clase”, recuerda el pianista, de 73 años.

Un niño prodigio que debutó a los 5 años, con la Sonata en la mayor, K. 331, de Mozart y que hoy es una de las figuras de la 12.ª edición del Festival Internacional de Música de Cartagena.

En su presentación del martes pasado ofreció una mirada latinoamericana a la música clásica e interpretó obras del periodo clásico brasileño, como Bachianas brasileras n.° 4 (Preludio), Tres piezas de Prole do Bébé, de Heitor Villa-Lobos, y del nacionalismo español, como Navarra, de Albéniz.

“Me gusta huir de compositores tradicionales y obvios, para poder dar luz a compositores también muy buenos, pero menos conocidos”, explica Freire.

El pianista es reconocido por su interpretación del Concierto para piano n.° 5, de Beethoven, también conocido como El emperador. Lo presentó por primera vez en 1957, a los 12 años, en Río de Janeiro.

“Llevo interpretándolo muchos años, y cada vez es más difícil. Hace parte de mi vida y me ha abierto muchas puertas”, apunta. De Beethoven dice que es una biblia musical y, sobre todo, resalta el rango de sentimientos que puede evocar. “Con Beethoven, los sentimientos van de la A hasta la Z, los tiene todos”, afirma.

A mi mamá le encantaba el piano. Con su salario de maestra importó uno de Alemania. Yo, cuando era pequeño, era muy enfermo, alérgico hasta a la vida, pero también empecé a tocarlo

Fue El emperador el que le abrió las puertas para estudiar en Viena –sin saber nada de alemán– con el maestro Bruno Seidlhofer. Tenía 14 años. Ya se había mudado algunos años antes a Río de Janeiro desde su natal Boa Esperanza, en Minas Gerais, buscando maximizar su aprendizaje.

Empezó a aprender piano porque no había nada que le gustara más que escuchar a su hermana tocarlo. “A mi mamá le encantaba el piano. Con su salario de maestra importó uno de Alemania. Yo, cuando era pequeño, era muy enfermo, alérgico hasta a la vida, pero también empecé a tocarlo”, dice.

El enfoque latino seguirá en el festival: este jueves, las pianistas colombianas Blanca Uribe y Teresita Gómez presentarán repertorio colombiano para piano, con pasillos (Violutas y Saltarín, de Morales Pino), valses (Gen-tleman, de Luis A. Calvo) y bambucos (Bambuco en si menor, de Adolfo Mejía, y Bambuco sotareño, de Antonio María Valencia).

Dónde y cuándo

Conciertos en Cartagena hasta el 15 de enero, en diferentes escenarios de la ciudad. Programación disponible en: cartagenamusicfestival.com.

CULTURA Y ENTRETENIMIENTO

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.