De nuevo sin Buckingham / Conexión Sonora

De nuevo sin Buckingham / Conexión Sonora

Cruda y escueta, la noticia decía que Lindsey Buckingham fue despedido de Fleetwood Mac. ¿En serio?

Foto:
04 de mayo 2018 , 10:19 p.m.

Cruda y escueta, la noticia decía que Lindsey Buckingham fue despedido de Fleetwood Mac. ¿En serio?

La verdad ser seguidor de esta legendaria banda obliga a una constante predisposición a que cualquier cosa suceda. Desde estas latitudes nuestra esperanza siempre está puesta en que, en su formación que más nos gusta, o tal vez la única, con Mick Fleetwood, John McVie, Christine McVie, Stevie Nicks y Buckingham, nos vuelvan a regalar un disco, ese que no hacen desde 'Tango in the Night' en 1987.

No es la primera vez que Buckingham se aparta. Lo hizo en medio de tensiones y rencores en ese 87, y durante una década tuvimos alineaciones malucas, primero con los guitarristas Rick Vito y Billy Burnette.

En 1991, cuando Stevie Nicks y Vito se marcharon, con una extraña formación que incluyó al veterano guitarrista Dave Mason (ex-Traffic) y la vocalista Bekka Bramlett. Momento desafortunado, que además en 1994 vio la partida de Christine McVie.

La magia retornó tres años después cuando los cinco regresaron para una gran gira evidenciada en su maravilloso disco en concierto 'The Dance'. La reunión se complementó en 1998 con la inclusión de la banda en el Hall de la Fama del Rock and Roll. Pero Christine volvió a decir adiós, y sin ella el grupo hizo el álbum Say You Will en el 2003, acompañado de una gira que se reflejó en su álbum Fleetwood Mac: Live in Boston, de 2004.

Fueron diez años más para que volvieran en pleno para otro extenso tour. Pero Stevie Nicks fue reticente a que grabaran un nuevo disco. El año anterior Buckingham y Christine McVie hicieron un álbum a dúo, que contó con la batería de Fleetwood y el bajo de John McVie. Algo así como un Fleetwood Mac sin Stevie Nicks.

Buckingham se fue por diferencias en torno a la nueva gira (él quería que fuera en noviembre de 2019). Pero el dinero manda y los cuatro restantes no tuvieron inconveniente en reclutar a Mike Campbell, guitarrista eterno del difunto Tom Petty, y al neozelandés Neil Finn, recordado líder de la banda Crowded House, quien seguro será la voz para los temas clásicos de Buckingham. No tengo nada en contra de estos dos geniales músicos. Pero, para mí, nada qué hacer, Lindsey Buckingham es y será irremplazable.

DANIEL CASAS@danielcasasc

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.