‘Cada día trato de hacer lo que más me gustaría ver en un diario’

‘Cada día trato de hacer lo que más me gustaría ver en un diario’

El dibujante Liniers habla de ‘Macanudo’, tira cómica que EL TIEMPO publica desde el domingo pasado.

Saludo de LiniersMacanudo se estrena en EL TIEMPO este domingo.
Ricardo Siri ‘Liniers’

Juanpi Correa

27 de octubre 2017 , 09:40 p.m.

“Es una felicidad enorme publicar en EL TIEMPO, básicamente porque es una excusa para viajar a Colombia más seguido. Visitar amigos, tomar roncitos...”, quien habla por Skype no se parece al conejo de orejas largas que pinta su autorretrato en la tira cómica Macanudo, que desde el domingo pasado publica este diario.

Ricardo Siri, Liniers, uno de los dibujantes más populares de Argentina, es otra de las novedades que trajo el reciente rediseño del periódico. Un oasis de buen humor en medio de una imagen más seria, más analítica.

“Siempre me da la sensación de que algunos diarios tienen un costado medio sádico: te dan tres o cuatro cachetadas en la mañana y después no hay algo para decir: ‘Va a estar todo bien, no te preocupes’. Así que me alegro de que EL TIEMPO no sea un diario sádico”, asegura.

El aporte amable de Liniers, quien tiene 750.000 seguidores en Twitter, llega a contramano de su popularidad en el mundo digital. “Con el tema de las redes sociales y la desinformación –agrega–, una opinión de Twitter basada en algo empírico es peligrosa. Por eso, te paso la pelota a vos: nunca fue tan importante el periodismo serio e independiente (...). Se puede ser independiente dentro de un medio grande, depende del periodista y de la calidad. ¡Pero los necesitamos, hermano!”.

Su exhortación no es casual: asistió en primera fila al espectáculo de noticias falsas que orientó la elección presidencial estadounidense, pues desde mediados de 2016 vive en el estado de Vermont (EE. UU.), gracias a una beca del Center for Cartoon Studies.

“Yo me mudé acá el año pasado, cuando todavía Obama era presidente y Donald Trump era un chiste. Ahora, Donald Trump es presidente y un chiste, al mismo tiempo. Lo que queda claro es que más que nunca, en este momento, los medios clásicos de noticias son la última barrera contra la desinformación absoluta que son Twitter, Facebook. Todo el mundo termina siguiendo sitios que más o menos se parecen a como piensan, y al final no encontrás ninguna posibilidad de crítica. El trabajo de un diario o de un medio televisivo serio es más importante que nunca. Si no, todos vamos a tener presidentes como Trump”.

Es una excusa para viajar a Colombia más seguido

La política no es propiamente el tema favorito de Liniers. Ni en su vida ni en su trabajo. “Cuando empecé a dibujar Macanudo, me acuerdo de intentar hacer chistes con políticos. Dibujé a Menem o a De La Rúa –presiden- tes argentinos– cuando eran niños. Y me di cuenta de que no les tenía cariño ni siquiera cuando eran niños. Odiaba dibujarlos, y aún me cuesta el político”.

En los meses que lleva en suelo estadounidense, se ha convertido también en una celebridad en inglés. Publicó una página completa con sus dibujos en The New York Times y repitió el logro de ilustrar portadas de la prestigiosa revista The New Yorker.

“Lo de The New York Times me tomó de sorpresa. No estaba en los planes. Yo tengo una suerte fuera de registro, que no sé por qué pasa esto. Para mí, que hay alguien, en algún lado del planeta, que tiene pésima suerte todos los días. Se levanta por la mañana, baja el pie de la cama y hay un sorete de perro ahí. Y el pobre tipo, a partir de ahí, todo el día es horrible, porque está mal distribuida la suerte y toda me la tiran para mi lado”.

Dibujando la cumbia

La buena estrella de Liniers se ha extendido a su familia, en particular a sus tres hijas, que han podido estudiar otra cultura. “Ellas se tuvieron que adaptar y al principio no les gustaba. Pero ahora la que tiene 3 años me habla más en inglés que en español, y eso me preocupa. La idea tampoco es quedarnos para siempre acá.  Eventualmente, vamos a volver a Argentina. La idea era esa, abrir un poco el panorama. A mí me gusta todo el planeta, la postura de ‘mi país es el mejor país’ nació de gente que no viaja mucho. Cuanto uno más viaja, más se da cuenta de lo maravillosos que son todos los países. Es lo lindo de viajar y lo malo de los mundiales de fútbol. Por cierto: ¡qué susto nos pegamos! Pero ya pasó, estamos todos en Rusia”.

Al hablar de fútbol, le recuerdo una foto en la que aparece pintando con Lionel Messi, el héroe de la clasificación argentina al Mundial. “Eso fue hace unos cinco o seis años, en la Fundación Leo Messi. Me preguntaron si podía pintar un mural durante un evento que hacían para agradecer a la gente de la fundación. Y dije que sí, siempre y cuando Messi subiera y pintara conmigo. Yo quería pintar un cuadro con él. Me acuerdo de que subió y resultó pésimo artista. Un pibe tan talentoso... ¡casi me arruina el cuadro! Y yo le digo: ‘Pará, Messi’ ”.

–¿Quién lo hace peor: Messi como pintor o usted como futbolista?

–Yo como futbolista. Es casi una obra de arte lo mal que juego al fútbol. Es un talento: la gente se para y aplaude.

A propósito de colaboraciones, le recuerdo su trabajo al ilustrar el disco 'El orisha de la rosa', del folclorista colombiano Magín Díaz, que a sus 94 años acaba de ser nominado a un Grammy Latino, luego de ganar el Premio Nacional de Cultura 2017.

Le pregunto cómo llegó a él, estando tan lejos. Y resulta que Liniers está muy cerca: simplemente estira el brazo y muestra el disco, que parece tener siempre a mano, en su escritorio. Liniers toma la carátula y la besa:

Fue una belleza, la verdad. Hay cosas que uno hace solamente para hacerse bien al alma. Creo que fue Roncoli (Claudio Roncoli, artista argentino que fue el director de arte del disco) quien me hizo el pedido. Él estaba armando el diseño del disco y les habrá dicho ‘che, hay un argentino, metámoslo’. Yo escuché una canción y lo único que pensé fue: ‘Quiero hacer parte, como sea, de esta belleza, de este señor tan maravilloso’. Hay una cosa que decía García Lorca sobre el arte, y es que para tener peso y magia, tenía que tener duende. Lorca usaba esa palabra. Y hay algunas cosas que tienen duende y algunas cosas que no. Este hombre ¡está hecho de duende!”.

A mí me gusta todo el planeta, la postura de ‘mi país es el mejor país’ nació de gente que no viaja mucho.

La nueva colaboración se suma a las que hizo en el pasado con músicos como Andrés Calamaro y Kevin Johansen. Una faceta que él mismo ha propiciado. “Todos los dibujantes somos muy melómanos. Tenemos un costado muy musical, porque fíjate la soledad”, dice, y mueve la cámara de su computador para mostrar un cuarto pequeño, el mismo en el que dibuja en Vermont.

“Mirá: solito, no hay nada alrededor mío. Y así es casi todo el día. Entonces, la música es la mejor versión de cómo se llena la soledad. A alguno le gusta más el folclor, el rock o el tango, pero a todos nos gusta mucho la música, y la manera nerd y sin talento musical de entrar a ese mundo es metiéndoles dibujitos a los que sí saben. Y me di gustos grandes, como con Calamaro, con Kevin, que es un hermano; con Aristimuño (Lisandro). Y encima de todo, los admiro como músicos, como artistas”.

Noche de brujas
Caricaturista

Ricardo Siri Liniers, caricaturista.

Foto:

En vísperas del Halloween, Liniers recuerda sus dibujos para cuentos de terror, muy diferentes de su tradicional imagen de ternura.

“Yo actué de zombi, y les recomiendo a todos ir a YouTube a buscar la película Plaga zombie 3: ahí soy zombi en algunas escenas, hasta que me cortan la cabeza con una bufanda. Yo, de chiquito, empecé a leer libros de Stephen King y siempre le tuve cariño al terror. Será como lo que le gusta a la gente de las montañas rusas. Un poquito de adrenalina y después estás a salvo en tu casa. Descubrí también aquí, estando en Estados Unidos que, de todos los festejos, Halloween es el que más se adecúa a mi ideología, que es vestirse de monstruo y pedir caramelos. Se parece más a mí que la Pascua o la Navidad, o el Día de la Patria, qué sé yo. Mi personaje Olga es un monstruo, al fin y al cabo”.

Olga apareció en el cuarto libro de su serie Macanudo, justamente el que está publicando EL TIEMPO todos los días. Aunque parece destinado al público infantil, no era esa su intención: “Macanudo nunca la dibujé pensando en los niños. Ni siquiera pienso en los grandes: pienso en mí. Yo trato de hacer la mejor tira cada día, la idea más rara o sorpresiva o interesante que me salga. A veces me sale mejor, otras veces, peor. Pero cada día trato de hacer lo que más me gustaría a mí ver en un diario. Después de esas noticias terribles, necesito ver esto. Cuando hacés libros para niños, sí los 'pensás' de otra manera. Hablas de otra manera. Yo creo que hay un error muy grande en la literatura infantil, y es que mucha gente la subestima y piensa que es lo mismo. Darles un pequeño poni y que lean un ratito. Pero lo que lees en la infancia es la base de la arquitectura literaria que vas a tener el resto de tu vida. Yo tuve la suerte de arrancar leyendo Mafalda. Y es un personaje que no te enseña a portarte bien y a tomar la sopa. Te enseña a cuestionar el mundo de los grandes y a no querer tragarte la sopa que te quieren enchufar. Y hay muchos personajes así en la literatura infantil.
Desde Huckleberry Finn hasta Matilda, de Roald Dahl. Personajes que se le plantan al mundo de los grandes y dicen no. A mí me parece interesante eso. También, como Mafalda, a veces Macanudo funciona en diferentes niveles. Lo que encuentra un chico en Macanudo puede ser diferente de lo que encuentra un adulto”.

JULIO CÉSAR GUZMÁN 
Editor de Cultura de EL TIEMPO
@julguz

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA