Mario Vargas Llosa habla sobre su ruptura con Gabriel García Márquez

Mario Vargas Llosa habla sobre su ruptura con Gabriel García Márquez

El nobel peruano conversó sobre la amistad y el distanciamiento con el escritor colombiano.

Marios Vargas Llosa y Gabriel García Márquez

Los nobeles de literatura Gabriel García Márquez (colombiano) y Mario Vargas Llosa (peruano).

Foto:

Efe y AFP

07 de julio 2017 , 06:39 p.m.

Dos nobeles. Dos representantes del 'boom' latinoamericano. Dos escritores. Dos pensadores. Dos amigos y un muro que los dividió para siempre. Así podría resumirse la historia de amistad y lejanía entre el escritor peruano Mario Vargas Llosa y el colombiano Gabriel García Márquez.

El jueves, el creador de 'La ciudad y los perros' rompió su silencio sobre el enfrentamiento que en 1976 llevó a la ruptura de su relación de forma definitiva.

La Universidad Complutense, en El Escorial, organizó un curso dentro de su programación de verano llamado ‘Cátedra Vargas Llosa’ y fue desde allí que Vargas Llosa empezó a retratar a Gabo.

Para el peruano, el “común denominador” entre él y García Márquez mucho más que el hecho de ser criados por los abuelos maternos o incluso de tener conflictos con sus padres, era el poeta y narrador estadounidense William Faulkner.

¿Qué pasó para que aquel discreto descreído terminara haciéndose fotos con Fidel Castro?

Sin embargo, esa amistad forjada desde 1967 cuando Gabo publicó 'Cien años de soledad', su novela más famosa, terminó de manera definitiva por la causa política más importante de los años 70: Cuba.

La revolución comunista y, especialmente el llamado ‘Caso Padilla’ que enfrentó a los escritores de la época y los dividió entre los alineados con el régimen de Fidel Castro y los que iban en su contra, se convirtió en un desacuerdo que ni Llosa ni García Márquez pudieron superar.

“Yo era muy entusiasta de la revolución; García Márquez, muy poco. Siempre fue discreto al respecto, pero él ya había sido purgado por el Partido Comunista cuando trabajaba en Prensa Latina junto a su amigo Plinio Apuleyo (Mendoza)”. ¿Qué pasó para que aquel discreto descreído terminara haciéndose fotos con Fidel Castro? “No lo sé”, dijo Vargas Llosa.

Y agregó: “Vivía en un sentido práctico de la vida. Sabía que era mejor estar con Cuba que contra Cuba. Así se libró del baño de mugre que cayó sobre los que fuimos críticos con la evolución de la revolución hacia el comunismo desde sus primeras posiciones, que eran más socialistas y liberales”.

Llosa también expresó la “profunda admiración” y lo “deslumbrado” que le dejó la literatura del colombiano, especialmente ‘Cien años de soledad’, aunque también dijo que sentía “floja” la novela ‘El otoño del patriarca’.

“Parece una caricatura de García Márquez, la novela de alguien que se está imitando a sí mismo”, expresó.

Al final, Carlos Granés, director del curso de la Complutense sobre 'Cien años de soledad' y quien dirigía el conversatorio, le lanzó una pregunta que zanjó el tema de Gabo:
—¿Volvieron a verse?
—No —respondió Vargas Llosa—. “Entramos en terrenos peligrosos. Es hora de poner fin a esta conversación”.

Jaime Abello respondió al escritor

Este viernes, el director de la Fundación para el Nuevo Periodismo Iberoamericano, Jaime Abello, le respondió a Vargas Llosa. 

Para Abello, según lo reporta el diario EL PAÍS, las apreciaciones hechas por el Nobel peruano son equívocas y parece que “su valoración política, personal y literaria se hubiera quedado en 1976 y no hubiera evolucionado hacia delante”

Abello defendió a García Márquez y las relaciones que sostuvo con el político cubano Fidel Castro, algunos presidentes de centro derecha e incluso, enemigos de izquierda. Además, le sugirió a Vargas Llosa que le diera una mirada más completa al contexto del Nobel colombiano, especialmente durante la década de los años 70 ya que fue un periodo decisivo en la postura política del escritor, luego del golpe de estado contra el chileno Salvador Allende.

Para Abello, las palabras del novelista peruano se quedaron ancladas al pasado, uno en el que todavía era amigo del escritor y que posteriormente viró luego de su separación, razón por la cual afirmó que el colombiano y autor de la obra Cien años de soledad “era un hombre moderno que no fue partidario de utopías ni de soluciones militares”.

Por último, registra El País, Abello homenajeó a García Márquez con el título de ‘El Picasso del periodismo del siglo XX’ y recordó una de sus frases más importantes, “No quiero que se me recuerde por Cien años de soledad, ni por lo del premio Nobel, sino por el periódico”.

'Gabo', el padre del realismo mágico fue el fundador de FNPI en 1995, creada con el fin de trabajar en la producción de un periodismo de excelencia; en el intercambio conocimiento a través de talleres, conferencias y seminarios, y la generación de espacios de convergencia entre países iberoamericanos y del Caribe para fortalecieran los principios de investigación, producción y consolidación de la ética periodística, entre otros.



ELTIEMPO.COM

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA