La fiesta de la música / Opinión

La fiesta de la música / Opinión 

El 21 de junio asistí a la Fiesta de la Música en Redon, una población de la Bretaña francesa.

Foto:
23 de junio 2017 , 04:47 p.m.

El pasado 21 de junio asistí a la celebración de la Fiesta de la Música en Redon, una población de la Bretaña francesa. El evento ocurre el día más largo del año, en medio de un intenso calor veraniego, y se desarrolla en la calle principal del pueblo, que es peatonal e incluye fachadas medievales, entre otras curiosidades culturales.

Los grupos musicales participantes se presentan de forma gratuita y se sitúan cada dos cuadras en pequeñas carpas debidamente dotadas con amplificación e instrumentos, según el estilo de cada una.

La gente se vuelca a participar sin diferencias de edad o de gustos musicales. Todos celebran, ya sea la participación de unos adolescentes que comienzan a explorar sus instrumentos o la de un consagrado flautista de la enigmática música celta.

Una de las escenas más llamativas de esta visita la presencié en un granero muy antiguo en el que dos señoras de la comunidad tocaban música tradicional bretona en un par de acordeones de botón, mientras los locales bailaban en parejas con un paso discreto y medido, sin las expresiones fogosas e insinuantes de los bailes del Caribe.

Esta escena de bailes y melodías tradicionales bien podría haber ocurrido en el año 1600, pero ocurre en pleno 2017, manteniendo a la gente en una conexión profunda con la historia y las costumbres.

Otra muestra típica la vimos junto al canal fluvial que atraviesa Redon, esta vez a cargo de una formación de música folclórica que cantaba viejas melodías de la región.

Pero la gran mayoría de muestras corrió por cuenta de bandas juveniles de rock sin mucha experiencia, a las que el público circulante les prestaba atención y les brindaba aplausos del mismo modo que lo hacían con las más experimentadas.

Eso es quizás lo esencial en esta celebración francesa, en la que no se juzga la calidad, ni el color ni el sabor de la música, solo se valora el hecho musical, venga de donde venga, así sea una jovencita sin experiencia vocal realizando karaoke o unos curtidos roqueros que ponen a bailar a ancianos y jóvenes bretones por igual.

En Colombia avanza desde hace años la implementación de esta celebración, que aporta mucho en la construcción de una identidad cultural sólida para cualquier país.

Óscar Acevedo
Músico y crítico musica
acevemus@yahoo.com

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA