Enseñanzas futboleras, desde la literatura juvenil

Enseñanzas futboleras, desde la literatura juvenil

Con dos novelas para menores, Fernando Escobar reflexiona sobre los ejemplos formativos de deporte.

Fernando Escobar Borrero

Carátula de 'Diaro de un suplente', de Escobar, editado por Loqueleo. 166 páginas/ $ 24.900

Foto:

Archivo particular

12 de julio 2018 , 10:51 p.m.

Más allá de la pasión desbordante que puede generar, detrás del fútbol subyacen una cantidad de enseñanzas para la vida que inspiraron al escritor bogotano Fernando Escobar Borrero a escribir dos historias para niños y jóvenes.

Se trata de 'Diario de un suplente' y 'Una amistad en juego', que tiene en las librerías del país, muy apropiadas para estos días de Mundial y de vacaciones.

De alguna manera, estas novelas también se inspiraron en la propia experiencia del autor, creativo publicitario y comunicador, quien vivió en carne propia, en su juventud, el no ser un buen jugador.

“Un día me lancé a ir, pero no me iba bien. Yo pateaba y me caía y no me sentía a gusto con el fútbol. Pero con perseverancia lo logré. Y cuarenta años después todavía jugamos fútbol con mis amigos de esa época”, recuerda el escritor.

'Una amistad en juego' cuenta las aventuras de Camilo, un niño que sufre el consabido matoneo en su colegio. Un día, mientras juega con sus compañeros, patea tan duro el balón, que termina en el convento de monjas adjunto al plantel educativo.

“– ¡Corra, Camilo, que ese balón fue el regalo de cumpleaños de Juanjo, y el papá lo casca si se llega a perder, eso es mucho lento! –le dijo Quijano, el capitán del equipo”, se lee en un aparte del libro.

Camilo –asustado– atraviesa la calle y al llegar al convento la monjita que le devuelve el balón se va a convertir en una de las amistades que lo marcarán en su vida.

Fernando Escobar Borrero

Escobar combina la escritura con el dibujo y la creación en el mundo publicitario.

Foto:

Rodrigo Sepúlveda / EL TIEMPO

Entre tanto, 'Diario de un suplente' es una historia de esperanza, cuando un niño, que juega fútbol en un parque con su hermano mayor, se cae y su cabeza se golpea contra una piedra, obligándolo a ir a la clínica. Entonces, el mayor comienza un diario, en el que plasma lo que está viviendo.

A partir de ahí, Escobar aprovecha para enumerar algunas de esas lecciones que el fútbol deja a los niños, jóvenes y a todos a fin de cuentas.

Para empezar, el autor trae a colación el ejemplo de perseverancia que acaba de entregar Radamel Falcao García, capitán de la Selección Colombia.

“Creo que lo de Falcao es una lección épica para todos. Y es que los sueños se pueden aplazar, pero nunca dejarlos de lado. Él se perdió un Mundial y trabajó durante cuatro años para alcanzar el siguiente”, comenta Escobar.

Pero además, anota que “el fútbol en sí mismo es una metáfora de la vida”, al reflejar situaciones que les suceden a diario a los seres humanos.

“Nos caemos y nos tenemos que volver a levantar. Conseguimos amigos a través del fútbol; alguien que considerábamos que no era tan importante en un equipo, de pronto se vuelve clave, porque con una carga de sacrificio logra sacar el partido adelante”, comenta Escobar.

Creo que lo de Falcao es una lección épica. Y es que los sueños se pueden aplazar, pero nunca dejarlos de lado. Él se perdió un Mundial y trabajó cuatro años para llegar a este.

O la misma enseñanza que dejan los hermanos Daniel y Joaquín ('Diario de un suplente'). Como no jugaba bien, Daniel permanecía mucho tiempo de suplente en la banca, desde donde tenía oportunidad de ver muchas cosas que otros no veían. Así imaginaba estrategias únicas.

“En el fútbol ocurren cosas maravillosas, que incluso muchas veces trascienden el juego mismo. Como el gesto de ayuda cuando alguien deja de lado un momento crucial para levantar a otro del equipo contrario que se cayó. Eso refleja cómo en ese momento preciso es más importante la vida que un resultado”, agrega el escritor.

Al hablar de libros que lo han influido en su trabajo literario, Escobar no duda en enumerar dos: 'Tarzán de los monos', de Edgar Rice Burroughs, y muchos años después 'Las cenizas de Ángela', de Frank McCourt.

Fernando Escobar Borrero

Carátula de 'Una amistad en juego'. Editorial Loqueleo, 117 páginas, $ 24.900.

Foto:

Archivo particular

“Esta última me sacudió y entendí que con la literatura uno puede generar muchos sentimientos como llanto y tristeza, y me enseñó que uno puede revolver muchas cosas, que es lo que trato de hacer con mis libros”, comenta Escobar.

“'Una amistad en juego' le recuerda a los niños que sin importar los problemas que tengan se van a dar cuenta de que las respuesta para salir adelante las tienen ellos mismos en su interior y siempre hay que creer en uno mismo. Mientras que 'Diario de un suplente' nos plantea que ante cualquier adversidad de la vida siempre hay algo que podemos hacer con la palabra esperanza, como ocurre con el fútbol”, concluye el autor.

CARLOS RESTREPO
CULTURA Y ENTRETENIMIENTO@Restrebooks

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.