Bogotá vive el auge de las fiestas ‘secret location’

Bogotá vive el auge de las fiestas ‘secret location’

Suelen hacerse en hangares, bodegas industriales, viejos parqueaderos y construcciones abandonadas. 

Miguel Lega, DJ

Miguel Lega, DJ y creador del colectivo THC.

Foto:

@Miguelanghelo_

30 de julio 2017 , 11:50 a.m.

Son casi las dos de la madrugada y la fiesta hasta ahora está empezando. Algunos taxis llegan al lugar –una enorme casa abandonada en el sur de Bogotá– disminuyendo la velocidad poco a poco para cerciorarse de que están en la dirección correcta. Justo en ese momento aparece un hombre alto y delgado, con chaqueta anaranjada y actitud paranoica, que se acerca al vehículo y les dice a los ocupantes: “sigan, sigan, que sí es aquí”.

El ingreso es por una pequeña puerta de metal y debe hacerse lo más rápido posible. Primero por seguridad, ya que el sector es bastante peligroso, pero también para mantener la clandestinidad de la rumba, que si resulta según lo esperado, concluirá entre las siete y las ocho de la mañana.

En el interior de la construcción hay un patio cuyas paredes están cubiertas de maleza. Más adelante se encuentra un pasadizo oscuro que conduce hacia una sala en obra negra, con tejas de zinc e iluminada por cientos de luces led, donde el DJ y los ‘ravers’ –como se conoce a los amantes de la música electrónica en todo el mundo– se sumergen en un profundo ritual de liberación en el que construyen “paisajes psíquicos de exilio y utopía”, como lo define el periodista musical Simon Reynolds en su libro ‘Energy Flash: un viaje a través de la música rave y la cultura de baile’.

Este tipo de fiestas en las que la ubicación exacta se revela a través de redes internas y solo unas horas antes de que ocurra el evento, es un modelo importado de la escena europea, principalmente de Londres y de Berlín, donde los ‘raves’, que fácilmente pueden durar todo un fin de semana, se hacen en estaciones de metro, edificios abandonados, bodegas industriales y toda clase de locaciones poco convencionales.

En Bogotá empezaron a surgir en 1995 como respuesta a la llamada ‘ley zanahoria’ que implementó el entonces alcalde electo, Antanas Mockus, y que obligó a los establecimientos nocturnos de la ciudad a funcionar hasta la una de la mañana.

De acuerdo con una investigación que realizó para su tesis de grado la comunicadora social María Jimena Páez, “el primer ‘after party’ en Colombia se realizó en una casa en la calle 69 con carrera cuarta y en la mayor clandestinidad. La idea alcanzó un éxito rotundo y el fenómeno de los ‘after parties’ se empezó a extender por la ciudad a grandes pasos”.

Desde entonces, ha sido cada vez más frecuente ver en redes sociales anuncios de fiestas clandestinas.

Paradójicamente, la gran cantidad de sitios de música electrónica que ahora existen en la ciudad ha hecho que crezca la escena, pero al mismo tiempo ha despertado en algunas personas el deseo de vivir la noche en lugares donde se pueda dejar a un lado ciertas apariencias y actitudes pretenciosas que se perciben en los clubes.

Para Miguel Lega, DJ y creador de The Hindie Corporation (THC) –un colectivo que lleva más de seis años en la movida ‘underground’ y que ha traído a Colombia artistas de la talla de Juan Atkins, Carl Craig y Modeselektor–, “la idea del ‘secret location’ es ofrecer un ambiente distinto para que la gente entienda la música de otra forma, no solo como una simple oportunidad para ir a drogarse, sino como una experiencia que está más relacionada con nociones de cultura y unión”.

Y agrega que “estos eventos también los hacemos para quitar un poco el esnobismo de los clubes, porque allá hay gente que no va a bailar y a disfrutar, sino a tomarse fotos en un lugar cool”.

En gran medida, la tendencia ‘after hours’ ha sido avivada por festivales como el Estéreo Picnic, con su fiesta Off The Picnic; el Baum Festival, con su habitual remate, y The Social Festival, que tras concluir su primera edición en Colombia hace cuatro meses tuvo al DJ Nic Fanciulli tocando hasta el amanecer en un hangar abandonado a las afueras de la ciudad.

Así mismo, la cantidad de colectivos dedicados a generar estos espacios en Bogotá también ha ido en aumento. Actualmente existen organizaciones como THC, Techsound, Krisol, Insane Techno, Enter The Void y Low to High, entre otras.

Camilo Achury, un conocedor de la escena electrónica y quien ha ayudado a gestar desde el área de comunicación y prensa algunas de estas fiestas, dice que “el ‘secret location’ también se hace por el tema de los permisos. El empresario internacional exige que se haga un anuncio ‘x’ fecha, pero para ese entonces posiblemente no hay permisos ni patrocinadores, pero ya se tiene al artista. Entonces toca anunciar el ‘show’, pero no se puede revelar la locación. Muchas veces salimos al aire así, mientras se termina de arreglar el lado legal, y ya cuando todo está en orden se anuncia”.

El panorama de eventos ‘secret location’ está pasando por su momento de mayor auge en Bogotá. El próximo será el 11 de agosto y tendrá como anfitrión al DJ colombiano Julio Victoria. Luego, el 25 del mismo mes, el colectivo THC presentará a una de las figuras más enigmáticas del techno: DJ Rrose, quien suele vestirse como travesti en sus presentaciones para reivindicar el rol de la mujer dentro de la música electrónica.

Además, el 16 de septiembre llegará a la capital el Link Festival, un evento establecido en Bélgica, que tendrá su primera edición en Colombia y contará con el emblemático Jeff Mills como invitado principal.

Aunque todavía mucha gente asocia las fiestas de música electrónica a la ilegalidad y al consumo excesivo de drogas, Lega concluye diciendo que “más allá del estigma que hay, las personas buscan estos espacios para poder liberar su mente y pensar en cosas sobre su propia vida y sobre el camino que van a tomar. Son momentos de ocio, pero también de reflexión, y son necesarios para la salud del ser humano”.

DANIEL TORRES
Redactor de EL TIEMPO

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA