Cardiorrespiratorio, ciclorruta, biorregión / El lenguaje en el tiempo

Cardiorrespiratorio, ciclorruta, biorregión / El lenguaje en el tiempo

Fernando Ávila explica cuándo se debe duplicar la letra 'r' en determinadas palabras. 

13 de febrero 2018 , 10:05 p.m.

“El niño falleció a las 4 de la madrugada de ayer de un paro cardiorespiratorio” (El Universal), “Según relató el médico Fernando Rivas, quien le brindó los primeros auxilios, el paciente se encontraba en paro cardiorespiratorio” (RCN), “Fue trasladado hasta el centro asistencial, pero horas después se produjo su deceso al sobrevenirle un paro cardiorespiratorio” (El Pilón).

En palabras compuestas por un primer elemento terminado en vocal, ciclo-, bio-, cardio-, y un segundo elemento que comienza con r, como ruta, referencia, respiratorio, se duplica la r para que mantenga su sonido, ciclorruta, biorreferencia, cardiorrespiratorio. Es lo que se hace en voces como vicerrector, antirrobo, ultrarrápido, etc., cuyo segundo componente empieza con r, rector, robo, rápido.

Tal requisito obedece a que la r inicial tiene sonido fuerte, rama, rica, rusa, mientras que la r intervocálica, suave, cero, pera, mira, salvo que se duplique, cerro, perra, mirra.

He aquí algunos ejemplos correctos publicados en EL TIEMPO: “La vía de intoxicación fue oral y su afecto, un paro cardiorrespiratorio”, “Cinco nuevos km de ciclorruta serán construidos en el sector de Patio Bonito, en Medellín”, “20 mil visitantes se registraron tras la apertura de la biorregión África”.

Música, edila, terapeuta

El lenguaje incluyente exige cada vez más el uso de femeninos hasta hace un tiempo inexistentes. Para formarlos se pueden tener en cuenta algunas pautas. La o final de ingeniero, médico, músico se cambia por a, ingeniera, médica, música, en estas y otras voces similares.

A algunos masculinos como edil, concejal, contralor se les agrega a para el femenino, edila, concejala, contralora.

Lo mismo se hace con bailarín, anfitrión, guardián, cuyos femeninos son bailarina, anfitriona, guardiana.

Hay femeninos con otras terminaciones como actriz, adoratriz, emperatriz, consulesa, abadesa, condesa, magistra (femenino de magíster), diaconisa, sacerdotisa, poetisa (aunque las mujeres que hacen poesía prefieren que se les diga poetas).

Hay, sin embargo, palabras de género común, que no necesitan ningún cambio, como las terminadas en -ista, analista, periodista, economista, o en -nte, superintendente, cantante, estudiante y otras más, como canciller, chofer, terapeuta, chef.
Algunas de estas voces, como presidente, gerente, jefe, juez, líder, sin perder su carácter de nombres de género común, tienen opción para el femenino, presidenta, gerenta, jefa, jueza, lideresa.

Fe, dio, vio, fue

“¿Quieres afianzar tu fé a partir de la dimensión espiritual?” (aviso). La palabra fe no se tilda, como tampoco dio, vio, fue, por ser monosílabos. Los únicos monosílabos que se tildan son los tónicos que pueden confundirse con átonos, como el sí afirmativo de “Sí pago la cuota” (tónico), para distinguirlo del si condicional de “Si pagó la cuota, debe tener el recibo” (átono).

Fernando Ávila
Experto en redacción y creación literaria@fernandoavila52

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.