Colombia, un país de relatos paranormales

Colombia, un país de relatos paranormales

'Colombia sobrenatural II' y 'Quiero entrevistar al diablo', dos libros que hablan sobre este tema.

fg

En Colombia se ha tejido una cultura popular y del misticismo.

Foto:

Ilustración:GIO

19 de diciembre 2016 , 05:54 p.m.

Una mujer camina sin rumbo fijo y llora de manera desconsolada. En medio de sus sollozos, cada tanto, grita: ¡Ay, mis hijos! Algunos dicen que fue porque un día su esposo, que la había abandonado, regresó para llevárselos. Otros, sin seguridad alguna, relatan que en realidad la mujer los mató y por eso se lamenta.

Esta leyenda de La llorona, que hace parte de esa cultura popular y del misticismo que se ha tejido en Colombia, junto a otros mitos y leyendas, como el de la Pata sola y la Madremonte, el Ánima sola, el Sombrerón y el Mohán se convirtieron en el primer contacto de los colombianos con lo sobrenatural.

Y pese a que cada pueblo tiene sus propias historias y creencias, los fenómenos paranormales siguen siendo ampliamente explorados. La magia, la fantasía y esa puerta hacia lo desconocido o lo que está ‘en el más allá’ continúa fascinando a algunos y causando revuelo en otros.

Así dan cuenta de ello dos novedades editoriales que por estos días llegan a las librerías del país: ‘Colombia sobrenatural II’, de la autora Mado Martínez, y ‘Quiero entrevistar al diablo’, del locutor radial Daniel Trespalacios.

Precisamente, para él también DJ, que dirige el programa ‘El cartel paranormal’, en una emisora bogotana, este interés y auge de temas como las brujas, los duendes traviesos y las almas perdidas, se debe a que siempre se está en busca de una verdad.

“Creo que todas las personas en algún momento se han preguntado estos temas: si los extraterrestres y fantasmas existen. Incluso cuando uno se pregunta por la existencia de Dios”, explica Trespalacios. En su libro, el locutor recopila aquellas historias paranormales que ha podido conocer a través de su programa radial y contar las experiencias que ha tenido, como presenciar un exorcismo y entrevistar a un vampiro.

Sin embargo, Trespalacios aclara que no cree en algo específico y no hay una verdad absoluta, sino que no juzga de antemano y prefiere escuchar a cualquiera que quiera contarle algo, por más descabellado que sea.

En el caso del vampiro, una noche el locutor les dijo a sus oyentes: “Si existe un vampiro o alguien conoce a uno, con el mayor respeto que se merece, quiero que venga y me dé una entrevista”. Minutos después sucedió y al día siguiente se realizó la entrevista por vía telefónica, mientras sus oyentes escuchaban, dejando que cada uno sacara sus conclusiones.

“Solo cuento lo que sucedió y no puedo asegurar si algo es real o no. No busco vender una verdad”, anota.

Armero fantasmal

Por su parte, la periodista y antropóloga española Mado Martínez explica que su libro ‘Colombia sobrenatural II’ es fruto de una investigación que ha hecho durante varios años para explorar ese mundo.

“Siempre estoy abierta a escuchar las historias de la gente, especialmente las que tienen que ver con los sistemas de creencias, el patrimonio oral, el folclore, la leyenda, la tradición y también, por qué no decirlo, con el misterio más absoluto”, cuenta Martínez, quien hace parte del programa ‘Luna Blu’, de otra emisora capitalina.

Es por eso que en su libro se encuentran testimonios de fenómenos que alguna vez se han oído, así como nuevos enigmas sin resolver, como el pueblo fantasma de Armero, en el que la gente ha visto espectros errantes, buses fantasmas; o como la historia de las ánimas benditas, que median en el mundo terrenal cuando la gente les pide favores.

Martínez es una apasionada de estos temas por el reto que suponen para la mente y la curiosidad por saber qué hay “al otro lado de la puerta”.

Durante el proceso de investigación, en el que habló con periodistas, antropólogos, historiadores y personas que les confiaron sus testimonios, lo más difícil para la autora española fue hablar de los soldados sobrenaturales o ‘los rezados’.

Se trata de guerrilleros, paramilitares y militares que recurrían a los brujos para estar blindados frente a la muerte en un combate, tanto así que aunque les dispararan múltiples veces con una M60, era imposible matarlos, a menos de que se recurriera a otro brujo.

“Esa investigación fue de las cosas más duras que he hecho. Los testimonios son estremecedores, no por las referencias a los rituales llevados a cabo, sino porque hablamos de una guerra en el que el ser humano pierde su humanidad, le roba la vida a otra de la forma más cruel, de cómo uno se acaba tornando en una bestia con tal de sobrevivir. Es duro”, reflexiona Martínez.

Aunque estos hechos paranormales no puedan ser comprobados, para ambos autores es importante que se siga investigando, ya sea por hallar la verdad o por seguir construyendo ese patrimonio oral de Colombia.

Para seguir sumando testimonios al de los fantasmas de Armero, el misterio que ronda el famoso Castillo Marroquín, al norte de Bogotá o los supuestos fantasmas del Congreso de la República. Estos son algunos de los que los autores abordan en sus libros. “La clave está en la pasión. El ser humano es curioso por naturaleza y las historias sobrenaturales, además, están conectadas con la parte más mágica y ancestral de nuestra psique”, concluye Martínez.

LAURA GUZMÁN DÍAZ
Para EL TIEMPO

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA