‘No le debemos nada al rock’: Diamante Eléctrico

‘No le debemos nada al rock’: Diamante Eléctrico

La banda colombiana celebrará sus cinco años de vida con un concierto este sábado.

Diamante Eléctrico

Para los Grammy Latinos de este año están nominados a mejor álbum de rock y mejor canción de rock.

Foto:

Juan Felipe Rubio

31 de octubre 2017 , 09:00 p.m.

Diamante Eléctrico está nominado a dos premios Grammy Latinos: uno en la categoría mejor álbum de rock, con La gran oscilación (2016) y otro en la de mejor canción de rock, por Déjala rodar. Pero cada vez más se quieren desligar de este género.

“No le debemos nada al rock y el rock no nos debe nada. Somos una banda y punto. Nos vemos como una banda independiente alternativa, como Los Petit Fellas y Telebit, no como 1280 almas”, afirma Juan Galeano, vocalista de la agrupación.

Es paradójico, pues no significa que no disfruten de contar con colaboraciones de leyendas del rock como Billy Gibbons, guitarrista de ZZ Top, a quien conocieron durante un tributo latino a Creedence Clearwater Revival, mítica agrupación del género, lo que dio pie a su nuevo sencillo, Días raros.

“Le regalamos el disco y nos dijo que le encantó. Entonces, cuando hicimos la canción, se la mandamos y a los tres días estábamos en Texas, grabando con él”, cuenta con emoción Galeano.

“No necesitamos validación de nadie, pero cosas como esta, así haya gente que nos diga en Facebook que eso es comprado, no nos las quita nadie”, añade. Es la misma sensación que les dejó trabajar con Joshua Vance Smith, productor de artistas como Jack White, en La gran oscilación.

Este año cambiamos de piel, y eso arde. Pero también en este momento estamos en el nirvana de nuestra relación como grupo

“Joshua tiene mucha experiencia y un sonido muy propio. Lo conocimos en Nashville hace unos años y lo llamamos para que viniera a Colombia. Hicimos el disco en tres semanas. Tiene un oído increíble: es experto en cómo se grababa hace 50 años: sencillo, crudo, cochino y bien”, explica.

Vance Smith fue quien le dio el sonido especial a La gran oscilación. Fue capturado de forma análoga, es decir, sobre una cinta, sin la interferencia de medios digitales. “Queríamos grabarlo así, como un reto personal como músicos. Y porque así lo hicieron nuestros héroes, como los Stones y Led Zeppelin”, dice el cantante.

“Nuestra música nos llevó a grabar así, era el siguiente paso. Pero en el estudio (Audiovisión, en Bogotá) no creían que fuéramos a hacerlo en cinta, y esa máquina no la usaban hace 15 años. Al principio no prendía. Pero el resultado habla por sí solo: es un sonido que celebra lo que somos”, comenta Daniel Álvarez, guitarrista de la banda.

Esta semana, Diamante Eléctrico comenzará a trabajar en su siguiente álbum, inspirado por la experiencia que el grupo tuvo este año tocando en el festival Coachella, en California. “Fue una clase magistral de cómo hacer conciertos en festivales. Grupos como Glass Animals y Two Door Cinema Club nos parecieron brutales”, cuenta Álvarez.

Los días raros que vienen

“Así como los Stones nos marcaron para La gran oscilación, Coachella nos marcó para el siguiente disco, porque queremos hacer que la gente se divierta y salte. El anterior fue bien oscuro, ahora queremos sentirnos bien, más para bailar, que es algo que nunca hemos hecho”, añade.

Para este nuevo disco tienen un enfoque distinto. Podrían haberse quedado grabando en análogo, conservando una ‘identidad cómoda’, dicen. Pero quieren seguir explorando y empujando sus límites. “Queremos darles un énfasis grande al estudio y a la canción; fijarnos en qué pide. Si no pide guitarra, yo no toco”, dice Álvarez.

“Que sea muy de momento: hacer lo que sentimos ahí mismo, pensar rápido y crear. También toca dejar el ego a un lado para poder saber qué pide la canción. Va a ser más setentero, más funk”, adelanta Galeano.

Para Álvarez, el rock en Colombia hoy “no tiene que ser la voz de nadie, ni cantar contra la guerra ni ser contracultural. Entonces, el compromiso musical es más fuerte. No cantamos en clave de furia, sino para conectarnos con lo que la gente está viviendo. Hoy estamos en un nivel muy sofisticado como industria”.

El título de Días raros describe bien el 2017 que ha vivido Diamante Eléctrico, con cinco años a cuestas, que celebrarán este sábado en concierto, después de casi dos años de no actuar en su Bogotá natal.

Para Álvarez, “ha sido un año de cambios personales duros y de entendimiento como banda. Uno en un momento se detiene y pide que le den lo que le corresponde, pero lo que le corresponde es seguir trabajando. Así es la música”.

“Este no es el año en que duermes en cuarto sencillo, ni en el que ya no lloras sangre por los pasajes. No hemos llegado a nada. Cambiamos de piel, y eso arde. Pero estamos en el nirvana de nuestra relación como grupo”, concluyen.

Dónde y cuándo

Teatro Mayor Julio Mario Santo Domingo - Avenida calle 170 n.° 67-51. Sábado 4 de noviembre. 4 a 8 p.m. Entradas desde $ 40.000 pesos en el teatro.

SANTIAGO CEMBRANO
Cultura EL TIEMPO @scembrano

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA