Así será el Centro Gabo, en Cartagena

Así será el Centro Gabo, en Cartagena

Los detalles del espacio que honrará el legado del escritor, que se anunciará el 3 de noviembre.

Centro Gabo en Cartagena

Recreación digital del Palacio de la Proclamación, en el centro histórico de Cartagena, donde estará el Centro Gabo.

Foto:

Cortesía FNPI

22 de octubre 2017 , 04:11 a.m.

En julio de 1994, la voz de Gabriel García Márquez anunció las conclusiones que la Misión de Ciencia, Educación y Desarrollo le entregaba al país, luego de trabajar durante once meses. En el Palacio de Nariño y en representación de la llamada ‘comisión de sabios’, el escritor leyó un discurso que proponía: “Necesitamos una educación que integre las ciencias y las artes a la canasta familiar, de acuerdo con los designios de un gran poeta de nuestro tiempo que pidió no seguir amándolas por separado como a dos ‘hermanas enemigas’ ”.

Ciencias y artes. Ese será el nuevo capítulo de su legado, cuando en pocos días se anuncie el Centro Gabo, un concepto que engloba el impulso a esas disciplinas por medio de una plataforma digital, y una sede física, en la que convivirán en armonía las dos ‘hermanas amigas’.

No es una idea nueva. En ella se viene trabajando desde la muerte de García Márquez, el 17 de abril de 2014. Días después comenzó el trámite de un proyecto de ley de honores, que se aprobó de manera unánime en el Congreso. La Ley 1741 de 2014 fue promulgada el 24 de diciembre del mismo año y, como regalo de Navidad, estableció la voluntad de promover “vocaciones tempranas y talentos de niños y jóvenes en artes, deporte, ciencia y tecnología, así como innovar en la promoción de la lectura, como parte esencial del currículo académico y de los proyectos educativos institucionales de los colegios”.

El mandato legal también estableció la creación de un centro para preservar el legado de Gabo, por medio de un “proyecto de innovación y apropiación tecnológica y social con impacto local, nacional e internacional en los ámbitos periodístico, cultural, académico y turístico”.

La sede abrirá sus puertas antes de terminar el actual gobierno: 'Nuestra intención es que la apertura sea el 15 de junio de 2018'

El centro ya tiene sede definitiva. Con el apoyo del Ministerio de las TIC, el de Cultura, la Alcaldía de Cartagena y la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI), el gobernador de Bolívar, Dumek Turbay, confirma que ocupará el Palacio de la Proclamación, situado en el centro histórico de Cartagena: “El Palacio está siendo recuperado, con una inversión superior a los 60 mil millones de pesos, y qué mejor que uno de nuestros inquilinos pueda ser el centro de la memoria de Gabo”.

Centro Gabo vista superior

Así luce hoy el Palacio de la Proclamación, con vista a la bahía.

Foto:

Cortesía FNPI

El mandatario va más allá. Tras la inversión del Fondo Nacional de Regalías, prevé que la sede abrirá sus puertas antes de terminar el actual gobierno: “Nuestra intención es que la apertura sea el 15 de junio de 2018, día del cumpleaños del departamento de Bolívar”.

El Palacio de la Proclamación es un edificio de alto valor histórico; allí se desarrollaron las primeras actividades del gobierno local, en la época del virreinato. Se planea revivir el despacho original del virrey y adecuar oficinas para la Gobernación y un lugar para la Academia de Historia de Cartagena.

El director general de la FNPI, Jaime Abello, revela que esta locación surgió luego de haber descartado una casa que ofreció la alcaldía cartagenera en la zona de Manga. La sede final del Centro Gabo tendrá un área de 5.395 metros cuadrados, que podrán extenderse con la construcción de algunos locales comerciales, un restaurante y una cafetería.

A manera de centro cultural, se construirá un auditorio, en el que habrá presentaciones artísticas, y se dará cumplimiento a otra de las normas de la ley de honores, que ordena una exposición interactiva sobre la vida y la obra de García Márquez, así como una escuela internacional de formación.

Centro Gabo auditorio

Como centro cultural, tendrá un auditorio para presentaciones artísticas y conferencias.

Foto:

Cortesía FNPI

“No nos interesa crear un sitio de peregrinación –dice Abello–, pues ya tenemos el patio del Claustro de La Merced, donde están las cenizas de Gabo. Nos interesa un lugar en donde sea vivido como un inspirador para la gente en general, y sobre todo donde ocurran muchas cosas a partir de sus ideas”. Abello destaca que la memoria del primer nobel colombiano será un legado en movimiento. El centro no quiere mirar solo al pasado, sino promover el cambio social: “Tampoco vamos a volvernos un archivo. Tendremos algunas piezas documentales, pero no es un monumento. Es un centro de experiencias, de inspiración. No solo ‘in situ’, sino de manera virtual y con actividades itinerantes”.

El árbol de Gabo

La sede virtual no es algo menor y, de hecho, será la primera en funcionar. El próximo 3 de noviembre se inaugurará con un evento en Cartagena, pero desde este domingo en la dirección web www.centrogabo.org se dispondrá de una plataforma digital en torno a las diferentes facetas del autor.

El Mintic detalló el alcance de esta alianza con la FNPI: “Hemos realizado dos convenios de asociación, por 740 millones de pesos, a través de los cuales buscamos preservar el patrimonio literario de Gabriel García Márquez con la construcción del archivo digital, la creación de la plataforma y diferentes contenidos”.

Las facetas de un hombre tan diverso se asemejan a las ramas de lo que Abello llama ‘el árbol de Gabo’: una matriz que organiza las ideas alrededor de cinco elementos principales:

– Su historia personal, con datos de su familia, formación, amigos, lugares, etc.

– Su labor como investigador,
creador y contador de historias, en temas como literatura, periodismo, radio, cine y televisión.

– Su faceta como educador,
por su ideario educativo, sus talleres y su aprendizaje práctico.

– El Gabo emprendedor, en virtud de sus empresas periodísticas, cinematográficas e institucionales.

Se podrá conocer el pensamiento de García Márquez en sus propias palabras, ya que se ha propuesto reunir todas las entrevistas que concedió

– Y, finalmente, temas ciudadanos, que incluyen su defensa de los derechos humanos, las actuaciones políticas y sus gestiones por la paz y la reconciliación.

Otras subdivisiones serán los premios que recibió, los personajes y contextos geográficos y su bibliografía.

Por ejemplo, se podrá conocer el pensamiento de García Márquez en sus propias palabras, ya que se ha propuesto reunir todas las entrevistas que concedió a prensa, radio y televisión. Hoy se avanza en la transcripción y catalogación de ese material, pues muchas son materiales recortados que tienen copias diferentes, por lo cual es necesario depurar para establecer las versiones originales.

Un documento oficial del Mintic agrega que “el público tendrá la posibilidad de participar en la Escuela Internacional de Formación e Innovación en Periodismo y Comunicación, e interactuar en encuentros culturales y académicos. Adicionalmente, con la puesta en marcha del Centro Gabo se busca poner al servicio de la ciudadanía un consultorio ético en el ciberespacio, y la red Ética segura”.

Al respecto, Ricardo Corredor, presidente del Foro Global para el Desarrollo de los Medios, destacó otra arista del proyecto que tendrá un desarrollo en el Centro Virtual Gabo: la reflexión sobre la desinformación y la manipulación mediática, el respeto a la diferencia en las comunidades digitales y la participación cívica en plataformas virtuales. “Todos los vectores –explica Abello–, el del centro, el trabajo con la ciudadanía, nuestra experiencia con periodismo y temas de ética, se juntaron en un proyecto que vamos a lanzar con el nombre de Convivencia en red”.

Centro Gabo render

El Palacio de la Proclamación acogerá no solo al Centro Gabo, sino a oficinas de la Gobernación de Bolívar.

Foto:

Cortesía FNPI

Las casas de los maestros

Para definir la esencia del centro, sus creadores realizaron muchas entrevistas, comenzando con las consultas a Mercedes Barcha (esposa del escritor) y sus dos hijos. Se acudió a intelectuales, escritores, gestores culturales, otros familiares de Gabo, amigos cercanos y colegas dentro y fuera del país.

De otra parte, se hizo un análisis comparativo de centros similares, como las casas museo de grandes escritores. Por ejemplo, la casa de William Faulkner en Mississippi, la de Mario Vargas Llosa en Arequipa, el centro cultural Borges en Buenos Aires, la casa de Isla Negra (Chile) de Pablo Neruda, la fundación Saramago en Portugal, y muchas más. Se documentaron sus campos de acción, apoyos institucionales, problemas y éxitos.

Y también se estudiaron dos modelos de gestión exitosa en Colombia: el parque Explora y el Teatro Julio Mario Santo Domingo, que han combinado con eficiencia los aportes privados, fondos públicos, ingresos por taquilla, patrocinios, la gestión de proyectos y otras fuentes de financiación.

Como se puede ver, no es solo un homenaje a la carrera de García Márquez.
Es cierto que habrá una profunda cronología de su vida y una transcripción de sus entrevistas, pero la idea es incitar a la investigación, al entorno académico. Para ponerlo en las mismas palabras que el autor pronunció hace 23 años, se trata de promover “una educación, desde la cuna hasta la tumba, inconforme y reflexiva, que nos inspire un nuevo modo de pensar (…) que canalice hacia la vida la inmensa energía creadora que durante siglos hemos despilfarrado en la depredación y la violencia”.

Centro Gabo fachada

Los planos muestran la belleza de la edificación colonial.

Foto:

Cortesía FNPI

En busca de dirección

El Centro Gabo ya está en funcionamiento en internet, pero aún está pendiente la selección de su cabeza. En el equipo de trabajo están los directivos de la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI), junto a la gerente de proyecto, Marcela Falquez, y la coordinadora del proyecto, Mónica Palomino.

Colaboradores como el crítico literario Ariel Castillo trabajan en una profunda cronología de García Márquez y expertos de la Universidad Nacional recopilan todas las tesis de grado sobre la vida y la obra del escritor.

Ya se han hecho trabajos piloto como talleres de periodismo para niños, en el barrio Nelson Mandela, de Cartagena. En esos encuentros no solo se ha capacitado a los menores en tareas informativas, sino que se les han transmitido valores que los ayuden a relacionarse con su realidad compleja y violenta.

JULIO CÉSAR GUZMÁN
Editor de Cultura y Entretenimiento - EL TIEMPO @julguz

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA