La carranga y el jazz se unen en el Cartagena Festival de Música

La carranga y el jazz se unen en el Cartagena Festival de Música

Diálogo con Jorge Velosa y Antonio Arnedo. Interpretarán coplas y romances en varias tonadas.

fg

Jorge Velosa (der.) y Antonio Arnedo, un buen encuentro.

Foto:

Mauricio Moreno / EL TIEMPO

09 de enero 2017 , 11:57 a.m.

“En otros tiempos, todo patio sabanero tenía una mata de brevo”, le dice el maestro carranguero Jorge Velosa al saxofonista Antonio Arnedo, mientras desayunan y toman café.

“Mi abuela tuvo una de esas por muchos años”, le responde Arnedo. Entonces, Velosa pide permiso y se levanta de la mesa porque necesita escribir en su cuaderno una idea que se le acaba de ocurrir.

Esta situación, en la que surgen historias a partir de la oralidad, es un ejemplo de cómo se originó la copla, la canta y la juglaría, como se llama uno de los espacios del Cartagena Festival Internacional de Música, en el que estarán ambos artistas, acompañados por sus respectivas agrupaciones: Los Carrangueros y El Colectivo Colombia. En este segundo conjunto se destaca la voz de la cantante colombiana Lucía Pulido, quien interpretará varios temas del repertorio.

EL TIEMPO los reunió antes de sus dos presentaciones en Cartagena, el 12 y 13 de enero. Los músicos ofrecerán un espectáculo que incluye, además de la copla, la tradición y la nueva música colombiana.

¿Cuál ha sido la importancia de la tradición oral en la música y en el trabajo que hacen ustedes?

Jorge Velosa (J. V.): Bueno, se ha hablado mucho de tradición oral, pero creo que hay que darle una visión un poco más renovada, que es la de literatura popular tradicional. Y literatura no es solamente lo que está en lo sólido. Si en la mente y en el espíritu hay cosas que han permanecido a través del tiempo, esa es la biblioteca del saber popular. Entonces es un deber nuestro retomar algo de esa biblioteca y convertirlo en lo que estamos haciendo.

Lo que nos ha pasado es que echamos mano de las nuevas tecnologías y damos ‘enter’ para todo, pero ¿por qué no más bien parlar con el abuelo, con el tío, con la mamá? Uno en esa parla va a encontrar palabras y sonoridades.

¿Qué los motivó a crear esta unión para presentarse en Cartagena?

J. V.: Ahí sí yo me bajo del burro, esa pregunta es toda para el maestro Arnedo... Y yo le pregunto lo mismo a él (risas).

Antonio Arnedo (A. A.): El Colectivo Colombia es una junta de talento, capacidad y seres increíbles alrededor de la música colombiana y nos hemos cuestionado cómo contar las cosas, así que sentirme tan cercano a alguien que piensa y vive de una manera real y auténtica el ser colombiano, y que entiende este país como el maestro Velosa, fue lo que me motivó a proponer este proyecto.

Y tenemos que hacerlo porque de fondo hay un tema muy importante: necesitamos acercarnos a eso que llamamos el sonido de nuestra música. Tal vez lo que más necesitamos es llegar a la idea de cómo contar este país de una manera sabia, bonita, sana, que permita ayudar a ubicar las cargas de forma adecuada.

Este país se merece una reflexión que, en buena medida, tiene que venir de la música. Necesitamos que la música y la palabra lleguen a un destino que nos ayude a sembrar la memoria, la historia y lo que somos.

¿Qué entienden ustedes por nueva música colombiana?

A. A.: El término nació en el 2001 con la idea de poder sumar públicos y diferentes tipos de proyectos musicales. Pero para ser franco, ahora el término me parece un poco maquiavélico, porque es tan amplio el espectro de lo que se hace, que no cabe en un renglón. Básicamente se quería incluir dentro de un título las propuestas que tuviesen elementos de músicas nacionales. Lo interesante es que ha logrado llamar la atención de muchos jóvenes. ¿O usted qué opina, maestro Velosa?

J. V.: Creo que primero vale la pena preguntarse es qué entendemos cuando hablamos de música colombiana, porque algunas personas piensan que se trata de las músicas hechas en una parte de la zona andina, llámese bambuco, pasillo, etc. Entonces, valdría la pena revisar eso. Por otro lado, alguien dijo, y yo adhiero a eso, que cada generación viene con su música de fondo, lo cual es muy respetable.

Entonces, mire usted que un personaje ficticio llamado Anselmo Dionisio Neira, más conocido como ADN, dijo que la vida es una cadena (risas). Nosotros hemos recibido algo de algunos, lo retomamos, lo recreamos, le aportamos y dejamos para otros.

Por lo tanto, los carrangueros consideramos que lo nuestro no es un punto de llegada, sino un punto de partida y de compartir, del que han echado mano géneros como el rock o el ska.

¿Por qué las nuevas generaciones están rescatando las tradiciones?

A. A.: Los estudiantes que trabajan conmigo tienen un interés académico que se convierte en un interés motivado también por la curiosidad y por entendernos mejor. Entonces, hay una necesidad por reconocernos.

J. V.: Mi experiencia en tarima me dice que cuando tocamos, tenemos mucha aceptación por parte de los jóvenes, sea en la ciudad o en la provincia.

En la carranga ahora hay muchos grupos, integrados en su mayoría por jóvenes. Y yo me pregunto ¿por qué? ¿y por qué también los niños? Ellos ahora se han metido bonitamente con la carranga y han tenido mucho que ver en el género.

A. A.: Escuchando al maestro Velosa diría también que el señor Anselmo Dionisio Neira, alias ADN, tiene mucho que ver, porque la música nuestra es el resultado de una mezcla genética inmensamente rica.

J. V.: Además, maestro Arnedo, de todas las artes, ¿cuál es la única que usted puede llevar para todas partes? Pues la música. Ella es y será la eterna compañía.

La presentación

Los dos músicos podrían seguir hablando sin parar, pero ahora su mente y su sonido están con sus dos presentaciones.

“Hace unos 20 días pensábamos: bueno, ¿qué vamos a poner para el programa, que no sea echar y echar carreta? ¿Cómo sintetizar, desde la orilla del maestro Arnedo y desde mi orilla, esto que vamos a hacer? Y como va a girar alrededor de la copla o la canta, entonces escribí estos versos”, dice Velosa.

Y entona: “En el sonar del terruño / hay mucho por descubrir, / por mantener palpitando / y también por compartir”.

Para el músico boyacense, “el sonar del terruño es la música de nuestro país. Así pues, hay mucho por descubrir y por compartir, que es lo que haremos en Cartagena: compartir, departir y repartir”, añade riendo.

Coplas que van en el programa

Esas cantas que yo canto
dizque las llaman jolclores,
malaya nombres tan raros
que ponen esos señores.

Dende aquí te toy mirando,
dende allá mirame vos,
que ninguno te al saber,
que nos queremos los dos

En el sonar del terruño
hay mucho por descubrir,
por mantener palpitando,
y también por compartir.

¿Dónde y cuándo?

12 de enero, 7 p. m. Centro de Convenciones Serie del Nuevo Mundo (Getsemaní, Cartagena) Boletas: desde 27.000 hasta 75.000 pesos. 13 de enero, 4 p. m. Casa 1537 (cra. 6.ª calle 34), Cartagena. Desde 30.000 hasta 60.000 pesos. Boletas en www.primerafila.com.

DANIEL TORRES
Cultura y Entretenimiento

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA