Ibeyi, herederas de Irakere

Ibeyi, herederas de Irakere

El dúo francocubano se presentará este domingo en el Teatro Mayor, en Bogotá.

Ibeyi

Las hermanas Lisa-Kaindé y Naomi Díaz en el video de ‘River’.

Foto:

CORTESÍA NOVA ET VETERA

25 de enero 2018 , 09:55 p.m.

Las hijas del conguero Miguel ‘Angá’ Díaz nacieron cuando este grababa con Tata Güines su disco Pasaporte, en 1994. Durante su infancia, Lisa-Kaindé y Naomi vieron en las paredes de su casa los recuerdos del paso de Angá por el grupo de jazz latino Irakere, así como sintieron la cubanidad de su aporte al Buena Vista Social Club. Vivían en Francia, pero tenían a Cuba adentro.

Por eso, según cuentan, al día siguiente a la muerte del percusionista, Naomi agarró una tumbadora y empezó a buscar su ritmo. Uno muy propio, que no era el son o el guaguancó, tampoco el jazz latino. Era algo más, arraigado en lo yoruba. Y Lisa-Kaindé empezó a cantar, y no se han separado desde entonces. Su sonido es el flujo de múltiples fuentes sonoras, marcado también por el cajón peruano.

El dúo, radicado en el país galo desde la niñez, que lleva por nombre la palabra yoruba que traduce ‘gemelas’ y ya tiene en su haber dos álbumes con importantes reseñas en Europa, se presenta este domingo en el Teatro Mayor Julio Mario Santo Domingo (ya había venido en el 2016).

Su primer disco, de título homónimo, entró directo a los listados de lo mejor del 2015 en la música del mundo, cuando ellas tenían apenas 20 años, pero ya habían pasado por la formación en música clásica durante 10 años, la mitad de su vida.

Fue tal el impacto que, en el 2016, Beyoncé las convocó para su proyecto más conceptual y pretencioso, el mediometraje Lemonade, lo que puso la música conceptual de Ibeyi en una perspectiva diferente, abierta a un público muy amplio. La prensa, que intentaba explicar de qué se trataba lo suyo, señaló entre sus influencias a Erykah Badu, Kendrick Lamar y Nina Simone.

El año pasado, Ibeyi lanzó Ash, un álbum en el que contaron con colaboraciones de artistas muy especiales, entre ellos Mala Rodríguez y el saxofonista Kamasi Washington, otro ‘extraterrestre’ en medio de las tendencias de la música de esta década.

Su sonido se puede explicar, tal vez, en el rumbo que toma una dupla que comparte toda su carga genética: “Encontrar una gran pareja para hacer música es posible, tanto como lo que tenemos nosotras, pero las dos podemos entendernos sin hablar. Es de cierta forma todo más fácil; cada una sabe lo que tiene que hacer, sin que nos lo hayamos propuesto, en esto que no sabemos ni queremos definir”, afirma Naomi por vía telefónica.

Sus videos son otro ingrediente único. En uno de ellos, el de la canción River, las dos artistas permanecen sumergidas en agua y solo salen a la superficie para cantar los coros, y fue hecho sin cortes, en una sola toma. En el de Deathless –la canción que hacen con Washington–, Naomi surge del vientre de Lisa-Kaindé.

De Cuba, dice Naomi: “Es la casa, tanto como Francia. Tengo que ir por lo menos una vez al año y más; cuando tengo un tiempo voy. Lo que tenemos de la música de Cuba en nosotros, lo que se nota más, es lo yoruba (...); en Europa no es necesario que entiendan lo yoruba para que lo sientan adentro”.

CARLOS SOLANO
EL TIEMPO
@laresonancia

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.